https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Banda internacional estafó con US$ 350 M en cripto

 La policía española desarticuló una banda internacional que estafó con US$ 350 millones en criptomonedas.

Así la policía española informó que era una banda internacional conformada por 14 estafadores.

Que habría logrado robar hasta US$ 350 millones.

Pero ya la desarticuló la Policía de Granada.

“El crimen nunca descansa” es una frase muy popular de los comics de superhéroes.

Y que se puede aplicar a los estafadores que quieren aprovechar el mundo de las criptomonedas para cometer sus crímenes.

Pero como suele suceder en los comics, estos criminales siempre caen.

Esto es lo que sucedió en España donde la policía de Granada desarticuló una banda de 14 estafadores.

Que operaban internacionalmente y estafaban utilizando a las criptomonedas como carnada.

Para encontrar a sus víctimas.

La banda estaba conformada por 14 personas y habría logrado robar a través de un sistema fraudulento unos US$ 350 millones.

Que fueron blanqueados utilizando criptomonedas.

Modus operandi

El modus operandi era uno muy común entre este tipo de estafadores.

Y consistía en ofrecer un servicio financiero de criptomonedas en los que ellos eran los mediadores a la hora de invertir.

Así lograban levantar capital que luego era transferido a exchanges y monederos digitales.

Que estaban en el extranjero, para convertirse en criptos, blanquear el dinero y dificultar su ubicación.

Con el dinero en la cuenta, los estafadores pasaban constantemente montos ficticios de cómo iban las inversiones.

Así lograban mantener a sus víctimas tranquilas y lograban convencerlas para que invirtieran más.

Todo esto hasta que llegaran a su fase final.

Esta última etapa se activaba cuando la víctima pedía su inversión de regreso.

Ahí los estafadores pedían un monto extra para pagar supuestos pagos de impuestos y comisiones para poder retirar los fondos.

Y luego desaparecían sin dejar rastro con el dinero de la víctima y de sus ubicaciones.

Fuente: Beincrypto