https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EL SUEÑO DEL 0KM, CADA VEZ MÁS LEJANO PARA LOS JÓVENES

 

En un contexto donde los autos son cada vez más caros, los jóvenes ven menos necesario tener uno propio y eligen las apps de movilidad para transportarse por la ciudad.

Por Patricia Jebsen, Gerente General de Beat en Argentina. 

 

En la Argentina, el sueño del 0km parece estar cada vez más lejano. Con un salario real que año tras año no logra ganarle a la inflación, acceder a un auto nuevo resulta cada vez más difícil, en especial para quienes quieren ingresar al mercado por primera vez, en su mayoría jóvenes sub 35 años, que suelen tener los salarios más bajos en el mercado laboral. 

 

Si bien los motivos económicos tienen una gran implicancia en la dificultad de las nuevas generaciones para acceder a un 0km, hay cuestiones asociadas a la relación que estas tienen con los autos y la movilidad. Hoy en día, muchos jóvenes ven al auto como un medio de transporte más, y no tienen como objetivo principal lograr comprar uno. Por un lado, por los costos que implica, y, por el otro, porque prefieren invertir su dinero en otras cosas, como viajes o experiencias que, sin ser ni más ni menos importantes, les resultan más interesantes, optando por otros métodos para transportarse.

 

Según el Índice de Precios del Sector Automotor de SIOMAA S.A, en febrero de 2022, un auto nuevo valía un 69% más que el año anterior. Si hablamos de los sueldos, según el Índice de Salarios del INDEC, los mismos aumentaron en enero de 2022 un 3,8% mensual y un 54% interanual, lo cual nos muestra que los salarios quedaron un 15% detrás del aumento en los precios de los vehículos. 

 

Además de los aumentos de precios, los modelos de gama de entrada escasean por falta de producción, habiendo más disponibilidad de pickups o autos de alta gama. Esta situación dificulta aún más el acceso a los planes de financiación, por esta escasez y porque muchos de los ahorros de los argentinos no están dentro del sistema financiero formal, y afecta a quienes intentan acceder a un primer 0km.

 

La generación sub 35 es justamente la que más utiliza las apps de movilidad para trasladarse por la ciudad. En Beat, el 41% (aproximadamente 1 millón) de los usuarios pasajeros tienen entre 18 y 34 años, siendo el mismo segmento al que le resulta más difícil, y tampoco le parece una prioridad, acceder a un auto nuevo. 

 

Sin embargo, la necesidad de moverse ya sea a sus trabajos, a las instituciones educativas, encuentros con familia o las salidas con amigos sigue siendo una de las prioridades del día a día que nos lleva a tomar decisiones. Y sin dudas, los últimos dos años de contexto mundial de pandemia modificaron nuestros hábitos y lo siguen haciendo a medida que retornamos a la movilidad pre pandemia. Según una encuesta realizada desde Beat a los usuarios pasajeros, antes del año 2020 y la cuarentena por Covid-19, el 75% elegía trasladarse al trabajo en transporte público. Con la reapertura de las oficinas, un 20% afirmó que ya no eligen este medio y optan por otras formas de moverse. 

 

En simultáneo, esto tuvo un impacto en los hábitos de uso de las apps de movilidad. El 79% de los pasajeros encuestados afirman que utiliza ahora este método para ir a su lugar de trabajo, siendo esta la opción de transporte que más creció en su uso post aislamiento. De los mismos encuestados, solo el 41% viajaba al trabajo con apps de movilidad antes de la pandemia. Este crecimiento también responde a las transformaciones en las modalidades de trabajo, que antes era principalmente presencial en oficinas y ahora muchas empresas se volcaron a modelos híbridos o 100% remotomos. Al hacer menos salidas, y más planificadas, las personas pueden optar por aplicaciones como Beat para viajar de forma segura y cómoda, evitando amontonamientos, especialmente en las horas pico. Para diciembre de 2022 esperamos que el tráfico en las apps de movilidad se quintuplique.

 

El futuro apunta a un crecimiento continuo de la tecnología al servicio de las soluciones de movilidad. Si bien, poco a poco, estamos regresando a nuestras viejas rutinas, la aspiración del auto propio queda cada vez más obsoleta. Las personas, y en especial los jóvenes, prefieren evitar los costos de tener un auto y utilizar estas soluciones al alcance de la mano y un clic de distancia al momento de transportarse.