https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Pentágono coordinó con una empresa china de drones para conseguir la primera ciudad totalmente vigilada de América

 Traducido de RioTimesonline por TierraPura.org

El programa de aviones no tripulados de Chula Vista no se hizo realidad de la noche a la mañana. Por el contrario, el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias gubernamentales se coordinaron con los fabricantes chinos de drones y con actores sin escrúpulos de la Gran Tecnología y han implementado el programa a lo largo de varios años.

Dentro del área metropolitana de San Diego, la segunda ciudad más grande, con unos 275.000 habitantes, ha entrado en los libros de historia. Chula Vista no ha curado el cáncer ni ha descubierto la energía perpetua. En cambio, su huella en la historia será oscura al convertirse en la primera ciudad de Estados Unidos totalmente vigilada por drones espías.

“En términos per cápita, probablemente sea la ciudad más vigilada del país, o una de las más vigiladas”, afirma Brian Hofer, director ejecutivo del grupo de defensa de la privacidad Secure Justice, con sede en Oakland. “Prácticamente en el momento en que sales de tu casa y te mueves en tu vida diaria, serás etiquetado y rastreado por alguna agencia de la ley, aunque probablemente nunca hayas sido sospechoso de ninguna fechoría”.

El programa de aviones no tripulados de Chula Vista no se hizo realidad de la noche a la mañana. Por el contrario, el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias gubernamentales se coordinaron con los fabricantes chinos de drones y con actores sin escrúpulos de la Gran Tecnología y han implementado el programa a lo largo de varios años.

“El Departamento de Seguridad Nacional de la Ciudad de San Diego colabora con más de 20 organizaciones regionales para aplicar el PPI. Además de la EDC, los socios incluyen la ciudad de Chula Vista, Cape, AirMap, Qualcomm, AT&T, el Consejo Militar del Gobernador de California, la Oficina del Gobernador de California para el Desarrollo Empresarial y Económico (GoBiz), Uber, UC San Diego Health, Intel, GE Ventures, y otros”, anunció la ciudad en 2018.

En 2020, mientras los ciudadanos temerosos rogaban al gobierno por una seguridad que nunca llegó, aceptaron de buen grado esta atroz invasión de la privacidad.

The Free Thought Project informó sobre este problema en 2020, y desde entonces, ha empeorado mucho. Al igual que las autoridades chinas, la policía de California equipó los drones con altavoces para indicar a la gente qué hacer durante la pandemia.

“El departamento está considerando una estrategia para utilizar altavoces montados en drones para comunicarse y llegar a las poblaciones vulnerables en áreas inaccesibles de la ciudad, como los grandes cañones urbanos con campamentos de personas sin hogar”, dijo el Departamento de Policía de Chula Vista en un comunicado de prensa cuando comenzaron a espiar a los ciudadanos las 24 horas del día. “Las personas sin techo son especialmente vulnerables a la actual pandemia, y su seguridad y bienestar son importantes para detener la propagación de la enfermedad”.

La empresa que fabrica los drones no tuvo ningún problema en admitir el carácter “orwelliano” de dicho programa.

“Lo que vimos en China, y lo que probablemente veremos en todo el mundo, es el uso de drones con cámaras y altavoces para ver si la gente se está reuniendo donde no debería estar y decirles que se vayan a casa”, dijo Spencer Gore, director ejecutivo de la empresa estadounidense de drones Impossible Aerospace. “Parece un poco orwelliano, pero esto podría salvar vidas”.

Sin embargo, como aprendimos rápidamente, el lugar más seguro era el exterior, y las probabilidades de contagiarse de coronavirus de alguien al aire libre son nulas. ¿Pero el gobierno dio marcha atrás y puso fin al programa tras conocer estos hechos? Por supuesto que no.

En cambio, después de gritar a los ciudadanos a través de los altavoces montados en los drones en marzo de 2020, exactamente un año más tarde y toda la ciudad sería totalmente vigilada por el programa de drones, marcando una primicia en la historia de Estados Unidos.

En marzo de 2021, el CVPD volvió a hacer historia al ser el primero en Estados Unidos en obtener la autorización de la Administración Federal de Aviación (FAA) para lanzar desde cualquier lugar de la ciudad. CVPD formó más grandes asociaciones con el Southwestern College y el Hotel Ayers en las partes orientales de la ciudad para agregar dos sitios de lanzamiento adicionales. Con la adición de los dos nuevos sitios de lanzamiento, DFR ahora tiene cobertura en toda la ciudad y puede cubrir gran parte de la zona geográfica de Chula Vista.

Después de que las autoridades promocionaran los drones como una red de seguridad privada, la policía cambió de marcha y ahora afirma que ayudan a “desescalar situaciones que de otro modo serían desconocidas”.

“Los agentes pueden ver entonces, ‘¿Es este un individuo armado? ¿Se trata de alguien que se pasea por la calle? ¿Necesito responder en la zona, o sería mejor que me quedara atrás?” dijo la jefa de policía de Chula Vista, Roxana Kennedy.

Además de la inquietante naturaleza orwelliana de este programa, también hay un problema importante con los datos de estos drones, uno tan grande que el Pentágono no los toca. En 2017, el Departamento de Defensa señaló los drones de DJI por motivos de seguridad, afirmando que “DJI Science and Technology está proporcionando datos de infraestructuras críticas y de aplicación de la ley de Estados Unidos al gobierno chino.”

“La gente no se da cuenta de la profundidad del espionaje chino y de que aprovechan cualquier oportunidad”, dijo Jim Lewis, investigador del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en DC y bipartidista. “Nos enfrentamos a la mayor batalla de espionaje que jamás hayamos tenido con China. La forma de hacer espionaje ha cambiado. Se ha trasladado en gran medida a la tecnología y a los dispositivos digitales”.

Como hemos visto con otras medidas orwellianas como los escáneres de matrículas y las cámaras de vigilancia, este programa de drones no se quedará únicamente en Chula Vista, y otros estados ya han iniciado programas similares.



tierrapura