https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alza de las materias primas y subida de tipos de la FED. Claves para la semana

 La guerra en Ucrania seguirá determinando la confianza de los mercados esta semana y parece que persistirá el enorme repunte de los precios de las materias primas de la semana pasada, sumándose a la ya elevada inflación. Las cifras de inflación de febrero de Estados Unidos se seguirán muy de cerca a la espera de la inminente subida de tipos de la Reserva Federal el 16 de marzo.

El Banco Central Europeo celebrará su primera reunión desde la invasión rusa de Ucrania, mientras que se espera que los datos del Reino Unido y Canadá subrayen las expectativas de más subidas de los tipos de interés.

Esto es lo que hay que saber para empezar la semana.

1. Turbulencias en los mercados

Las preocupaciones geopolíticas seguirán enturbiando las perspectivas sobre las acciones estadounidenses, aunque la inquietud por el aumento de la inflación y los precios de las materias primas, avivados por las sanciones contra Rusia, probablemente lastren las expectativas en torno a la agresividad con la que la Fed subirá los tipos.

«El mercado bursátil se ha visto favorecido por las expectativas de una Fed menos agresiva y un rendimiento más bajo en conjunto. La amenaza de una subida de los tipos de interés se ha calmado un poco», dijo a Reuters Brad Neuman, director de estrategia de mercado de Alger.

«La Fed será menos agresiva ahora que Rusia ha invadido Ucrania en el corto plazo, pero el problema al que se enfrenta la Fed no ha mejorado», dice Neuman. «De hecho, se ha exacerbado».

La subida de los precios de las materias primas ha suscitado el temor a una inflación aún más elevada, lo que podría llevar a la Fed a subir los tipos de interés de forma más agresiva.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo la semana pasada que apoyaría una subida de los tipos de interés de 25 puntos básicos en la próxima reunión del banco central de esta semana, pero añadió que estaría «preparado para actuar de forma más agresiva» más adelante si la inflación no cede tan rápido como se espera.

2. IPC de Estados Unidos

Todo apunta a que los datos del jueves mostrarán que la inflación de Estados Unidos volvió a aumentar el mes pasado, y los economistas prevén un incremento interanual del 7,9%, tras los máximos de cuatro décadas registrados en enero en el 7,5%.

Aunque la guerra en Ucrania ha calmado las expectativas de subidas agresivas de los tipos de interés por parte de la Fed, una cifra del IPC por encima de lo esperado podría alimentar las expectativas de una actuación más rápida. Esto perjudicaría a los activos de riesgo, que ya se han visto afectados por la incertidumbre relacionada con Ucrania.

Los datos de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan que se publicarán el viernes permitirán a los inversores conocer la situación de los hogares, ya que las crecientes presiones sobre los precios erosionan su poder adquisitivo.

No habrá comparecencias de los miembros de la Fed esta semana, ya que el banco central entra en el tradicional período de silencio previo a sus reuniones.

3. Repunte de las materias primas

El Gobierno de Biden está estudiando la posibilidad de reducir las importaciones de petróleo ruso, según informó la Casa Blanca el viernes, mientras el Senado tramita por la vía rápida un proyecto de ley que prohibiría totalmente las importaciones energéticas rusas.

La Casa Blanca podría apoyarse en esta legislación para prohibir las importaciones, una medida que ayudaría a compartir la culpa de cualquier pico de precios que se sumaría a una inflación que dura ya décadas.

Los precios del petróleo registraron la semana pasada su mayor subida semanal desde mediados de 2020, subiendo el petróleo Brent de referencia mundial un 21% y el crudo estadounidense un 26%.

Además del petróleo, los precios de los cereales y los metales también se han disparado a máximos de varios años desde la invasión rusa de Ucrania, ya que las sanciones occidentales a Moscú han interrumpido las exportaciones del principal productor, Rusia, y amenazan con una crisis de suministro mundial.

4. Reunión del BCE

El BCE ha estado sentando las bases para abandonar sus políticas ultrarrelajadas, pero la invasión rusa de Ucrania ha desbaratado sus planes.

La inflación de la eurozona registra máximos históricos del 5,8%, casi tres veces el objetivo del BCE fijado en el 2%, y la guerra, al provocar una subida de los precios de la energía, está impulsando la inflación. Al mismo tiempo, enturbia las previsiones de crecimiento económico mundial.

Todo apunta a que el BCE anunciará el jueves que mantendrá sus planes de poner fin a las compras de activos en el marco de su programa de compras de emergencia, además de duplicar las compras de activos en el marco de su programa de compras de activos, de más larga duración, en el segundo trimestre.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, dará una rueda de prensa tras la reunión de política monetaria a las 14:30 horas (CET). Es posible que se la presione sobre sus planes de subidas de tipos, ya que el mes pasado se retractó de su promesa de no subirlos este año.

5. Datos del PIB de Reino Unido y de empleo de Canadá

Reino Unido publicará el viernes los datos del PIB de enero, que se espera apunten a un discreto repunte del 0,2% tras contraerse en la misma cantidad en diciembre.

A pesar de la guerra en Ucrania, los mercados financieros siguen creyendo que el Banco de Inglaterra subirá los tipos del 0,5% a su nivel prepandemia del 0,75% el 17 de marzo, ante las crecientes presiones sobre los precios.

Canadá publicará su informe de empleo.de febrero.

Fuente: Inevesting