https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bochorno en Punta Indio Alberto Fernández se elogió por gastar 10 millones en una cabaña de machimbre y pino

 Fue durante una visita al hogar Ángel Azul, ubicado en la localidad de Punta Indio. La primera dama, Fabiola Yáñez, aseguró sentirse encantada con el color de los interiores, pero tuvieron que advertirle que se trataba simplemente de aglomerado y que aún no había sido pintado.

El presidente Alberto Fernández visitó el hogar Ángel Azul, ubicado en Punta Indio, donde llevó adelante una recorrida de las nuevas instalaciones junto a la primera dama, Fabiola Yáñez, que lució el avanzado estado de su embarazo.

Durante la visita, dos adolescentes que pertenecen a la organización que contiene a chicos en guardia judicial hicieron las veces de guías para la pareja presidencial, que se limitó a expresar su aparente asombro por una obra que despertó más críticas que elogios.

“¡Es precioso! ¡Me encanta el color!”, aseguró Fabiola al subir al primer piso y observar una habitación vacía, con paredes económicas de pino y aglomerado. “Pero, falta pintarlo”, le respondió una de las chicas esbozando una incómoda sonrisa. “Esto así es muy cálido. Yo no lo pintaría”, respondió la primera dama decidida a corregir su yerro. Mientras tanto, el presidente Fernández exclamaba: “¡Mirá qué lindo que está acá arriba! ¡Es precioso!”.

Los que no tardaron en llegar fueron los comentarios de los seguidores del presidente Alberto Fernández en las redes sociales. “¿Toda esa plata para una casa de pino? Me estás jodiendo”, aseguró uno. “No veo obras finalizadas. ¿Qué se supone que están inaugurando?”, preguntó otro. “¿Y los barbijos?”, consultó una seguidora. Casualmente, la falta de protección y distancia social a lo largo de todo el video fue uno de los datos que más llamó la atención.

Otro de los detalles en los que repararon los seguidores fue el material en el que se hizo la casa, tanto por ser uno de los más económicos existentes como por la tendencia del aglomerado a prenderse fuego con facilidad. “¡Muy lindo! Ignífugo sobre todas las cosas”, aseguró un seguidor. “10 millones de pesos por una cabaña de pino. ¡Gran inversión!”, felicitó con ironía a Alberto Fernández. “¡Que a nadie se le ocurra prender un fosforito!”, advirtió otro.

La jornada terminó con Alberto y Fabiola fuera de la casa, que había sido magramente decorada con unos banderines violetas, amarillos, azules y verdes, donde recibieron el abrazo de los titulares de la organización Ángel Azul y de la diputada nacional Victoria Tolosa Paz, quien se presentó en el lugar pero no participó de la recorrida.

Además de Tolosa Paz, se acercaron a aplaudir la casa de madera el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner; el administrador general de la dirección de Vialidad bonaerense, Hernán Y Zurieta; y el intendente interino de Punta Indio, Leonardo Angueira


(www.REALPOLITIK.com.ar)