https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Por qué faltan dólares si las exportaciones son récord?

 En febrero se exportaron USD 6.443 millones, pero el Banco Central cerró el mes con USD 512 millones menos en las reservas. El rol del cepo y los precios.


El Indec dio conocer este miércoles los datos del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de febrero con un saldo superavitario por 809 millones de dólares y exportaciones por 6.443 millones de dólares, un máximo histórico para este mes.


Sin embargo, esto no le bastó al Banco Central para acumular reservas. Solo en el mercado único libre de cambios, cerró el mes con pérdidas por 190 millones de dólares, pero por el pago a organismos internacionales las reservas internacionales finalizaron el mes 512 millones de dólares abajo.


La dinámica exportadora estuvo favorecida por los precios internacionales. De hecho, del crecimiento de 34,9% respecto de febrero de 2021 fue gracias a un incremento en los precios de 20,4%. En tanto, las cantidades exportadas subieron 12% motorizadas por las exportaciones de productos primarios, que crecieron un 72% interanual hasta los 1.856 millones de dólares, récord histórico para un segundo mes del año. Ayudaron también las manufacturas de origen industrial, que aumentaron 35% hasta los 1.735 millones de dólares, registrando el mejor febrero desde 2013.


Sin embargo, el saldo comercial mostró una caída interanual del 23,8%. Es que las importaciones también alcanzaron un récord histórico para el mes al sumar 5.634 millones de dólares gracias a un incremento interanual del 27,6% y una suba en los precios de 18,3%.


Dicho en otros términos, de los 809 millones de dólares de superávit comercial más del 27% (221 millones de dólares) obedeció exclusivamente al alza internacional de los precios.


Para el economista de la consultora ACM Agustín Berasategui: "La dinámica del saldo comercial refleja un peor desempeño, donde las importaciones vienen creciendo a un mayor ritmo que las exportaciones en términos de variación porcentual". Puntualmente, el superávit comercial del bimestre fue de 1.106 millones de dólares, prácticamente la mitad de los 2.131 millones de enero y febrero de 2021.


 La dinámica del saldo comercial refleja un peor desempeño, donde las importaciones vienen creciendo a un mayor ritmo que las exportaciones en términos de variación porcentual


"Tanto para el mes como para el bimestre la evolución del saldo comercial deja bastante que desear al comparar con el año pasado. Los mayores precios internacionales representan una oportunidad para las exportaciones, aunque estos también van a tener su impacto de las importaciones", explicó.


Esta dinámica muestra la encerrona en la que se encuentra el Banco Central para acumular reservas, incluso si en el mes logró algunas de las compras más voluminosas del año, terminó con saldo negativo en el MULC: la aceleración en el ritmo devaluatorio al 2,7% mensual y las expectativas de mayor suba del dólar actúan como un incentivo para adelantar importaciones y retrasar la liquidación de exportaciones. De allí que Miguel Pesce haya limitado el acceso al mercado de divisas de contado para un montón de empresas a las que les asignó la categoría B el Sistema Integrado de Monitoreo de Importaciones (SIMI) para no darles los dólares por un mínimo de 180 días y obligarlas a prefinanciarse por fuera del mercado único libre de cambios.


A esto, se le suma la dinámica de la cuenta capital que, como mostró el último informe de Balanza de Pagos del Indec a lo largo de 2021 a pesar de los controles, la formación de activos externos (también conocida como "fuga de capitales") siguió acrecentándose.


Los datos muestran que el país acumula prácticamente 9 trimestres consecutivos con superávit en la cuenta corriente, esencialmente por tener superávit fiscal, pero esto no alcanza para compensar la demanda de dólares para otros usos. Turismo, servicios, fletes, ahorro y cancelación de obligaciones externas son una sumatoria de fuentes de demanda de dólares que no tienen una entrada de capital que la compense y solo presionan sobre el superávit fiscal y las exiguas reservas del Banco Central.


"Los controles de capitales frenan la entrada de divisas, pero no su salida", resumió el ex director de Política Macroeconómica, Iván Baumann. 


Copyright La Politica Online SA 2022.