https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Reestructuración de deuda y leve caída del riesgo país

 Apesar de que el Gobierno selló el acuerdo con el FMI, este lunes el riesgo país bajó menos de 60 puntos básicos y se ubicó por encima de los 1.740 puntos. Según los analistas, este indicador no es más que un síntoma de que los mercados consideran que el país aún no despejó la probabilidad de una nueva reestructuración de deuda en el mediano plazo.

El primer día hábil luego de la aprobación final del Directorio del FMI, ya con un nuevo acuerdo con el Club de París para posponer el próximo vencimiento y con la reestructuración de los bonistas sellada hace un año y medio, el riesgo país bajó apenas: pasó de 1.798 a 1.746 puntos básicos. Nada parecido a la caída de 1.000 puntos (de 2.120 a 1.101) que se produjo entre el 9 y el 10 de septiembre de 2020, cuando se confirmó el acuerdo con los privados en dólares.

Esto se debe a que, aun así, Argentina no logró evitar el riesgo de que a mediano plazo sus bonos vuelvan a caer en default. Básicamente, aseguró el analista financiero Gustavo Ber, el problema es que, a pesar del acuerdo con el Fondo, los operadores financieros creen que Argentina no esquivó el riesgo de una nueva reestructuración de deuda durante los próximos años.

El analista Christian Buteler agregó: “La realidad es que acordar con el FMI o renegociar con el

no soluciona el problema de cómo pagar los bonos cuando llegue el vencimiento. Para cambiar eso, Argentina necesita volver a tener acceso al crédito internacional para poder rollear la deuda. Hoy los bonos siguen siendo tan impagables como hace quince días”.

Un punto intermedio

“El mercado mira este acuerdo como un punto intermedio y un programa poco agresivo, sobre todo considerando que no contiene reformas estructurales ni plazos superiores a los habituales, por lo que no despeja incertidumbres de mediano plazo”, añadió Leandro Ziccarelli, economista del CEPA.

Tanto él como Ber coincideron: la probabilidad de una nueva reestructuración es tan alta que ni siquiera hace falta tener en cuenta la guerra en Ucrania para entender el porqué de este valor del riesgo país. De hecho, el propio FMI admitió el “riesgo exponencialmente alto” del programa y la posibilidad de una “recalibración” el mismo día en que se aprobó el acuerdo.

En este escenario, y con este nivel de riesgo país, el acceso al crédito internacional seguirá cerrado para Argentina. “No hay incentivos para invertir en un bono local porque en estos doce meses no hay pagos importantes de interés, entonces es preferible hacerlo en bonos menos riesgosos”, consideró Buteler.

Ziccarelli describió un círculo vicioso: “Uno de los puntos del acuerdo es el riesgo de que Argentina no logre recuperar el acceso a los mercados al mediano plazo y cómo eso pone en riesgo a todo el acuerdo mismo”. Dado ese contexto, “es natural que los bonos no superen paridades de 30%, 40% o 50%, con lo cual va a haber un riesgo país de 1.500 o 1.600 puntos en el mediano plazo”.

Fuente: BAE