https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alemania planteó dudas sobre si Argentina puede frenar la inflación y pagarle al Club de París

 Se lo planteó el canciller alemán Olaf Scholz al presidente Alberto Fernández en Berlín. No hubo avances en torno al estancado acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. 

El diálogo de alto nivel que han protagonizado este miércoles en Berlín el presidente Alberto Fernández y el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, ha dejado definiciones en contra de Rusia por su invasión a Ucrania, pero también arrojó algunas perlitas sobre las dudas europeas respecto de la Argentina, su presente y su futuro. 

Fernández llegó a las 8.27 (hora argentina), junto a la comitiva oficial, a Berlín. Allí se reunió durante una hora con el canciller alemán, quien ha sucedido en el poder a una de las líderes políticas más destacadas del siglo XXI, Ángela Merkel.

En el encuentro, Scholz le agradeció al presidente Fernández por la “determinación” con la que la Argentina apoyó la condena a Rusia en el seno de las Naciones Unidas y en otros foros internacionales.

Y el argentino dijo que el país no puede aplicar sanciones económicas sobre Rusia porque la relación política y comercial es “casi inexistente”.

QUÉ DIJO ALBERTO FERNÁNDEZ EN ALEMANIA

En una conferencia de prensa posterior, Fernández lamentó el modo en el que la guerra está repercutiendo negativamente en América y en África, donde la seguridad alimentaria se pone en riesgo.

“Debemos encontrar caminos que cuanto antes pongan fin a esta guerra que se lleva vidas y que es objetivamente inmoral. Después del padecimiento que el mundo ha vivido con la pandemia, es inmoral desatar una guerra que se sigue llevando vidas”, dijo el argentino.

Scholz coincidió con Fernández sobre que el primer ministro ruso, Vladrimir Putin, debe poner cuanto antes el ataque ruso contra Ucrania.

Ante ello, Fernández dijo: “Este no es un conflicto entre la OTAN y Rusia, ha trascendido esos límites y está afectando a todo el mundo. Y el mundo no puede mirar impávido las consecuencias que la guerra está generando”.

El presidente argentino también expresó que la Argentina cree que lo peor que le podría pasar al mundo es volver a un sistema bipolar, porque esto generó mucho atraso. “Hay que respetar la normativa internacional que rige la globalización en la que vivimos. Y la democracia es una condición esencial”, sostuvo.

LAS DUDAS DE ALEMANIA

Scholz le preguntó a Fernández en Berlín cómo prevé contener la inflación en Argentina. “En Europa sabemos muy bien lo difícil que es implementar reformas profundas”, dijo el alemán.

Luego destacó el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional y consideró que la Argentina es un “socio fiable”.

No obstante, el canciller alemán le expresó a Fernández su preocupación por la demora de la Argentina en un acuerdo de pago con el Club de París.

“Le garanticé un trato igualitario que a los acreedores argentinos”, reveló el argentino luego en la conferencia de prensa.

Fernández comentó que la Argentina es hoy un reservorio de lo que el mundo está demandando, porque es productora de alimentos y de energía. “Queremos proveer al mundo de gas licuado. Estamos desarrollando una enorme planta de hidrógeno verde. Son posibilidades para llevar energía a otras latitudes”, dijo.

ACUERDO MERCOSUR – UNIÓN EUROPEA

El estancado acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea fue otro tópico de debate. Según Fernández, el acuerdo se frustró no solo por debates ambientales que Argentina comparte con Europa, sobre todo sobre el cuidado de la Amazonía, sino por el proteccionismo europeo.

“Lo que en verdad debemos discutir es ver cómo actuamos frente al proteccionismo de ciertos sectores de la economía europea, que es lo que más dificulta el acuerdo. Y, en segundo lugar, las asimetrías económicas que existen entre Europa y América Latina, que con la pandemia y con esta guerra siguen profundizándose”, dijo el argentino.

Según Fernández, hay que empezar los acuerdos por lo político, lo cultural, lo científico y lo tecnológico, por todo aquello que efectivamente vincula a los dos continentes y los saca del debate proteccionista que algunos países plantean.

El viernes Fernández verá en París a Emmanuel Macron. Allí ambos debatirán nuevamente sobre el estancado acuerdo de libre comercio.

Scholz fue escueto. Solo dijo que “saludaría que hubiera más avances a este proceso, porque es un acuerdo importante y sería un gran progreso”.