EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

INCERTIDUMBRE FMI: Hipótesis de default y el paper que leen en el Gobierno

 

No hay certezas respecto a si habrá un acuerdo con el FMI por la deuda. En ese marco, circulan versiones sobre cómo el Gobierno abordaría el escenario.

Mucha confusión en torno a las negociaciones entre la Argentina y el FMI por el repago de la deuda de US$44 mil millones. Alberto Fernández había prometido en noviembre el envío al Congreso de los "entendimientos" alcanzados con el organismo en esa materia para los primeros días de diciembre de 2021. Promediando enero de 2022, ese proyecto nunca se conoció.

También el Presidente contó a puertas cerradas que el acuerdo estaría firmado para la 2da quincena de enero. Tal vez hacia finales de mes, deslizaban desde el entorno del ministro de Economía, Martín Guzmán. Sin embargo, las más recientes expresiones públicas tanto del jefe de Estado como del titular del Palacio de Hacienda no hacen más que agregar incertidumbre sobre los plazos.

A este paso, parece improbable tener un principio de acuerdo firmado antes de fin de mes.

La principal diferencia con el Fondo está en cómo debe ser el sendero de ajuste. Qué tamaño deberá tener el déficit a lo largo del programa es el principal punto de discusión. La estrategia del Gobierno es conseguir un programa de Facilidades Extendidas que -según sus palabras- no obture el crecimiento que vislumbran para la economía local para este año y los que siguen.

Todo pasa por convencer al Departamento del Tesoro. USA es el mayor accionista del Fondo. Jugó un papel clave en otorgarle el crédito a Mauricio Macri y otra vez tiene la llave para darle o no a la Argentina un programa acorde a -como dice Guzmán- su situación. Es decir, que pueda pagar en relación a los dólares que su economía pueda generar. Es la "comprensión" que pide el ministro a la comunidad internacional.

Pero en el despacho de Janet Yellen no hay signos de acompañamiento. Sino todo lo contrarios. Su principal asesor en este caso, David Lipton, mandó a votar en contra de la auditoria que el propio Fondo hizo del Stand By. Lipton era un funcionario clave del FMI cuando el crédito fue otorgado.

Default no se descarta

¿Puede haber default con el FMI? Hasta hace no mucho, eso parecía un escenario poco probable. Pero según trasciende de voceros cercanos al Gobierno, es una posibilidad que hoy no se descarta.

 

El periodista Raúl Della Torre, influyente en el entorno kirchnerista, detalló este miércoles en una columna radial que, de acuerdo a personas en el Gobierno que "evalúan las distintas hipótesis" respecto a las negociaciones, no acordar con el FMI "no se puede descartar", y que en ese escenario "hay que prepararse para esa situación" desde el punto de vista de la narrativa. Del relato.

 

Según Della Torre, sus fuentes dicen: "analicemos concretamente qué pasaría con el default, cómo lo manejaríamos, cuáles son las condiciones".

 

Y un instrumento para preparar el terreno, según cuenta el periodista, sería un documento que tuvo cierta atención mediática este miércoles y que, de acuerdo a Della Torre, "circuló por los pasillos oficiales".

 

Se trata de un paper confeccionado por los especialistas jurídicos Karina Patricio Ferreira Lima, de la Universidad de Leeds (Inglaterra) y Chris Marsh, un exfuncionario del FMI. El trabajo que pone en tela de juicio la legalidad el programa Stand By concedido al gobierno de Macri y por lo que sostienen que es"nulo".

En consecuencia, los autores afirman que el FMI debería "establecer un programa con un préstamo sin intereses, y la devolución de todos los intereses y cargos hasta la fecha" que pagó la Argentina.

 

"Los funcionarios lo están leyendo", afirmó Della Torre sobre el documento. Una confirmación de ello podría ser que la agencia oficial Télam se hizo eco del mismo.

 

"Esto es un documento que está circulando y que se está evaluando en el Gobierno. Es lo que se está hablando, previendo una situación sin salida con el Fondo cuando empiecen a caer los vencimientos, no haya acuerdo y que la Argentina diga esto no lo puedo pagar", sintetizó el periodista.

El paper sobre la presunta nulidad del crédito con el FMI.

El informe

El paper sostiene que el mayor programa en la historia del Fondo "fracasó en todos sus objetivos centrales, viola los fines fundamentales del FMI según su Convenio Constitutivo y, por tanto, constituye un acto 'ultra vire'"

 

El "ultra vires" es el principio jurídico internacional que considera inválidos los actos de las entidades públicas o privadas que rebasan el límite de la ley.

 

"Analizando los fundamentos macroeconómicos del Acuerdo Stand By, no se cumplieron los requisitos sustantivos para el ejercicio de la competencia funcional del FMI de prestar apoyo a la balanza de pagos de Argentina", sentenciaron los autores.

 

Según el texto, "el Fondo no aseguró las garantías adecuadas para la provisión de sus recursos generales, ya que el programa financiero inicial no contemplaba un ajuste externo, tenía supuestos poco realistas y un "agujero negro" contable de al menos 20.000 millones de dólares", indicaron en el trabajo publicado con fecha del 10/01 en el repositorio de investigaciones sociales y de humanidades SSRN.

 

Todo ello, continuaron, "hizo que los objetivos cuantitativos del programa fuesen imposibles de cumplir", con lo que "el análisis de sostenibilidad de la deuda estaba destinado al fracaso, y los criterios de acceso excepcional no fueron evaluados razonablemente".

 

Para los investigadores, "era razonablemente previsible que el diseño del programa diera lugar a una ampliación de la duración y del grado del desequilibrio de la balanza de pagos de Argentina debido a la falta de pedidos de controles de capitales", que el Fondo "estaba legalmente obligado a solicitar".

 

Otro de los supuestos considerados "ridículos" tuvo que ver sobre los ingresos estimados de capital durante el programa, que incluían "la confianza en entradas de capital financiero por casi 80 mil millones de dólares", remarcaron.

 

Por todo esto, los autores afirman que "el programa debería considerarse nulo".

 

Concluyeron que dado que el país no tiene los recursos para repagar el programa, "debería haber un período (quizás mayor a 10 años) durante el cual se debería permitir a Argentina recuperarse". Esto significa, en la práctica, "establecer un programa con un préstamo sin intereses, y la devolución de todos los intereses y cargos hasta la fecha", concluyeron.



urgente24