https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

OLA DE CALOR Aunque compró gasoil de urgencia, el gobierno no logró evitar restricciones a industrias por falta de generación eléctrica

 Por la falta de combustibles para el parque termoeléctrico, el gobierno pidió a las grandes industrias que reduzcan el consumo de energía durante hoy y mañana. Cammesa está importando gasoil y fuel oil de forma regular, lo que impactará de lleno en el nivel de subsidios para el sector eléctrico.

Cammesa, la empresa controlada por el gobierno que se encarga del despacho eléctrico, adjudicó el martes la importación de 150.000 metros cúbicos (m3) de gasoil de apuro para reforzar la oferta de combustibles para el parque de generación termoeléctrica. Pagó hasta un 40% más de lo que venía pagando debido a que sacó la licitación con muy poca antelación, por lo que se presentaron pocos oferentes. Trafigura, el mayor trader del mundo, que en el país es propietario de la marca Puma, se adjudicó unos 110.000 m3 de gasoil, en tanto que Vitol, otro de los grandes traders a nivel global, se quedó con los restantes 40.000 m3, según indicaron a EconoJournal fuentes del mercado.  

Sin embargo, tal como había advertido este medio en una nota publicada el lunesel gobierno no logró evitar tener que ordenar a las grandes industrias que restrinjan el consumo de energía durante hoy y mañana para evitar un colapso del sector eléctrico frente a otras jornadas de altas temperaturas.

Así lo confirmó hoy a la madrugada el secretario de energía, Darío Martínez, quien a través de su cuenta de Twitter anunció que “se solicitó un esfuerzo al sector industrial cuyos grandes consumidores reducirán la demanda de energía durante los horarios pico de ambas jornadas”. El mensaje se publicó en la red social a las 1.56 AM. El gobierno no quiere que se repita un apagón como el que se registró el martes que dejó unos 700.000 usuarios sin electricidad.

¿Por qué es necesario reducir la demanda de grandes industrias?

Porque, a contramano de lo que creía el gobierno, la combinación de una serie de factores provocó que la capacidad de generación disponible en el sistema no sea suficiente para bancar la demanda eléctrica que se prevé para los próximos días de ola de calor.

La sequía de la cuenca Paraná-Uruguay, que obliga a generar al mínimo las represas Yacyretá y Salto Grande (sólo está activa una de las 15 máquinas instaladas), las bajas reservas del Comahue y la caída de la inyección de gas desde Bolivia y desde la cuenca Austral (pese a que YPF sigue exportando 1,5 MMm3/día del fluido a Chile para no incumplir con el contrato con Methanex e incurrir en penalidades millonarias) llevaron a que la generación disponible en el sistema apenas supere los 28.000 megawatt (MW). La misma potencia a la que se espera podría trepar hoy la demanda. Es decir, el sistema opera con un mínimo nivel de reservas (que incluso obliga a reducir las rotantes que requieren las normas de seguridad).

Menor consumo industrial

A esta altura, el interrogante es saber cuánto acatarán el pedido de reducción de carga los grandes consumidores de energía. Cammesa no envió un requerimiento formal a las industrias. La comunicación corrió por cuenta del gobierno, en una maniobra que rememora los peores años del sector eléctrico entre 2018 y 2012 cuando el entonces Ministerio de Planificación pedía a las empresas que corten su consumo eléctrico por vía telefónica.

“Hay cerca de 10.000 grandes usuarios de más de 300 Kw, pero las mayores industrias son unas 50. Si hay alto acatamiento al pedido de gobierno, se podrían ahorrar unos 1500 MW, ese es el objetivo oficial, que servirían para descomprimir la presión sobre la demanda. Veremos qué pasa”, explicaron en un despacho oficial.




econojournal