https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dato sorprendente: saldos financiados con tarjeta de crédito suben a niveles pre pandemia

 Luego de la abrupta caída registrada en febrero, en el último mes se registró un abrupto salto en los montos financiados, que tocan niveles récord


La financiación de los pagos de las tarjetas de crédito en pesos muestran en marzo un salto muy importante frente los meses anteriores, ya que con un total de $191.000 millones es la cifra más alta de toda la serie. Ya llegó a niveles pre-pandemia.

Es que si se compara este monto con los anteriores, pero ajustados por inflación, se debe retroceder hasta el inicio de la pandemia para encontrar una cifra superior, ya que en igual mes de 2020 se financiaron $232.000 millones a precios de hoy.

Asimismo, es un 38% más que el promedio de los doce meses precedentes.

Al analizar el nivel de las compras con tarjetas se observa que supera 5% promedio el registro de la pre-pandemia

Financiación de las tarjetas de crédito: cambio de tendencia

Según advierte el indicador de consumo BBVA Research Big Data, en los primeros 13 días de marzo, al analizar el nivel de las compras con tarjetas se observa que supera 5% promedio el registro de la pre-pandemia (medido en pesos constantes).

Es decir, el consumo apunta una mejora aunque con signos de debilidad, lo cual representa un cambio frente a lo que venía sucediendo en los meses anteriores.

En efecto, según consigna el informe del BBVA "el detalle de los consumos con tarjetas durante enero y febrero de 2022 pone en evidencia que los clientes realizaron más cantidad de compras, pero por montos que no crecen en términos reales y que se mantuvieron en niveles similares a los del primer bimestre de 2020".

En cuanto a los rubros que crecieron en términos reales, se destacan los relacionados a turismo y recreación en sus diferentes variantes, mientras que los que hacen a la vida cotidiana, como alimentos o combustible, muestran cierto retroceso.

De esta manera y aunque en forma acotada, pues el aumento apenas supera el 7%, se retoma la senda de crecimiento iniciada en abril de 2021 y que se extendió a lo largo de diez meses en forma consecutiva, pero que se vio interrumpida abruptamente en febrero, cuando se redujo un 35% frente a igual mes del año anterior.

Cambios en la forma de pagar las deudas

Según fuentes privadas cercanas al sector de procesamiento electrónico de pagos, se estima que un 70% de las personas con cuentas bancarias cambiaron su forma de comprar y pagar, en particular desde el inicio de la pandemia

En apenas dos años, pero con mayor profundidad a lo largo de 2021, se registró un progresivo abandono del efectivo y un acelerado crecimiento en el uso de billeteras virtuales y en particular todo lo relacionado con los códigos QR.

s
Un 70% de las personas con cuentas bancarias cambiaron su forma de comprar y pagar

Sobre este punto, un estudio de la Fintech Ualá sostuvo que el año pasado más de 1,2 millones de personas decidieron digitalizar efectivo a través de agentes de cobranza extrabancarios como Pago Fácil o Rapipago, siendo esta una tendencia que se afianza con el paso de los meses.

De hecho, en marzo los pagos con códigos QR superaron las 63.000 operaciones diarias y ya implican un movimiento mensual de unos $1.500 millones, con un ticket que en promedio ronda los los$ 2.000.

¿Qué dicen los balances de los bancos?

Luego de los dos primeros meses del año, cuando los consumos con tarjetas de crédito cayeron en forma abrupta, el cierre de marzo muestra una recuperación de esta forma de financiación.

Según la consultora First Capital Group, los datos correspondientes al mes pasado muestran que las las operaciones con tarjetas de crédito habían alcanzado al último día del mes los $1.371 millones, lo cual significa un aumento de un 4,8% respecto al cierre del mes pasado. Este porcentaje prácticamente triplica al obtenido en febrero cuando el saldo apenas se incrementó un 1,6 por ciento.

No obstante, el crecimiento interanual llegó al 44% y el del último trimestre es del 8,9%, ambos valores que se posicionan por debajo de la inflación de ambos períodos. La duda de los analistas reside ahora que pasará de ahora en más, teniendo en cuenta dos factores clave: el efecto inflacionario y la falta de ajuste de los límites de compra y de financiación, al tiempo que ofrecen otras opciones. 




iprofesional