https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La minería de litio de Tesla, una “integración vertical” real

 Gene Munster habla acerca de la incursión de Tesla en la minería de litio, calificando el movimiento de verdadera “integración vertical” 


Los planes de Tesla  para extraer y refinar litio directamente a escala es un verdadero ejemplo de integración vertical en una organización, según la información de la CNBC publicada el domingo, citando a Gene Munster, analista fundador de la firma de capital de riesgo Loup Ventures.


Lo que ha sucedido

El CEO Elon Musk tuiteó el viernes que Tesla podría extraer y refinar litio directamente a escala debido a los precios vertiginosos del metal, un ingrediente clave utilizado en la fabricación de baterías para coches eléctricos.


“No me sorprende… esta es una verdadera integración vertical”, ha afirmado Munster.


“En última instancia, [es] una comprensión de lo que se necesita para construir un coche, una computadora sobre ruedas, de cara al futuro. Este es un paso más allá de eso”.


Munster ha expresado que ninguno de los fabricantes tradicionales del sector ha seguido el mismo enfoque.


Musk planteó anteriormente la idea de que Tesla extraiga su propio litio.


“Creo que hay una alta probabilidad de que finalmente vayan allí”.


Por qué es importante

Tesla estuvo entre los primeros fabricantes de coches el mes pasado en anunciar aumentos significativos de precios. Los precios del níquel se han disparado hasta máximos históricos en medio de la escasez de suministro que ha provocado la guerra entre Rusia y Ucrania. Los precios del litio también se han disparado.


La empresa no está sola, ya que los fabricantes tradicionales de todo el mundo se apresuran a asegurar el suministro de materias primas que se utilizan para fabricar baterías para coches eléctricos.


Se espera que la demanda de litio y níquel se dispare a medida que las economías y las empresas globales hagan el cambio a los coches eléctricos. Los precios de los principales metales utilizados para fabricar baterías ya se han disparado hasta nuevos niveles récord.


Foto cortesía de: Tesla