https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

RÉGIMEN CAMBIARIO ESPECIAL Exclusivo: el gobierno apura un decreto para flexibilizar el acceso a dólares para las petroleras que produzcan más hidrocarburos

Funcionarios de Economía y Energía se reunieron este viernes en forma individual con directivos de las principales petroleras del país. Los encuentros continuarán este sábado con representantes provinciales y de sindicatos petroleros. Las autoridades comunicaron por separado los principales puntos de un DNU que se publicará en los próximos días para garantizar el acceso a divisas para que las petroleras que incrementen su producción de hidrocarburos. A los incentivos para el crudo se incorporarán un esquema de promoción para el gas. Los detalles.

Funcionarios del Ministerio de Economía y de la Secretaría de Energía mantuvieron este viernes reuniones individuales con unas 10 petroleras con un único tema en agenda: comunicar a las empresas los ejes centrales de un decreto que llevará la firma del presidente Alberto Fernández y creará un régimen cambiario especial para promocionar la inversión en petróleo y gas. Así lo confirmaron a EconoJournal cuatro fuentes privadas.

La norma se apoyará sobre una palanca central: garantizará el acceso a dólares para los productores que incrementen su oferta de petróleo y gas. En el gobierno existe premura para avanzar cuanto antes con la publicación del DNU. Tanto que la ronda de encuentros continuará este sábado. Hoy será el turno de autoridades de provincias petroleras que integran la Ofephi y de los principales sindicatos del sector. El decreto podría incluso publicarse durante la próxima semana.

Desde lo político, el mensaje de la cartera que conduce Martín Guzmán es claro: en medio de la interna, la intención es mostrar gestión y capacidad de hacer. Tras soportar en el último mes de duros embates del cristinismo para provocar su salida del gobierno, el ministro parece haber resistido y ahora apunta a mostrar una mayor solvencia en una industria que nuclea a varios de los principales empresarios del país como Paolo Rocca (Techint), Marcos Bulgheroni (PAE), Miguel Galuccio (Vista) y Hugo Eurnekian (CGC), entre otros, así como también compañías multinacionales de primer nivel como Shell, TotalEnergies, Chevron y ExxonMobil.

Palanca

El texto que preparan en Economía está conceptualmente en línea con el proyecto de Ley que ingresó en los últimos días en el Congreso impulsada por legisladores patagónicos. También tiene puntos en común con el proyecto de Ley redactado por colaboradores del ministro Martín Guzmán, que fue presentado durante noviembre de 2021. Pero en el trazo fino incorpora cambios sustanciales.

En concreto, el decreto que está terminando de pulir el Ejecutivo trabaja sobre un incentivo centralla posibilidad de acceder al mercado único de cambios (MULC) para las petroleras que incorporen más producción al mercado y, de ese modo, permitan reducir las importaciones de energía que provocan una sangría de dólares en las reservas del Central.

En el gobierno es la siguiente saben que la inversión que se concreta en el país para producir petróleo y gas surge del flujo del negocio existente, es decir, las compañías reinvierten el flujo proveniente por desembolsos pasados. Se cuida lo construido. Pero son muy pocos los casos en los que se ingresan dólares del exterior ampliar el nivel de actividad en nuevos proyectos. El cepo cambiario es la principal traba que impide esa dinámica. Este decreto intentará, desde la óptica gubernamental, resolver parcialmente esa realidad.

Sin definición

En lo que se refiere a los incentivos para extraer más petróleo, el texto establecerá una línea base de referencia y considerará como producción incremental al volumen de crudo que se inyecte por sobre ese parámetro. Aún no está definido qué patrón se utilizará para definir esa línea base. Podría ser la producción acumulada de 2021, pero también de los últimos 12 meses, desde abril de 2021 hasta marzo de 2022, según indicaron tres fuentes privadas sin contacto entre sí. En las reuniones de este viernes, los funcionarios aseguraron que la decisión final sobre este punto se tomará en los próximos días.

Tampoco se precisó el porcentaje de la producción incremental de petróleo y gas sobre el que se podrá acceder libremente a las divisasEs el aspecto fundamental del decreto, por lo que las petroleras están a la espera de conocer el detalle para determinar si el nuevo régimen cambiario será capaz de traccionar inversiones o no.

En el proyecto de Ley que ingreso al Congreso en la última semana y en los borradores de otros proyectos que se trabajaron en Economía se habilitaba el acceso a dólares sobre una alícuota base del 20% de la producción. Pero el decreto que está en redacción podría ser más generoso y autorizar el acceso al MULC sobre un porcentaje mayor de la producción incremental.

En el caso del gas natural, se tomará como línea base la producción comprometida en el Plan Gas.Ar. Por sobre esa curva, se fijará una alícuota sobre la cual las productoras podrán tener libre acceso a las divisas equivalentes.

Aceleradores

Para poder ser beneficiario del nuevo régimen, no se aplicará un monto mínimo de inversión, como se establecía en proyectos anteriores, ni una curva de declinación como existía, por ejemplo, en el Plan Gas I de 2013.

Sí está previsto, en cambio, incluir algunos aceleradores que sumen más beneficios para los privados en la medida que cumplan con algunos requisitos adicionales.

  • Así, por caso, estaría previsto premiar a las empresas con mayor cobertura del mercado doméstico de crudo, aunque sobre este ítem, que favorecerá particularmente a YPF, que es mayor jugador del mercado local de combustibles, no hubo consenso entre las fuentes consultadas.
  • También podría otorgarse mayores beneficios a las empresas que perforen pozos en campos de baja productividad y para compañías que eviten la declinación de yacimientos convencionales. Sin embargo, este medio no pudo confirmar que esos puntos vayan a estar efectivamente incluidos en el decreto final.

Lo que sí está definido es que el cálculo para definir la cantidad de divisas de libre disponibilidad que podrá reclamar cada petrolera se realizará sólo tres o cuatro veces en el año. Fue la forma que se encontró para evitar que el BCRA colapse con pedidos todos los meses. En los hechos, las empresas podrán solicitar la liquidación de divisas sólo una vez cada tres o cuatro meses.  



econojournal