https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Plazo fijo calesita: de qué se trata la inversión que promete un 90% de rendimiento

 

Un reconocido asesor financiero dio a conocer su recomendación para sacarle todo el jugo posible al plazo fijo UVA. El esquema, lo bautizó "plazo fijo calesita", es una alternativa para ahorristas conservadores.


Los plazos fijos UVA se convirtieron en la mejor herramienta para resguardarse de la inflación. Ante la disparada de precios en los últimos meses, los pequeños ahorristas se volcaron a esta alternativa como complemento del atesoramiento de dólares.

En ese contexto, un reconocido asesor financiero dio a conocer su recomendación para sacarle todo el jugo posible a la herramienta. El esquema, lo bautizó "plazo fijo calesita", es una alternativa para ahorristas conservadores . Los plazos fijos UVA tienen un plazo mínimo de 90 días para pagar el ajuste por inflación. Pero hay dos tipos de plazos fijos UVA:

Pre cancelables: a 90 días, pagan inflación más 1% y en caso de pre cancelación, pagan una tasa anual del 41%.

En segundo lugar, están los plazos fijos que se pueden realizar a un plazo mayor a 90 días y abonan una tasa anual del 0,25%.

El economista Salvador Di Stéfano planteó a IProfesional un esquema tipo "calesita" y según el analista, permite una rentabilidad anual de casi el 90%. Cómo es el procedimiento:

A modo de ejemplo, imaginamos una inversión de $ 300.000:

1. Constituimos un plazo fijo UVA pre cancelable a 90 días de $100.000.

2. Constituimos otro plazo fijo UVA a 120 días $100.000.

3. Por último, constituimos un tercer plazo fijo UVA a 150 días $100.000.

4. Es cierto que, durante los primeros 89 días, no tenemos ningún vencimiento, pero, a partir del día 90, comienza a vencer el primer plazo fijo, el cual, nuevamente, renovaremos a 90 días.

5. Al día 120 vence el segundo plazo fijo, el cual también renovaremos a 90 días.

6. Por último, al día 150, vence el tercer plazo fijo que renovaremos a 90 días.

"De esta forma armamos una calesita, cada 30 días nos vence un plazo fijo ajustado por inflación, con la inflación acumulada del período pactado. Este nos dará una tasa más alta a la inflación, si es que capitalizamos intereses", planteó Di Stéfano.

"Supongamos una tasa de inflación del 68% para los próximos 12 meses, esto implicaría una tasa de inflación trimestral del 17%. Si acumulamos los intereses, en un año, obtendremos una tasa del 87,4% anual", sumó el economista.

"Lo interesante de esta calesita es que todos los meses tendremos vencimientos, en la primera etapa con intereses equivalente a la inflación acumulada de 90 días, 120 días y 150 días y, a partir del cuarto mes, intereses equivalentes a la inflación de 90 días. A esto hay que sumarle los intereses según el plazo fijo pactado", argumentó el analista.

Según Di Stéfano, "es una inversión muy interesante, que es muy buena para armonizar con otros productos".

"Por ejemplo, si tenés títulos públicos, tomar una caución con estos títulos a una tasa del 48% anual y colocar dicho dinero en plazos fijos UVA, a través de los cuales podrías obtener un máximo de tasa del 87,4% anual, siempre y cuando la inflación se siga comportando como en los últimos meses.

"Podés hacer miles de combinaciones. Es una inversión excelente y ayuda a perderle miedo al peso. En los últimos años esta inversión le ganó holgadamente a la evolución del dólar MEP, Contado Con Liqui y dólar blue", aclara Di Stéfano.



ambito