https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Qué ventajas ofrece el modelo de “IT como servicio”


Beneficios y facilidades de un jugador local de última generación


Por qué conviene upgradear la tecnología informática a través de un servicio y no como inversión. Qué beneficios brindan los modelos de pago por uso on-premises para mejorar el plan de negocios.


La IT es la tecnología de la información. En lo cotidiano tiene que ver con las computadoras que hay dentro de una empresa y los datos que circulan a través de estos dispositivos. Está vinculada con el hardware y el software que funcionan en una organización.


Además de las PC que utilizan los empleados, las compañías pueden contar con un servidor. El software y los archivos de las empresas se encuentran en estos equipos, que son capaces de atender pedidos y devolver respuestas acordes.


Dentro del software se incluyen desde el sistema operativo, como puede ser Windows, a los diferentes programas y aplicaciones. Por otro lado, las organizaciones tienen aparatos como impresoras y escáneres, que también son parte de sus recursos de hardware.


Aquí bien puede entrar en juego el IT como servicio o “ITaaS”, del inglés “IT as a service”. En pocas palabras, este modelo de consumo permite mejorar la productividad de una empresa a partir del manejo más eficiente que un tercero puede aportar a su ámbito IT.


Ventajas del modelo IT como servicio

El modelo de IT como servicio habilita una serie de procesos que benefician directamente a las operaciones de negocio, clientes, empleados y el propio sector IT. El personal de esta área, por ejemplo, cuenta con mayor soporte para implementar soluciones.


De esta manera, el ITaaS representa una alternativa superadora al modelo on-premises, la propuesta tradicional que desarrolla un abordaje únicamente in-situ del hardware y software de la organización.


Cuando a este planteo de infraestructura local se le añaden las ventajas del modelo de IT como servicio, se lo denomina modelo híbrido. Para comprender esta combinación se deben considerar las particularidades de los servicios en la nube.


Beneficios de los modelos híbridos

En los últimos años se consolidó la solución cloud. Entre otros avances, esta tecnología liberó a las empresas de la necesidad de mantener un servidor dentro de sus instalaciones. Al adoptarla, pudieron trasladar su información a un datacenter situado en otro punto.


Sin embargo, determinados negocios aún pueden beneficiarse de un sistema on-premises, porque esta clase de modelo permite avanzar sobre una configuración más focalizada de los recursos, además de que brinda mayor control y seguridad sobre las cargas de trabajo.


En virtud de ello, cada vez más organizaciones optan por sostener estas ventajas y sumarles todas las prestaciones de los servicios en la nube, como por ejemplo la flexibilidad derivada del pago por uso y en cuotas, o la oportunidad de escalar en cualquier momento.


A la par, los modelos híbridos liberan a las compañías de las dificultades asociadas con el rápido avance de las herramientas informáticas, como el riesgo de adquirir equipos que puedan quedar obsoletos, o la posibilidad de sobreinvertir por falta de conocimiento sobre este tipo de dispositivos.


Opciones de pago por uso on-premises

En el país es posible acceder a tecnología de última generación a través del servicio GreenLake de Hewlett Packard Enterprise (HPE), un modelo de pago por uso on-premises facilitado por su partner estratégica en Argentina, la tecnológica DataCloud.


Sobre esta opción, el CEO de DataCloud Diego Malaspina comenta que “representa una respuesta integral para las pymes que buscan optimizar sus negocios, porque vía HPE pueden incorporar equipamiento de alta tecnología, sin perder el tiempo en cuestiones como el mantenimiento o las actualizaciones”.


Los modelos híbridos abren un abanico de posibilidades en todos los aspectos relacionados con el ahorro y la contratación mediante propuestas elásticas, estrechamente vinculadas con el volumen de uso y el desempeño de la empresa, así crezca constantemente o requiera cambiar de escala durante su desarrollo.


Otro de los puntos fuertes de esta combinación surge de la calidad de atención que las proveedoras pueden brindar al tratarse de un servicio, en claro contraste con la adquisición aislada de equipamiento, por caso fuera de garantía.


A la hora de buscar una solución digital para los negocios siempre conviene prestar atención al tipo de continuidad que se le va a dar”, advierte Malaspina.


Y en ese sentido el CEO de DataCloud concluye: “Es importante lograr un vínculo robusto entre el prestador y el departamento IT del cliente, con contacto permanente para tratar desde los procesos diarios a cualquier tipo de eventualidad”.