https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

RECLAMÓ MÁS FONDOS PARA SU ÁREA Martínez se pliega a La Cámpora y busca responsabilizar a Guzmán por la deficiente gestión del área energética

 El secretario de Energía intentó despegarse de los problemas de abastecimiento energético que el país deberá enfrenta y que se agudizarán durante el invierno. “Por la presente rechazo el recorte impuesto por los techos de caja, advirtiendo sobre las consecuencias desastrosas para el país que ello implica”, afirma. En la carta reconoce que el país ya está inmerso en una crisis energética.

El secretario de Energía, Darío Martínezbusca despegarse de los problemas de abastecimiento energético que el país deberá enfrenta y que se agudizarán durante el invierno. A través de una carta dirigida al ministro de Economía Martín Guzmán, con copia al presidente Alberto Fernández, el funcionario sostuvo que el ministerio limitó el giro de fondos para hacer frente a las importaciones energéticas. “Por la presente rechazo el recorte impuesto por los techos de caja, advirtiendo sobre las consecuencias desastrosas para el país que ello implica”, dice en la carta fechada el martes pasado, donde además asegura que el país ya está inmerso en una crisis energética.

Las internas eternas

El área de energía depende formalmente de Guzmán, pero los puestos claves fueron ocupados por funcionarios que reportan a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El listado incluye al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, el titular del Enargas, Federico Bernal, la interventora del ENRE, María Soldad Manin, el presidente de IEASA, Agustín Gerez, el gerente general de CAMMESA, Sebastián Bonetto, y el presidente de YPF, Pablo González. La tensión entre Guzmán y el cristinismo se fue agudizando hasta prácticamente paralizar la gestión.

Darío Martínez también es un hombre cercano a Máximo Kirchner, pero desde que asumió el cargo a mediados de 2020 había intentado no tomar partido abiertamente en la pelea cotidiana que enfrenta a albertistas y cristinistas. En esta ocasión, en cambio, el secretario de Energía opera de modo explícito contra el ministro de Economía a través de la carta que este jueves publicó Infobae. La posición sorprende porque la agrupación que conduce Máximo Kirchner fue quien desplazó en junio del año pasado de la vicepresidencia de CAMMESA a Ariel Kogan, hombre de extrema confianza de Martínez y que en los hechos lleva adelante la gestión cotidiana de la secretaría.

Una vez que la carta se hizo pública, cerca de Martínez buscaron bajarle el precio al afirmar que ellos no la filtraron y que parte de los reclamos ya habían sido resueltos, en un intento por volver a ocupar esa posición equidistante que la carta del secretario de Energía dinamitó hace apenas 48 horas. No obstante, está claro que la relación con el ministro no volverá a ser la misma luego de haberlo responsabilizado por la crisis energética que atraviesa el país,

Qué dice la carta

Martínez cuestiona en la carta el techo presupuestario que le fijó a su área la secretaría de Hacienda para el mes de marzo. “Los $66.015 millones del techo mencionado, no alcanzaría siquiera para cubrir el pago del gas que importamos desde Bolivia, el barco metanero de GNL que adquirió IEASA para cubrir la falta de gas que produce temporalmente una parada técnica de una planta de tratamiento planificada, y los 17 barcos de gasoil que contrató CAMMESA para abastecer las centrales térmicas y sus depósitos, que se encuentran en niveles mínimos, naves todas que ingresarán a puerto durante marzo, dejando absolutamente desfinanciado todo el resto de las obligaciones de la Secretaría de Energía”, sostiene la carta con la que el secretario rompe lanzas con Guzmán.

A partir de los requerimientos reseñados, Martínez solicita una partida de 309.802 millones de pesos para el mes de marzo, la cual, según señala en la carta, ya había solicitado el pasado 4 de marzo.

Martínez reitera luego que debido al techo presupuestario que fijó Guzmán “NO se podrán pagar los cargamentos de GNL y de gasoil que fueron contratados para que arriben durante el corriente mes al país y que IEASA y CAMMESA respectivamente deben atender en dólares, en forma anticipada”. “Sobrevendrá una crisis por falta de combustibles para alimentar las centrales térmicas del país”, agrega el secretario.

En la lista de incumplimientos en los que incurriría la Secretaría de Energía se incluye además el pago del gas a Bolivia, el pago a proveedores de gas dentro del programa Plan Gas.Ar, los giros a la Anses para el Programa Hogar, la transferencia de fondos destinada a mantener la Tarifa Social del Gas y las transferencias de fondos a IEASA.

También menciona el “deterioro financiero que se producirá en CAMMESA”, el cual “expone al sistema eléctrico nacional a una situación extremadamente crítica, con el consiguiente impacto en la situación financiera de los generadores del sistema eléctrico y que, con estos montos de caja implican directamente incrementar el nivel de deuda con las mismas, paralizándoles su flujo financiero, en momentos en que la generación eléctrica del país se apoya básicamente en este tipo de generación”.   

Por último, deja entrever que el techo presupuestario afectaría la realización de obras de infraestructura clave como el gasoducto Néstor Kirchner, “único camino para paliar la crisis energética en la que ya estamos inmersos por falta de infraestructura gasífera para evacuar la producción existente”.

La carta cierra con un pedido para que Guzmán interceda ante quien corresponda para se reconsidere el techo de caja, “el que debería contemplar lo requerido oportunamente por esta secretaría, deslindando desde ya la responsabilidad por las ulteriores consecuencias del mantenimiento de lo establecido en la medida cuestionada”.



econojournal