https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tasas de interés: por qué para el mercado la suba es inminente y cómo puede afectar al dólar

 El mercado apuesta a una nueva suba de tasas del Banco Central tras difundirse inflación de febrero. ¿De cuánto sería el nuevo ajuste, según los analistas?

El Banco Central (BCRA) anunciaría esta semana una suba de tasas de interés, tras conocerse la inflación de febrero, según espera el mercado

Los analistas de mercado prevén que el BCRA subiría esta semana la tasa de política monetaria y de los rendimientos de los plazos fijos en línea con el objetivo pactado en el memorándum de acuerdo con el FMI: que el tipo de interés sea positivo en términos reales.

La expectativa es que el directorio de la entidad monetaria tome esa decisión en la reunión que mantendrá el próximo jueves 17 de marzo. Los expertos plantean que la definición vendrá tras conocerse las cifras de inflación de febrero que difunde este martes 15 de febrero el INDEC, y que según los cálculos de consultoras privadas rondaría el 4%.

Al respecto, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, manifestó en declaraciones radiales: "Veremos cuál es la estimación a futuro de la inflación, agregándole el dato de febrero, y ahí tomaremos una decisión con respecto a la tasa de interés".

Miguel Pesce anticipó que el BCRA
Miguel Pesce anticipó que el BCRA "tomará una decisión" sobre las tasas tras conocer la inflación de febrero.

Una inflación que impulsa la suba de tasas

En este contexto, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, expresó a iProfesional que "teniendo en cuenta que la inflación se va a ubicar por encima del 4% en febreroprobablemente el BCRA va a tener que reacomodar su tasa de interés y así mostrar que se va a honrar el compromiso del nuevo acuerdo".

"Probablemente, el cambio en la política monetaria se realice el jueves 17 de marzo, posterior al conocimiento de la inflación de febrero. Así lo hizo en los cambios de tasas recientes", subrayó.

En sintonía, el economista de EconViews Alejandro Giacoia manifestó: "Creemos que la inflación de febrero estará por arriba del 4%. E respuesta a esto, es probable que el BCRA vuelva a subir la tasa" y "no descartamos que sea esta semana o la próxima". "Más aun considerando que la inflación, lejos de moderarse, podría ser todavía más alta en marzo", alegó.

Nery Persichini, de GMA Capital, también evaluó que "si la inflación se aleja mucho de lo que espera el mercado (REM 3,9% y mediciones privadas 4,5% para febrero), es muy probable que el BCRA lleve adelante otra suba de tasas para que el rendimiento real de los pesos no se rezague aún más".

"Esto tiene más sentido ahora que el acuerdo con el FMI está en discusión y va camino a aprobarse", afirmó.

El Banco Central subiría esta semana la tasa tras saberse inflación de febtrero, según apuesta el mercado
El Banco Central subiría esta semana la tasa tras saberse la inflación de febrero, según apuesta el mercado.

Tasas, precios y FMI: ¿cuál será la referencia?

En el memorándum de acuerdo con el FMI, el BCRA se comprometió a "mantener una tasa de política monetaria efectiva positiva en términos reales", teniendo en cuenta "indicadores coincidentes y prospectivos de inflación".

En este sentido, los analistas de Facimex Valores plantean que "no está claro si las tasas reales se medirán en relación a los objetivos de inflación del programa o a las expectativas".

"Esto es crucial ya que la tasa de política monetaria y la Badlar superan a la meta de inflación del programa, pero no a la inflación de los últimos meses o las expectativas para este año", destacaron. Y es que en el acuerdo con el FMI contempla un rango de inflación para este año de 38% a 48%, mientras que en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) difundido por el BCRA a principios de marzo los analistas proyectan que el índice de Precios al Consumidor en 2022 será de 55%.

Para Fernando Baer, economista senior de Quantum Finanzas, "el mecanismo de ajuste de tasas será en base a la expectativa de inflación (a definir) y la posición de reservas, entre otros". Y agregó: "Es decir, la pauta de inflación del 48% se podrá tener en cuenta al inicio, pero mensualmente se irá tomando seguramente la expectativa del mercado REM, con algún ajuste y como avance el programa financiero / acumulacion de reservas".

Por su parte, Menescaldi coincidió en que "no está claro en los papeles enviados el FMI cuál es la inflación que se observa, si es la core (núcleo) u otra". "No obstante, Pesce indicó la semana pasada en la Comisión de Diputados que la determinación de la tasa de interés está basada en un modelo interno del BCRA, que entendemos que sigue la evolución de los precios núcleo de la economía del mes previo y la tasa implícita del mes siguiente de los futuros del tipo de cambio", comentó Menescaldi.

Tasa de interés: los expertos ya anticipan de cuánto será la suba.
Tasa de interés: los expertos ya anticipan de cuánto será la suba.

A su vez, Giacoia concordó en que "el acuerdo no aclara cuál es exactamente la inflación que se tomará para el cálculo". "Usualmente se usa la inflación esperada de los próximos 12 meses, o un promedio", indicó.

Para el analista financiero, Christian Buteler, "pesa mucho más en la forma de elegir por donde se mueve (la tasa), la expectativa del REM que el rango (de inflación) pactado con el FMI".

¿Cuánto subiría la tasa de interés?

El BCRA elevó, en lo que va de 2022, dos veces la tasa de interés: la primera alza fue el 6 de enero, cuando tras más de dos años de permanecer planchada en 38%, se aumentó dos puntos el rendimiento de la Leliq a 40% anual, y a 39% el rendimiento de los plazos fijos a 30 días de las personas físicas.

Tras conocerse el dato de inflación de enero, que fue del 3,9%, el BCRA dispuso el 17 de febrero una suba de casi 2 puntos de las tasas de rendimiento de los depósitos a plazo fijo, y aumentó a 42,5% la de las LELIQs a 28 días.

Así, el nuevo piso se elevó a 41,5% anual para los plazos fijos a 30 días, lo que representa un rendimiento de 50,4% de tasa efectiva anual (TEA). En tanto, para el resto de los depositantes del sistema financiero la tasa mínima garantizada se estableció en 39,5% (con una TEA del 47,5%.

Sobre cuál sería la magnitud de la nueva suba de tasas, en Facimex Valores esperan un alza "de 150 puntos básicos tras el dato de inflación de febrero". Y añadieron: "Aunque esta podría no llegar si las tasas se fijan contra las metas del programa".

Menescaldi especuló que "es factible una nueva suba de 200/250 puntos básicos, consistente con una inflación de 3,6/3,7% mensual. Es decir todavía (una suba de tasa) algo por debajo de la inflación pero cercana".

Varios analistan atan la magnitud de la suba de tasas al nivel de inflación que se divulgue para el último mes.
Varios analistan atan la magnitud de la suba de tasas al nivel de inflación que se divulgue para el último mes.

Suba de tasas: por qué es importante para el dólar

De igual visión, el analista Gustavo Ber juzgó que "resulta probable, tras el dato de esta semana (de inflación) y la estimación de posible aceleración, que el BCRA pudiera impulsar una nueva suba de tasas del orden de los 200 puntos básicos, en busca de seguir recorriendo el camino hacia los rendimientos reales positivos".

"Dicha estrategia, junto a la aceleración del crawling-peg, viene despertando un creciente apetito hacia el carry-trade, una reducción de la brecha, y un clima de mayor calma cambiaria, aún en un contexto externo de mayor cautela y con tironeos políticos internos", resaltó .

Ber aseguró que "el principal motor para el mayor apetito por colocaciones en pesos es que los dólares financieros se han venido desinflando, por lo cual una nueva suba de tasas sería una vez más una señal positiva para la calma cambiaria".

Asimismo, Giacoia estimó que "la suba podría estar en torno a los 2 puntos", similar a los dos ajustes anteriores.

Para Buteler, "dado los aumentos de precios que siguen habiendo en marzo, con el nuevo incremento en el valor de los combustibles puede ser que el BCRA suba algo más la tasa para estar más en línea con la inflación que puede venir".

Una suba de la tasa sería una señal positiva para la calma cambiaria, según analistas
Una suba de la tasa sería una señal positiva para la calma cambiaria, según analistas

Expectativas de devaluación "apaciguadas"

En ese contexto, Buteler calculó que "en caso de tener la perspectiva de que marzo sigue siendo otro mes malo y que la inflación también se acercaría a 4 %, puede llegar a subir la tasa 2 puntos, pero no creo que mucho más allá de eso".

Es que el analista explicó que "uno de los objetivos de la tasa es que la gente no se vaya al dólar, pero voy la divisa viene cayendo fuertemente, o sea que por ese lado el BCRA no ve la necesidad de subir la tasa".

Persichini concordó que "a diferencia de otras ocasiones, esta vez el recorte de la brecha y las condiciones internacionales (mayor inflación en el mundo y monedas de socios más apreciadas) apaciguaron las expectativas de devaluación.  Así, en el margen, el BCRA podría ser menos duro que en el pasado".

Por su parte, Emiliano Anselmi, líder del equipo de Macroeconomía de PPI analizó que el consenso del mercado "está parado en un 4,1% de inflación general" para febrero. "Si el dato supera este umbral, vemos probable que el BCRA suba la tasa de política monetaria unos 150/200 puntos básicos al menos", pronosticó.

Para Anselmi, "habrá que estar atentos al dato de inflación núcleo (que es la inflación subyacente, ya que excluye productos regulados y estacionales)". Según su visión, "la única chance de que el BCRA decida no subir la tasa de interés si la inflación general se ubica en el rango 4,2/4,5%, es que la inflación núcleo dé muy por debajo, como sucedió en enero (la inflación general fue 3,9% y la núcleo fue 3,3%)".

No obstante, enfatizó que "relevamientos de alta frecuencia privados indican que la inflación general habría estado alrededor de 5% y la inflación núcleo levemente por debajo", por lo que "de confirmarse estos guarismos, no habría lugar para que el BCRA postergue un nuevo ajuste de la política monetaria".

Suba de precios en combustibles y granos por la guerra que presiona a la inflación no ayuda a lograr tasas reales positivas
Suba de precios en combustibles y granos por la guerra que presiona a la inflación no ayuda a lograr tasas reales positivas

¿Habrá este año tasa real positiva?

Giacoia resaltó que "el vaso medio lleno es que no estamos tan lejos de estar en un nivel de tasa real positiva luego de las dos subas que realizó en el año".

"Igualmente, todavía queda espacio por recorrer para alcanzarla si miramos las proyecciones de inflación para la segunda mitad del año", acotó.

Al respecto, Buteler aseveró que "el tema de la guerra no ayuda" a conseguir el objetivo de tasas reales positivas porque impulsa "una suba de precios por el lado de commodities y combustibles, y eso es un problema que no estaba en la agenda en el momento que se armó el plan con el FMI".

"Si la guerra termina relativamente pronto, con lo cual los commodities empezarían a aflojar un poco, y se cumple con las metas pactadas con el FMI (de reducción del déficit y financiamiento monetario), deberíamos tener un segundo semestre con inflación mucho más baja y ese objetivo de tasa positiva se podría lograr", vaticinó.

Asimismo, Menescaldi sostuvo que "hay que ver el comportamiento general de los precios, veo difícil que eso se logre en el corto plazo".

"Sólo si se afianza la economía y se crece de manera sostenida y si la inflación desacelera, quizás la podríamos llegar a ver. Algo que no prevemos en el corto plazo", auguró.

Por su parte, Ber afirma: "Creo que será difícil, por el impacto en la actividad. Lo más probable es que las tasas sigan negativas pero cada vez menos, y dicha dinámica puede ser suficiente para los inversores mientras se extienda una relativa calma cambiaria".

El FMI pidó tasas positivas y se espera que el BCRA actúe en consecuencia.
El FMI pidó tasas positivas y se espera que el BCRA actúe en consecuencia.

Tasa del Tesoro

Para Buteler, "el que tiene que liderar la suba de tasas no es el BCRA, sino el Tesoro, que es el que está necesitando pesos".

"Es el Tesoro el que necesita absorber pesos y por las limitaciones que vos tenés con el BCRA por el acuerdo con el FMI, que nada más te podes financiar al 1% del PBI. Entonces, necesita sí o sí adquirir fuertemente más dinero en el mercado".

De esta manera, Buteler opinó que "hoy en día, la suba de tasas debería venir más por el lado de las licitaciones que hace el Tesoro que por la tasa de política monetaria que maneja el BCRA".

Con igual visión, un informe de Quinquela fondos planteó que "la política de tasas de interés es muy importante para fomentar la demanda real de dinero y para contener la presión sobre el tipo de cambio oficial y sobre la brecha, pero no solo eso, también es importante para lograr cerrar la brecha que todavía hay en el Programa Financiero del Tesoro 2022".

"El Ministerio de Economía necesita salir a captar el equivalente a 2 puntos del PBI de nuevo financiamiento para, junto con el aporte del BCRA y los fondos del FMI y otros Organismos Internacionales, cubrir el 100% de las necesidades financieras", precisó.

"Aquí es donde vemos que pueden existir novedades en las próximas semanas", auguró.

El análisis argumentó que "la expectativa actual de suba de la tasa de interés le juega en contra a los instrumentos a tasa de mayor duration, que necesariamente se ven penalizados en su precio".


"La opción que puede estar volviendo en las próximas licitaciones es la tasa variable, donde se mitiga el riesgo de suba de tasas" concluyó.



iprofesional