https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Otro papelón Por un error de la Unidad Médica, el hijo de Alberto Fernández fue fotografiado “antes de nacer”

 La oficina oficial de Casa Rosada se equivocó al informar la hora en la que nació Francisco, por lo que el niño se transformó, al menos en los papeles, en un "viajero del tiempo". La administración oficial y un sinfín de errores no provocados.


Finalmente, y tras una estratégica campaña de anticipación llevada adelante por el equipo de prensa de Casa Rosada, nació Francisco, el hijo de la pareja entre el presidente Alberto Fernández y la primera dama, Fabiola Yáñez. Feliz, el presidente publicó una fotografía de las huellas del pie del recién nacido, con la frase “Estamos inmensamente felices. Bienvenido a la vida”, acompañada al pie.

Sin embargo, un error de coordinación entre el hospital de la Unidad Médica Presidencial transformó a Francisco en uno de los primeros viajeros del tiempo. Un nuevo yerro en una administración que ya pareciera acostumbrada a las metidas de pata.

En efecto, la oficina que administra las cuestiones médicas del matrimonio presidencial emitió un comunicado en el que afirmó que “Fabiola Yáñez ingresó pasada la medianoche al sanatorio Otamendi con contracciones de parto sin progresión del mismo, por lo cual se efectuó una operación cesárea. Naciendo a las 1.22 un bebé de sexo masculino con un peso de 3.510 gramos”.

Sin embargo, la fotografía del presidente, rubricada por el propio sanatorio Otamendi, indica que Francisco nació a la 1.21 de la mañana, hora en que se tomaron las huellas digitales que, como suele ocurrir en los recién nacido, se lleva a cabo a través de los pies.

De este modo, las huellas digitales y la posterior fotografía de los pies de Francisco, al menos oficialmente, fueron tomadas cuando aún el niño no había nacido. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)