https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Coca Cola en máximos, ¿oportunidad de compra?



Imagen de portada de la newsletter

Coca Cola, a diferencia de otras grandes empresas de la bolsa de EEUU, se encuentra en máximos históricos. ¿A qué se debe tal premio? ¿Es una oportunidad de compra? En esta nota te cuento todos los detalles.

Antes de seguir, te quiero dejar el gráfico semanal de Coca Cola:

No alt text provided for this image

Coca Cola no es una empresa más. Es reconocida por su estabilidad y madurez, siendo líder en su industria. Además, supo renovarse a tiempo, adquiriendo preponderancia en el mercado de vida saludable.

Su gran solidez financiera le permite sostener una de las principales características de su acción: los dividendos. Los ha pagado de manera consistente a lo largo del tiempo. 

Al día de hoy, los dividendos representan casi un 3% sobre el valor de la acción. Es un gran atractivo para los accionistas, que pueden contar con ese flujo en una de las acciones más representativas y estables del mercado.

Mercado actual

Coca Cola pudo recuperarse luego de la pandemia. Tengamos en cuenta que, prácticamente, la mitad de las ventas totales de la empresa se realizan en lugares públicos. Lógicamente, por el Covid y las restricciones, las ventas cayeron.

En 2021 los indicadores marcaban datos sumamente auspiciosos, con mejoras en todos los aspectos. En el último trimestre del año, las ventas alcanzaron los USD 2410M, muy por encima de los USD 1460M informados en el último trimestre de 2020.

Coca Cola Zero registró fuertes ventas, con un crecimiento superior al 10%. Sin duda, el crecimiento de los otros productos ajenos a la Coca Cola regular fueron importantes. Tal es el caso de las bebidas nutritivas, jugos y lácteos, que crecieron a un ritmo del 11%. Además, el rubro de bebidas deportivas, café y té registró un aumento del 12%.

Siguiendo con su política de expansión, Coca Cola adquirió, el año pasado, BodyArmor, un proveedor de bebidas deportivas, por un monto cercano a los USD 5.500M. 

De esta forma, suma un competidor más frente a Gatorade, la bebida deportiva líder de PepsiCo. Vale aclarar que el liderazgo de Gatorade se está debilitando. A inicios de 2020, dominaba el 72% del mercado de bebidas deportivas. Ahora, la participación es del 68%.

La impronta de Coca Cola es innegable. Posee más de veinte marcas que generan, como mínimo, USD 1.000M en ventas anuales. Y cinco de ellas están dentro del top 10 de las mejores bebidas del mundo. Además, vende sus productos en todo el mundo, a excepción de Corea del Norte y Cuba.

No alt text provided for this image

¿Es una buena idea de compra?

Sin duda, ha sido una acción que supo revalorizarse con el correr de los años. Claramente no obtuvo rendimientos promedio superlativos, tal como varias empresas tecnológicas, pero fue constante a lo largo del tiempo.

Aunque vale la pena aclarar lo siguiente: que Coca Cola sea una empresa estable y madura no quiere decir que sus acciones no puedan caer. Por eso, quien desee invertir en Coca Cola debe considerar que no es una buena idea comprar y mantener la acción de manera indefinida.

Si no me creés, prestá atención a estos datos. Desde la crisis de las “punto com”, cayó un 57% en 10 años y recién superó los niveles previos en 2016, más de 17 años después. Y aclaro que esto es en términos nominales, si contemplara la inflación habría tardado mucho más.

Y, como si fuera poco, en julio de 2020, 22 años después, tenía el mismo valor nominal que previo a la crisis mencionada.

Así que hay que tener cuidado con la estrategia utilizada. Coca Cola está en máximos históricos y por algo es. Tiene fundamentos y razones para seguir sosteniéndose. Pero si el mercado cae de forma violenta, seguramente sufrirá. A operar con cuidado y siempre con un plan de salida.

Para terminar, te quiero invitar a descargar gratis un informe que elaboré para que puedas prepararte para el 2022. Allí encontrarás otras 7 ideas concretas con alternativas realmente sorprendentes, que presentan una gran relación riesgo-retorno.