https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La iglesia también libra una guerra en Ucrania

 Los líderes de la rama central de la iglesia ortodoxa en Ucrania rompieron formalmente con la jerarquía en Moscú, ampliando el cisma en una iglesia que ya estaba dividida antes de la invasión rusa de Ucrania. El Consejo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana dijo que no estaba de acuerdo con la posición que el patriarca Kirill I, líder del Patriarcado de Moscú de la Iglesia Ortodoxa Rusa, había asumido sobre la guerra, según un comunicado publicado en la página de Facebook del consejo la pasada semana.

El patriarca Kirill ha bendecido repetidamente a las fuerzas militares rusas que invaden Ucrania. Debido a que él es el líder espiritual de la iglesia en ambos países, muchos de los ucranianos que mueren bajo el ataque son sus seguidores. También ha evitado condenar los ataques contra civiles.

Hasta ahora, la Iglesia ortodoxa ucraniana había mantenido formalmente su lealtad a Moscú.

La iglesia ha estado bajo el ala del Patriarcado de Moscú durante siglos, y su partida disminuirá notablemente el tamaño del rebaño del patriarca porque los ucranianos asisten a la iglesia en mayor número que los rusos.

Pero no está claro cuántos de los obispos y parroquias en Ucrania seguirán el ejemplo del consejo, o cuántos intentarán quedarse con Moscú, escribió Sergei Chapnin, un erudito religioso ruso que ha estado en los Estados Unidos desde la invasión.

Vladimir Legoyda, el portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, se negó a comentar sobre la ruptura y escribió en su canal de Telegram que la iglesia no había recibido ninguna notificación formal de la iglesia ucraniana. Acusó a las “fuerzas externas” de tratar de destruir la unidad de la iglesia.

Antes del anuncio del viernes, aproximadamente la mitad de las 45 diócesis de la Iglesia ortodoxa ucraniana ya habían dejado de mencionar al patriarca Kirill en sus servicios de oración, el primer paso hacia una ruptura formal. Cientos de sacerdotes ortodoxos en Ucrania firmaron recientemente una carta abierta exigiendo que el patriarca Kirill se enfrente a un tribunal religioso por la guerra.

Las disputas dentro de la iglesia, que pueden durar siglos, giran en torno a cuestiones complicadas de doctrina y autoridad. La iglesia en Ucrania ha estado luchando con una división interna desde 2014, el año en que Rusia anexó Crimea y provocó una guerra separatista en el este de Ucrania.

Cada una de las 15 ramas de la iglesia ortodoxa disfruta de una soberanía significativa, y el principal guía espiritual de la ortodoxia oriental, el patriarca ecuménico de Constantinopla, tiene mucha menos autoridad que el Papa, por ejemplo.

Sin embargo, en 2019, el patriarca Bartolomé, el líder mundial de la ortodoxia oriental, otorgó la independencia, llamada “autocefalia”, a una iglesia en Ucrania que anteriormente no estaba autorizada. Más de la mitad de las parroquias de Ucrania rechazaron la decisión y permanecieron bajo la jurisdicción de Moscú.

Fuente: Propia - The New York Times.

Lacartadelabolsa