https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Puede la Eurozona sobrevivir sin la energía rusa? Los datos muestran una respuesta clara.

 Los analistas de Allianz han realizado un interesante análisis sobre las posibles repercusiones de una interrupción del suministro del gas ruso. Veamos lo más interesante del informe:

  • La UE puede manejar fácilmente un embargo inmediato sobre las importaciones de petróleo crudo de Rusia.
  • La UE eliminará de forma gradual en los próximos seis meses las importaciones de petróleo ruso, y para final de año de todo producto refinado.
  • Hungría, Eslovaquia y Chequia estarían exentos hasta 2024.
  • Rusia proporciona alrededor de 3 millones de barriles por día (Mbb/d) de petróleo a los mercados globales.
  • Europa podría implementar un embargo de crudo de inmediata.
  • La OPEP podría sustituir toda la producción de crudo rusa si aumenta su producción promedio al nivel del segundo semestre de 2018. Hay capacidad disponible para que esto se pueda realizar en un plazo de uno o dos meses.
  • Noruega, EE.UU. y Reino Unido podrían suministrar 500.000 barriles día adicionales a Europa en el corto plazo.
  • La UE podría aprovechar primero sus reservas estratégicas y volver a llenarlas posteriormente.
  • Un embargo requeriría cierta redistribución de los estados miembros con una baja dependencia del petróleo ruso a aquellos con una alta dependencia.
  • Si tal redistribución no es posible de inmediato, algunos países, como Hungría y Eslovaquia, podrían evitar un embargo desde el principio


capitalbolsa