https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las Regtech, cada vez más protagonistas

 



Ante el «tsunami” normativo y regulatorio que afecta cada vez a más compañías, aparecen las Regtech como única solución para cumplir con las regulaciones de manera eficiente y automatizada

La presión regulatoria que ejercen los estados sobre el sector privado es cada vez más dinámica y avasallante. Las compañías no solo se exponen a grandes sanciones sino que también se ven obligadas a invertir recursos y tiempo para estar al día con las normas que las afectan.

Luego de las reiteradas crisis financieras, el sector bancario ha sido el principal objetivo de un “tsunami” de regulaciones por parte de los estados, con el fin de garantizar la transparencia del sistema. Sin embargo, en la actualidad, otras entidades financieras y no financieras y nuevos actores de la economía (como las billeteras digitales o los exchanges de criptomoneda) comienzan a ser alcanzados por estos marcos normativos.

El cumplimiento regulatorio es una tarea que consume mucho tiempo y tiene un gran costo. En la actualidad, por ejemplo, las plataformas de intercambio de criptomonedas en Argentina podrían verse obligadas a cumplir con las normas anti lavado de dinero y reportar a las autoridades competentes, tal como lo pidió el Fondo Monetario Internacional.

Frente a esta tarea, que podría ser sumamente tediosa, aparece el Regtech -término acuñado por la Financial Conduct Authority, un regulador del Reino Unido, que significa literalmente “tecnología regulatoria”-: una serie de empresas de base tecnológica que crean soluciones para ayudar a otras empresas a cumplir con los requerimientos regulatorios de sus sectores.

“Apoyadas sobre tecnologías como el cloud, el big data y machine learning, estas soluciones permiten reducir de forma significativa los costos y el tiempo empleado en el cumplimiento de regulaciones, ya que se basan en la automatización de procesos”, explica Hernán Piñeiro, CEO de Worldsys, una de las firmas especializadas en esta temática.

Sin embargo, el beneficio no solo es sobre las empresas, sino que estas soluciones brindan información más precisa, ordenada y en tiempo real a los organismos supervisores -lo que es fundamental para la prevención de lavado de activos-. Además, son muy prácticas ya que permiten adaptarse a los nuevos requerimientos, sin necesidad de hacer un seguimiento constante de los crecientes cambios normativos.

Pero, ¿cómo funciona? Lo cierto es que no hay una fórmula única para el Regtech, sino que depende del área regulatoria en la que se inserte su solución. En Worldsys, por ejemplo, ofrecen distintos tipos de soluciones:

  • Monitoreo de Operaciones, una solución para registrar y monitorear operaciones inusuales con enfoque basado en riesgos. Emite alertas y permite aplicar el tratamiento correspondiente si detecta movimientos sospechosos. Cuenta con diversas herramientas para identificar y segmentar riesgos en los clientes, para luego poder enfocar la inteligencia basada en el riesgo como exigen las regulaciones. Ampliamente utilizada por el sector bancario, quien se vió obligado a contar con este tipo de tecnologías luego de la llegada de las regulaciones AML (Anti Money Laundering).
  • Screening, permite saber si una persona con la que se va a realizar una operación posee responsabilidades públicas prominentes -es decir, si es una Persona Expuesta Políticamente o PEP-.  El software busca en una base de datos con más de 1.500.000 registros que se actualizan permanentemente. Además cuenta con información adicional de otras fuentes como listados de terroristas, noticias adversas, boletines oficiales, informes comerciales y relaciones societarias. Ciertas empresas se encuentran obligadas a reportar a las unidades de control financiero de cada país las operaciones que realicen con personas que se encuentren en listados PEP. Algunas otras empresas, a pesar de no estar obligadas, optan por soluciones de este tipo para conocer en profundidad con quién se relacionan comercialmente y así poder evitar futuros riesgos.
  • Reporting a Regulador, permite presentar información al ente regulador de manera automatizada y en los formatos establecidos. Esta solución minimiza las acciones operativas agilizando tiempos y garantizando un correcto cumplimiento. Por ejemplo, en Argentina, el BCRA exige distintos Regímenes Informativos a entidades financieras y no financieras. Como es el caso de los Proveedores de Servicios de Pago (más conocidos como billeteras digitales), quienes deben cumplir obligatoriamente con dos Regímenes Informativos con frecuencia mensual.

El principal beneficio de la tecnología Regtech para las entidades tiene que ver con la identificación de sus clientes y la detección de operaciones inusuales, lo que confiere mayor seguridad para los negocios. Así también para la adhesión a las normas anti lavado y contra la financiación del terrorismo, siendo la primera de estas sumamente importante en caso de que las plataformas de intercambio de criptomonedas en Argentina debieran comenzar a cumplirla.

“Por otro lado, también permite un control del trabajo interno de cada compañía, reduce los posibles errores que pueda traer el incumplimiento normativo y contribuye a crear un sistema financiero global más transparente y controlado”, finaliza Hernán Piñeiro, CEO de Worldsys.