https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Desesperados de hambre, ciudadanos chinos saltan de sus balcones hacia la muerte tras política ‘Covid 0’ del pcch

 Traducido de The Gate Way Pundit por TierraPura.org

Después de que la China comunista comenzara a aplicar una política de “COVID CERO”, reinstaurando las restricciones de “seguridad” más onerosas en el país desde que comenzó la pandemia fabricada hace más de dos años, los ciudadanos chinos están desesperados por conseguir alimentos y otros productos de primera necesidad hasta el punto de que muchos de ellos se están suicidando.

La capital financiera de China, Shanghai, comenzó lo que se anunció como un cierre de ocho días el 28 de marzo, pero desde entonces ha aplicado una cuarentena indefinida en toda la ciudad.

Las personas confinadas en sus casas están desesperadas por conseguir alimentos tras semanas de bloqueo.

En los vídeos que circulan por las redes sociales se ve a los residentes chinos gritando desde las ventanas de sus apartamentos que se mueren de hambre.

“Nos estamos muriendo de hambre”, se oye gritar a una mujer.

“Llevamos mucho tiempo sin comer”, grita un hombre.

Un residente de otro apartamento mostró una nevera sin comida en un balcón.

Las muertes por suicidio en Hong Kong han alcanzado un “nivel de crisis” en medio de la quinta ola de COVID-19 de la ciudad, según el Centro del Jockey Club de Hong Kong para el Suicidio y la Prevención de la Universidad de Hong Kong.

La investigación recopilada por el grupo muestra que el índice de suicidios en China registró 4,03 muertes al día durante un periodo de siete días entre el 11 y el 18 de marzo, rondando entre 11 y 12 casos de muerte por suicidio por cada millón de personas, lo que supera la marca de nivel de crisis de 3,56 en su análisis continuado, informa Independent.

“Los investigadores afirman que el actual repunte podría deberse al aislamiento bajo las normas de distanciamiento social de Covid, impuestas por el gobierno”, señala la publicación.

Unas imágenes publicadas la semana pasada en China muestran a una pareja arrojándose por una ventana hasta morir.

Las fuerzas de seguridad con trajes de protección patrullan las calles las 24 horas del día para secuestrar, agredir y encarcelar a los residentes que son sorprendidos infringiendo la cuarentena.

Incluso los residentes chinos asintomáticos o con una infección leve son aislados de las personas no infectadas en los campos de concentración improvisados.

Un vídeo publicado en los pabellones estatales de China, donde también escasean los alimentos y los recursos, muestra a decenas de personas peleando por el agua, la comida y los limitados suministros.

Cientos de bebés y niños pequeños han sido separados de sus padres por las tiránicas autoridades chinas después de dar positivo en el COVID con resultados de pruebas de PCR poco fiables.

“Si el niño es menor de siete años, esos niños recibirán tratamiento en un centro de salud pública”, dijo el lunes Wu Qianyu, funcionario de la Comisión Municipal de Salud de Shanghai. “Para los niños mayores o adolescentes… los estamos aislando principalmente en lugares [de cuarentena] centralizados”.

China incluso está utilizando el COVID-19 para justificar la tortura y el asesinato de mascotas.

Mientras tanto, en Estados Unidos, una pluralidad de votantes demócratas son partidarios de amplios mandatos de COVID, incluyendo obligar a los estadounidenses no vacunados a permanecer en cuarentena en sus casas “en todo momento, excepto en caso de emergencia.”