https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cepo al café: por falta de dólares, alertan que pronto puede haber desabastecimiento

 Ante la barrera para importar, se verán afectados aquellos consumidores que compran café soluble, en grano, molido y hasta cápsulas. Cuadro de situación


Por la falta de dólares en el Banco Central, en las próximas semanas podrían cortarse las importaciones de café. Las principales empresas del sector se declararon en emergencia y plantearon una negociación de último minuto con Miguel Angel Pesce, titular de la entidad monetaria para evitar el desabastecimiento.

Con el café no hay vueltas: la Argentina importa el 100% de lo que se consume. Son alrededor de 45 millones de toneladas anuales. A razón de un kilo por habitante por año. Mucho menos que los finlandeses, que consumen seis veces más, y se convirtieron en los más tomadores de café.

Ocho de cada diez kilos de café llegan desde Brasil. El resto se reparte entre Colombia, mayormente, y desde Costa Rica y hasta de Perú.

Al Banco Central le da lo mismo de dónde provengan los granos. La cuestión principal es que no dispone de las suficientes divisas para atender el pedido de las compañías cafeteras.

El punto clave es lo sucedido con el precio del café en los mercados internacionales. Como sucedió con otras materias primas, el valor explotó durante los últimos meses. De un año a hoy, el precio se duplicó en dólares.

Los principales motivos: una dramática caída en la cosecha de Brasil por las heladas y también la sequía, que estropearon la producción.

s
Ocho de cada diez kilos de café llegan desde Brasil. El resto se reparte entre varios países

Por falta de dólares para importar, podría haber desabastecimiento de café

En ese contexto, también influyó que tanto Europa como Estados Unidos incrementaron exponencialmente el consumo de café después de la pandemia. Algo que en menor medida también sucedió en la Argentina. A tal punto que, acá, la ingesta de café ya se encuentra por encima del nivel prepandemia.

Según el Indec, el precio del paquete de café molido de medio kilo aumentó 85,5% en los últimos 12 meses: de $275 a $510. Está claro que el valor puede ascender por encima del promedio en los próximos meses.

Bajo este escenario de crecimiento del consumo, las empresas importadoras le pidieron al Banco Central la cantidad de dólares necesarios para importar el café. Alrededor de u$s300 millones.

Según los empresarios, el BCRA sólo les habilitaría la mitad de lo que precisan. Es decir: la misma cantidad de divisas que el año pasado, que hoy en día apenas serviría para comprar la mitad de café que el año pasado, dado el explosivo incremento del precio de la materia prima a nivel internacional.

Esta semana habrá una nueva reunión, que en la industria del café suponen será decisiva para el sector.

s
Desde el mes pasado, el BCRA administra junto con la AFIP el otorgamiento de divisas para los importadores

El Banco Central busca evitar el sobre stockeo de los importadores

La advertencia corre para todos los gustos: aquellos consumidores que compran café soluble, en grano, molido y hasta las cápsulas.

La respuesta del Banco Central es similar a lo que sucede con otras industrias que reclaman divisas para operar.

Desde el mes pasado, el BCRA administra junto con la AFIP el otorgamiento de divisas para los importadores. En un intento por evitar un sobre stockeo de mercadería por parte de los importadores, algo que fue común en los últimos dos años, ante la expectativa de una devaluación.

Esa dinámica, entre otras cosas, secó de divisas al Banco Central. Ahora, ajustada la administración en el marco del acuerdo con el FMI, algunas industrias se quejan por el riesgo de desabastecimiento que, aseguran, se les viene encima.



iprofesional