EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En medio de la negociación, el Papa le mandó una carta al FMI con un guiño a la Argentina

 Bergoglio pidió a los organismos multilaterales de crédito que contribuyan a reducir la deuda de los países pobres.


Mediante una carta dirigida a los participantes en las Reuniones de Primavera 2021 del Grupo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, el Papa Francisco volvió a tomar posición crítica respecto a la arquitectura financiera internacional. Si bien no se pronunció explícitamente sobre el caso argentino, la referencia resulta ineludible porque ocurre cuando su país entra en la etapa crucial de la negociación de la deuda con el Fondo, que es además l mas abultada en la historia de del organismo.


La carta comienza describiendo un escenario pandémico que ha obligado a la sociedad mundial a "afrontar una serie de graves e interrelacionadas crisis socioeconómicas, ecológicas y políticas", advierte que espera que "sus debates contribuyan a un modelo de recuperación capaz de generar soluciones nuevas, más inclusivas y sostenibles para apoyar la economía real, ayudando a los individuos y a las comunidades".


El Gobierno ahora pone en duda el acuerdo con el FMI: "piden un ajuste que no vamos a hacer"


Francisco advierte que ante la crisis actual el mundo "no puede contentarse con una vuelta a un modelo de vida económica y social desigual e insostenible, en el que una ínfima minoría de la población mundial posee la mitad de su riqueza".


Con esos argumentos el Papa exige una "urgente un plan global que pueda crear nuevas instituciones o regenerar las existentes, especialmente las de gobernanza global, y que ayude a construir una nueva red de relaciones internacionales para avanzar en el desarrollo humano integral de todos los pueblos".


Y pider "dar a las naciones más pobres y menos desarrolladas una participación efectiva en la toma de decisiones y facilitar el acceso al mercado internacional".


Con estas referencias, la carta se acerca a la situación argentina. El párrafo más explícito de la carta de Bergoglio pide "la reducción de la carga de la deuda de las naciones más pobres".


Es necesario dar a las naciones más pobres y menos desarrolladas una participación efectiva en la toma de decisiones y facilitar el acceso al mercado internacional así como reducir la carga de su deuda.


La deuda ecológica es otro tema importante y el mensaje retoma una propuesta de la Argentina. "Estamos en deuda con la propia naturaleza, así como con las personas y los países afectados por la degradación ecológica y la pérdida de biodiversidad inducidas por el hombre", comienza. 


Y agrega: "Creo que la industria financiera, que se distingue por su gran creatividad, se mostrará capaz de desarrollar mecanismos ágiles para calcular esta deuda ecológica, de modo que los países desarrollados puedan pagarla, no sólo limitando significativamente su consumo de energía no renovable o ayudando a los países más pobres a promulgar políticas y programas de desarrollo sostenible, sino también cubriendo los costes de la innovación necesaria para ello".


Francisco tampoco deja pasar la oportunidad para volver a pronunciarse en contra de la especulación financiera. "Los mercados deben estar regulados y legislados, garantizando que las finanzas, en lugar de ser meramente especulativas o de financiarse a sí mismas, trabajen para los objetivos sociales tan necesarios en el contexto de la actual emergencia sanitaria mundial", afirma el Papa.


Copyright La Politica Online SA 2022.