https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alzas de tasas son clave para bonos de países petroleros

 Los inversionistas que quieren comprar bonos de países emergentes que se benefician del aumento de los precios del petróleo deberían haber evitado el sudeste asiático.

Los rendimientos totales de invertir en deuda de Malasia e Indonesia han sido inferiores a los de Brasil, Colombia y México este año, ya que las posturas más agresivas de los bancos centrales en América Latina han reforzado el componente monetario de las inversiones en la región.

Los inversionistas en bonos de Malasia han perdido un 2,3% este año y los en deuda de Indonesia, un 0,8%, según datos recopilados por Bloomberg. En el otro extremo de la escala, un índice de deuda brasileña ha subido un 18%, mientras que uno de Colombia ha ganado un 2,3% y el de México, un 1,3%.

Beneficios de precios del crudo

Estos cinco países son exportadores de petróleo y se benefician del aumento de los precios del crudo causado por la invasión rusa a Ucrania. El barril de West Texas Intermediate subió a US$130,50 a principios de este mes, frente a los US$75 en que se cotizaba fines del año pasado.

El aumento del petróleo es uno de los factores que ha hecho que los precios al consumidor en México, Brasil y Colombia se disparen en los últimos meses, con tasas de inflación anuales que se mantienen cerca de las más altas en al menos cinco años. Se prevé que el banco central de Colombia suba las tasas de interés en 150 puntos básicos el jueves, mientras que se espera que los responsables de la política monetaria aumenten los costos de endeudamiento en al menos 100 puntos básicos tanto en Brasil como en México de aquí a fin de año.

El real brasileño ha apreciado un 17% este año, la moneda de mercados emergentes con el mejor desempeño, mientras que el peso colombiano ha subido un 8,6% y el peso mexicano, un 3,2%.

Inflación débil

En el sudeste asiático la situación ha sido la contraria.

La inflación se ha mantenido contenida a pesar del aumento de los precios de la energía, lo que ha permitido a los bancos centrales abstenerse de endurecer su política. Aunque estos factores normalmente serían positivos para los rendimientos de los bonos, han pesado sobre las monedas de ambos países. La rupia de Indonesia ha perdido un 0,7% este año y el ringgit de Malasia ha caído un 0,9%, lo que ha mermado los rendimientos de las inversiones y contrarrestando cualquier beneficio para los tenedores de deuda debido a la baja inflación.

Sin embargo, de cara al futuro, las perspectivas de inflación en el sudeste asiático pueden hacer que los rendimientos de las dos naciones ricas en petróleo se pongan al día. Los rendimientos reales en Indonesia y Malasia son más atractivos que los de sus pares latinoamericanos en comparación con sus promedios históricos. Los rendimientos a 10 años de Indonesia están cerca de los 440 puntos básicos tras ajustar por inflación, que es 0,3 desviaciones estándar por encima de la media de cinco años. Los rendimientos reales en Brasil, Colombia y México están al menos una desviación estándar por debajo del promedio de cinco años.

Los bonos a 10 años de Malasia e Indonesia también son menos vulnerables al aumento de los rendimientos estadounidenses con vencimientos similares. La correlación de 60 días entre los valores es cercana a cero, mientras que para Brasil, México y Colombia se sitúa entre 0,14 y 0,28, lo que denota una mayor interdependencia. Esto es importante, ya que la Reserva Federal está aumentando las alzas de tasas este año, con un índice de bonos del Tesoro que ha caído alrededor del 6% este trimestre.

Fuente: Bloomberg