https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Deuda, precios y coronavirus dominan la agenda de la semana, con arrastre de tensiones políticas

 El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, intentará cerrar este lunes un nuevo acuerdo de “Precios cuidados”, luego de abandonar el congelamiento que había sido dispuesto en diciembre y que, como era previsible, no dio resultado. La inflación sostenida y con nuevos picos es una cuestión que preocupa por su efecto desgastante en materia política y porque resulta otra señal negativa en medio de la difícil negociación con el FMI.

En medios cercanos al Gabinete se reconoce que las tratativas con el organismo internacional requieren además de discusiones técnicas, un compromiso político serio -interno y con otros espacios- y gestiones diplomáticas con Washington. Esa última tarea está a cargo del embajador Jorge Arguello y de Gustavo Beliz. Un próximo viaje de Santiago Cafiero agregará un gesto formal.

De todos modos, y ante las dificultades domésticas y externas, Alberto Fernández busca dar un mensaje de confianza en la posibilidad de llegar finalmente a un acuerdo con el FMI. Y en esa línea, se expresaron dos voces políticas del equipo de ministros: Juan Manzur y Juan Zabaleta.

“La decisión política del Gobierno es acordar”, dijo el jefe de Gabinete. “La Argentina va a acordar, no va a entrar en default”, se sumó el ministro de Desarrollo Social. El kirchnerismo mantuvo el silencio.

La tensión con la oposición agrega otro ingrediente de incertidumbre en el plano político. Hubo conversaciones reservadas con Juntos por el Cambio para postergar el encuentro que había sido conversado para el inicio de esta semana, luego de que la coalición opositora decidiera no asistir con sus principales referentes al encuentro del Presidente y Martín Guzmán con los gobernadores.

El asilamiento de Sergio Massa, a raíz del contagio de su esposa, Malena Galmarini, terminó por explicar la postergación por una semana de esa reunión. La idea es que asistan los cuatro jefes de distrito de JxC (Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Rodolfo Suárez y Gustavo Valdés), y los jefes de bloque de diputados y senadores. Por el oficialismo, estarían, además del ministro de Economía, Massa, Máximo Kirchner y José Mayans.

El clima de cruces políticos también dilató la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso. Las últimas sesiones mostraron inestables equilibrios en las dos Cámaras, con votaciones ganadas y perdidas tanto por el oficialismo como por la oposición. Se espera que esta semana sea emitido el decreto presidencial con fecha y temario.

En ese contexto, la inflación y el coronavirus vuelven a ganar relieve. La fuerte escalada de contagios por covid inquieta especialmente por el impacto en la producción, como consecuencia del aislamiento recomendado. Algunos empresarios ya hicieron saber su preocupación al Gobierno.

El Presidente tiene decidido por ahora no imponer nuevas restricciones. Y a diferencia de lo ocurrido en etapas anteriores, se puso la carga en las decisiones que pueda adoptar cada gobernador en función del cuadro provincial. Pesan razones políticas, además de económicas y sanitarias.

En el Gobierno, se insiste con mostrar cifras de recuperación en distintos rubros de la producción. Se admite, en reserva, el agotamiento que produce la crisis. Y en ese terreno, un dato especialmente sensible es el aumento de precios.

El jueves próximo serán difundidas las cifras de la inflación registrada en diciembre. Para las consultoras privadas, oscilaría entre el 3,5 y el 4 por ciento. Guzmán dijo en reuniones con empresarios que es necesario algún tipo de acuerdo para bajar expectativas, y habría destacado que ese punto también es parte de las negociaciones con el FMI. En tanto, Feletti apura un nuevo capítulo de “Precios cuidados”.