https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El kirchnerismo pone en marcha en el Senado la ofensiva para reformar la Corte Suprema

 Comienza una nueva ofensiva del kirchnerismo contra la Justicia. El Senado de la Nación empezará a debatir este miércoles una serie de proyectos de ley que introducen modificaciones a la conformación de la Corte Suprema de Justicia nacional, incluido el aumento del número de sus integrantes.

El debate en el Senado es la reacción del sector del oficialismo que responde a Cristina Kirchner al fallo de la Corte Suprema que declaró inconstitucional la conformación que tenía hasta ahora el Consejo de la Magistratura y terminó con el titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti, como presidente del organismo encargado de seleccionar a los jueces y removerlos.

La avanzada cristinista iniciara este miércoles con un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia. En principio, la intención es armar una agenda para llevar adelante una serie de audiencias a las que asistirán especialistas en Derecho.

El oficialismo busca combinar tres proyectos, y en unas semanas tener un dictamen para llevar al recinto del Senado. El Frente de Todos, con la ayuda de aliados, contará con los votos necesarios para aprobar la iniciativa en la Cámara Alta, sin embargo, tendrá serias complicaciones para hacer lo mismo luego en Diputados.

Uno de los expedientes en estudio fue motorizado por el puntano Adolfo Rodríguez Saá, que integra el flamante bloque Frente Nacional y Popular de la Cámara alta (dentro del Frente de Todos), y propone ampliar de 5 a 9 la cantidad de jueces de la Corte, como también federalizar el máximo tribunal con el nombramiento de jueces por regiones.

Otra de las iniciativas bajo estudio fue presentada por la senadora nacional por La Rioja Clara Vega -últimamente funciona como aliada del oficialismo- y consiste en la aplicación en la Corte de la paridad de género entre varones y mujeres.

Otro proyecto es el del representante de Juntos Somos Río Negro y habitual aliado del Frente de Todos, Alberto Weretilneck, cuya principal característica es que eleva a 16 el número de jueces de la Corte Suprema.

Entre sus objetivos, el proyecto del exgobernador rionegrino también incluye garantizar y promover la paridad de género y una representación del federalismo en el máximo tribunal del Poder Judicial de la Nación.

Desde Juntos por el Cambio adelantaron que estas iniciativas, en caso de prosperar en la Cámara alta, no contarán con el aval en la Cámara de Diputados. Así sucedió con la Reforma Judicial, la del Ministerio Público Fiscal y, en estos momentos, sucede con la reforma del Consejo de la Magistratura tal como la aprobó el Senado a principios de mes.