https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LA HORA MÁS DIFÍCIL DE ZELENSKI Rusia habría hecho su oferta final: Ucrania tiene el sí o no

 

Volodímir Zelenski debe elegir entre sostener la resistencia (lo que provocaría probablemente decenas de miles de muertos) o someterse a Rusia.


Las negociaciones entre Rusia y Ucrania están en un punto mucho más serio de lo que Occidente conoce, publicó el diario israelí The Jerusalem Post, en base a fuentes que conocen el contenido de lo que se habló durante el viaje del primer ministro de ese país, Naftali Bennett, a Moscú.

Bennett es uno de los mandatarios que ha estado llevando a cabo una tarea de intento de mediación entre rusos y ucranianos. Aunque el propósito de su viaje a Moscú, explica el medio, tuvo más que ver con conocer qué está pasando por la cabeza del mandatario ruso en este momento y transmitírselo a Occidente. Las negociaciones entre rusos y ucranianos van por su propio carril.

Por estas horas el presidente ucraniano Volodímir Zelenski, advierte el Jerusalem Post, enfrenta la decisión más difícil. Con las tropas rusas prosiguiendo su avance sobre el país desde múltiples frentes y en una posición claramente desventajosa a nivel militar, Rusia habría hecho su oferta final para la retirada. En Zelenski está la decisión: seguir adelante con la resistencia, con las decenas de miles de muertos que eso podría representar para Ucrania, o ceder a las demandas rusas.

Este martes, en entrevista con ABC News, Zelenski dio algunas pistas que permiten leer dónde podría estar parado: indicó haberse dado virtualmente por vencido con respecto a la posibilidad de ingresar en la OTAN, y aseguró estar dispuesto a hablar con Rusia sobre Crimea y el Donbás.

Entre las principales demandas rusas están la neutralidad ucraniana, su no ingreso a la OTAN, el reconocimiento de Crimea como tierra rusa (anexada por Moscú en 2014) y de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk (en el Donbás) como estados.

Cedé buena parte de tu territorio y "desarmate", parecería ser el mensaje de Moscú a Ucrania, y te perdonamos la vida. La otra opción podría ser brutal, y el presidente Zelenski lo sabe.

 

Sus declaraciones de hoy probablemente representen un reconocimiento de que la situación solo puede empeorar de aquí en adelante para su pueblo.

 

"Tres días después de que el primer ministro Naftali Bennett se encontrara con el presidente ruso Vladímir Putin en Moscú, están empezando a emerger detalles", publica el Jerusalem Post.

 

De acuerdo a fuentes que conocen los detalles de la reunión, la situación actual es que Rusia ha presentado su oferta final a Ucrania para terminar con la guerra desencadenada por la invasión.

 

El presidente Zelenski ahora debe aceptar o declinar esa propuesta.

 

Según las fuentes, la propuesta realizada es "difícil" pero no "imposible" de ser aceptada por Ucrania.

 

"Es peor que lo que Zelenski hubiese recibido antes de la invasión pero 'la brecha entre ambos bandos no es enorme'".

 

Putin, advierten las fuentes, habría encomendado un cese al fuego hasta tanto Zelenski tome su decisión.

 

"Si el presidente ucraniano rechaza la propuesta, la presunción del presidente francés Emmanuel Macron de que 'lo peor está ante nosotros', probablemente se concretaría. En ese escenario, Putin ordenará a su Ejército apretar el acelerador y cambiar la cara de Ucrania", explica el JPost.

 

De acuerdo a sus fuentes, Zelenski se encuentra dividido. "Por un lado, está gozando de una enorme popularidad y se ha vuelto el Che Guevara perfecto. Por otro lado, sabe muy bien cuál fue el final del líder guerrillero y revolucionario argentino".

 

"Zelenski puede fortificar su independencia pero deberá pagar un precio muy caro, dijeron las fuentes. La presunción es que deberá ceder la región disputada del Donbás, reconocer oficialmente a los disidentes prorrusos en Ucrania, prometer no unirse a la OTAN, reducir su Ejército y declararse neutral. Si rechaza la propuesta, el resultado podría ser terrible: miles, quizás decenas de miles de ucranianos morirán y hay una alta probabilidad de que el país pierda su independencia por completo".

FUENTE: The Jerusalem Post