https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

De wallets, smart contracts, NFT y digital commerce en el front de la web 3 - Por Marcos Pueyrredon

 


Imagen de portada de la newsletter

A esta altura, temer por el futuro más cercano para el ecommerce es como dudar si una tienda online es o no rentable. En la columna de hoy les cuento cómo podría ser (y cómo está siendo) el camino hacia la descentralización de los negocios, y cómo se adaptarán a ello las marcas y retailers del digital commerce.

Cuando recibí el Rolex que me regaló mi papá, con él vino un certificado de propiedad que es casi como un papiro, además de un sin fin de recuerdos y experiencias. El reloj tiene tanto o más peso sentimental que el mismo valor monetario, pero sin dudas ese valor podré averiguarlo si alguna vez quisiera venderlo. Sin embargo, esa carga emocional sólo queda en mi porque, aunque lo cuente y mi relato quede grabado en la memoria de alguien, esa emoción es solo mía.

¿Qué pasaría si pudiera crear un repositorio de emociones adjudicadas a ciertos objetos? No es acaso, salvando las distancias, lo que estamos haciendo hoy con nuestros ecommerce y ese afán por crear experiencias de compra superadoras en donde los consumidores vuelvan a consumir en una marca satisfechos por lo que sintieron, lo que les hicimos sentir, por el valor emocional de aquello que se quedan, pero que una vez que lo obtienen se perderá hasta la próxima experiencia.

¿No es, además, lo que tantos publicistas cranean tras adjudicar un claim al producto insignia que además de representar los valores de la marca, dejen una huella en quienes lo consumen?

Claro, si un ecommerce lograse tanto retorno del consumidor congruente con la conversión, y en relación con las emociones que le provocan el producto y la forma en la que lo obtuvieron, pues tendríamos ante nosotros un caso de éxito sin igual. 

El asunto aquí es que en este mundo, por ahora, nos ocupamos de aceitar la maquinaria creadora de satisfacciones espontáneas. Empero, no falta mucho más para que los ecommerce que se apoyan en los pilares del digital commerce que son Tecnología, Marketing 360, Operación y Logística y Atención al cliente, y que son parte de las estrategias de las marcas y retailers, empiecen a enfrentar los nuevos dogmas post Covid-19: Big Data + Marketing Predictivo + Unified Commerce + Collaborative Commerce

Este enfrentamiento no es más ni menos que la antesala del Metaverso. Y qué es el Metaverso sino el front de la web 3. 

Les advierto que dominar estos dogmas a nivel arte es, cuanto menos, un requisito para atravesar el portal.

Les recomiendo que lean esta columna en una de las ultimas entregas de esta newsletter semanal sobre => Los "Cuatro Dogmas" del Digital Commerce que las marcas y retailers no tienen que olvidar

Vender y poseer, dos caras de la misma moneda (o un mismo NFT)

Vamos a lo cierto, las marcas y retailers quieren vender y si alguien asegura que esto pasará en el Metaverso, en la tienda online, en un marketplace o en una peatonal céntrica, pues ahí estaremos dando batalla. 

El hecho es que la pandemia nos presentó una realidad diferente, no es blanco o negro, ni tampoco es gris. Es un híbrido que contempla al todo como fuerza mayor ante un objetivo más sostenible que el propósito de vender y es el de satisfacer al cliente.

Esto que tuvimos que aprender a la fuerza y que nos obligó a aprender a desaprender, es el mismísimo ejercicio de la web semántica inmersa en una economía creativa. Un lugar en donde confluyen todos los puntos de un cuadro en perspectiva.

Los retailers que han hecho una transformación apoyados en las cuatro claves del digital commerce (indicadores KPI, capacidades multicanales centradas en el cliente, más el capital humano y su profesionalización, más la experiencia de compra positiva) hoy están listos para el siguiente paso, porque de eso se trata madurar de forma sostenible, de manera de saber cómo sostener en el tiempo esa rentabilidad adaptándonos a los tiempos que corren.

Hoy se trata de vender, pero también de poseer. En la web 3, los ecommerce tienen la oportunidad de darle un segundo valor a los productos, aquel que cierra el círculo -o lo continúa en infinito- traspolando las emociones a las experiencias construidas. Uniendo el esfuerzo del digital commerce y las nuevas prácticas del marketing semántico.

Para ser más claros, si el reloj de papá, el mismo que viene acompañado de un certificado, además fuera un NFT, ese token contendría también un historial en datos que podría pasar de generación en generación revalorizándolo, pero sobre todas las cosas haciendo que la experiencia sea parte de esa transmisión.

¿Pueden visualizar el potencial de esto? Digo, si los ecommerce hoy trabajaran en la presencia que debieran tener en el front del Metaverso y además de vender en tienda física y online, subieran sus productos (o tokens) a un marketplaces de NFT dándole mayor sentido de unicidad a los productos, pero además con el peso de su historial siendo parte del contrato… Les puedo asegurar que está sucediendo.

Ahora, mientras leen este artículo y revisan sus estrategias de marketing digital para vender más, también deberían pensar en la otra cara de la moneda: ¿por qué los consumidores querrían poseer aquello que ofrecen? ¿solo porque lo necesitan o pueden darle un sentido más a esa transferencia?

Nota: Para aquellos que aun no tienen muy en claro que es son los NFT o Non Fungible Tokens en este video tienen una muy buen explicacion e introducción acerca de que son los NFTs y como estos usan a la tecnología blockchain para poder registrar la propiedad de un activo digital, altamente recomendable y dura menos de 9 minutos :-)

No es un verso

Está bien, dejemos de hablar de lo intangible -¿acaso no pasaba algo similar hace una década atrás con el comercio electrónico?- hablemos de lo concreto: Existe una realidad ya explorada que paso a paso lleva a todas las industrias hacia la web 3, eso es innegociable.

Están pasando dos cosas importantes y evidentes (digo, para desmitificar eso de lo “intangible”):

Primero => El marketing digital es adaptable, los que rechazamos los cambios somos las personas. Pero quienes se profesionalizan a la altura de los contextos, pueden estar un paso antes de que el digital commerce lo requiera. 

El marketing digital cambiará aún más de lo que hemos visto en estos dos últimos años, y esto es necesario porque el marketing de hoy se basa en la data y en los datos que las personas entregamos en la gran red, pero a diferencia del marketing digital que está mutando, las personas cada vez más querrán ser dueñas de sus datos. ¡Qué decirles al respecto! Simplemente, cuidado con comerse las cookies porque les puede dar una "indigestión sin retorno", ja y quedo casi chistoso!! 

Segundo => El sentido de una wallet ya está cambiando, no son como las que los bancos dieron a conocer, sino que serán contenedores de algo mucho más valioso que el dinero: los datos. Sí, otra vez, los datos en criptomonedas, NFT, ADN humano o como quieran llamarlo, pero aquello que marcará la trazabilidad de cada token desde su aparición y hasta su olvido, si así fuera.

Dentro de poco (insisto, ya está sucediendo) todo será factible de tokenizar: una historia clínica, un tuit, una maniobra de ajedrez o un reloj Rolex y toda su historias/experiencias y porque no sentimientos que provoco o pueda provocar.... 

Todo, en esta vida, tiene un valor superior al que le atribuye el vil metal. De una vez por todas estamos siendo parte de un acto dramático y es aquel en donde, por fin, las cosas comenzarán a valer por su trazabilidad que será, todo aquello para lo cual nos hemos preparado pero, ya ven, desmenuzado en infra mínimos procesos que correrán a una velocidad sorprendente y que estarán en servidores ultra capaces de leer lo que esta humanidad está haciendo.

Pero como dije, estamos en el camino hacia el front de la web 3. Si no dan ese paso, tal vez nunca sepan de lo que se pierden. 

Los invito a seguir cada capítulo del Magazine Semanal Colaborativo de la Industria del Digital Commerce en donde abordamos estos temas en profundidad, además de nuestra cita en el Tour eCommerce Day 2022, siendo el eCommerce Day Chile Blended [Professional] Experience el próximo encuentro, del 27 al 29 de abril.