https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los mercados nerviosos luego que Brainard diera su discurso

 Durante su discurso en un evento, la gobernadora de la Reserva Federal y futura vicepresidenta del organismo aprovechó para recordar a Paul Volcker, el presidente de la Fed en los años 80 que se vio obligado a subir las tasas de interés para contener los precios, lo que provocó una recesión económica en EE.UU.

Lael Brainard, gobernadora de la Reserva Federal (Fed) y futura vicepresidenta del organismo monetario, asustó este martes a los mercados. La banquera central, considerada una ‘paloma, al ser una de las más firmes defensoras de la política pro-estímulos de la Fed durante los últimos años, se volvió un ‘halcón’.

Durante su discurso en un evento, aprovechó para recordar en primer lugar a Paul Volcker, el presidente de la Fed en los años 80 que se vio obligado a subir las tasasde interés para contener los precios, lo que provocó una recesión económica en EE.UU.

«Hace cuarenta años, Paul Volcker señaló que la inflación galopante ‘sería la mayor amenaza para el crecimiento continuo de la economía… y, en última instancia, para el empleo'», aseguró Brainard. Toda una declaración de intenciones sobre la estrategia futura que seguirá la Fed en los próximos meses.

Combatir la inflación

«Brainard ‘sorprendió’ a los inversores tras declarar que la Fed está totalmente centrada en combatir la inflación y que está dispuesta a comenzar a reducir su balance tan pronto como «en mayo» y, lo que es más importante, «a un ritmo acelerado».

«En principio, el mercado espera que la Fed comience por no reinvertir el importe de los bonos que venzan, lo que le permitiría ir drenando la liquidez del sistema de forma paulatina, en línea con lo que hizo en 2017. Sin embargo, las declaraciones de Brainard parece que apuntan a la posibilidad de que la Fed opte incluso por comenzar a vender parte de sus activos», explican desde Link Securities.

Brainard afirmó que «bajar la inflación es nuestra tarea más importante, manteniendo una recuperación que incluya a todos». Sus palabras se situaron en línea con las del presidente de la Fed, Jerome Powell, que espera controlar la inflación sin provocar una recesión. Algo que muchos dudan que sea posible, sobre todo en el escenario actual (guerra de Ucrania, confinamientos masivos en China), plagado de variables que la Fed no puede controlar.

En este sentido, Brainard afirmó que «la invasión rusa de Ucrania es una tragedia humana y un evento geopolítico sísmico. El shock mundial de suministro de materias primas asociado con las acciones de Rusia sesga los riesgos de inflación al alza y se espera que exacerbe los altos precios de la gasolina y los alimentos, así como los cuellos de botella en la cadena de suministro en los sectores de bienes. También es probable que los recientes bloqueos de Covid en China extiendan los cuellos de botella».

Tasa más altas

Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote, comenta que el mercado «ya está preparado» para tasas de interés más altas, pero «los comentarios sobre una reducción potencialmente agresiva del balance fueron los que empañaron el estado de ánimo del mercado».

«Dado que la recuperación fue considerablemente más fuerte y más rápida que en el ciclo anterior, espero que el balance se reduzca considerablemente más rápido que en la recuperación anterior, con límites significativamente mayores y un período mucho más corto para introducir los límites máximos en comparación con 2017 –19», explicó Brainard.

Su previsión es que «el efecto combinado de los aumentos de tasas y la reducción del balance lleve la política monetaria a una posición más neutral a finales de este año, dependiendo de cómo evolucionen las perspectivas de inflación y empleo».

Brainard reconoció que las condiciones financieras en Estados Unidos ya se están endureciendo desde principios de año (los intereses de las hipotecas a 30 años han aumentado 100 puntos básicos en apenas unos meses). Así, añadió que «está atenta a las señales de la curva de rendimiento en diferentes horizontes y a otros datos que podrían sugerir mayores riesgos a la baja para la actividad».

Inversion de curva de tasas

Recordamos que la inversión de la curva de tasas en USA entre los bonos a dos y diez años está cerca de producirse y que siempre que sucedió esto, la economía americana terminó cayendo en recesión durante los 6-18 meses posteriores. En este sentido, los analistas de Deutsche Bank anticiparon que se producirá una recesión durante «el cuarto trimestre de 2023 y el primer trimestre de 2024».

Brainard, Powell y el resto de los miembros de la Fed afirman que ‘esta vez será diferente’, pero la realidad es que encaran un escenario económico muy incierto con variables que escapan de su control. Y el mercado lo sabe.

Fuente: Bolsamanía