EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

De forma inesperada, el Gobierno retomó la ofensiva contra la Cote Suprema

 De forma inesperada, en el contexto de una presunta búsqueda de consenso nacional por la negociación con el FMI, el Gobierno retomó la ofensiva contra la Corte Suprema. En paralelo, el oficialismo volvería a reflotar los proyectos de reforma judicial que el Ejecutivo impulsó sin éxito en el Congreso.

Fue el presidente Alberto Fernández quien cargo directamente contra el Máximo Tribunal. En medio de una referencia al caso de la dirigente kirchnerista Milagro Sala, detenida desde hace casi seis años en la provincia de Jujuy, Fernández lanzó: «Creo que en la Corte Suprema hoy en día hay un problema de funcionamiento muy serio».  

«La verdad es que yo soy el Presidente y quiero ser respetuoso de las instituciones, pero también soy un hombre que respeta el estado de derecho y que entiende que la Justicia es uno de los tres poderes de la República. Hay algo que está funcionando mal. Que hoy todavía Milagro Sala esté detenida es que hay algo que está funcionando mal», sostuvo el jefe de Estado.

El Ejecutivo está molesto con el reciente fallo de la Corte Suprema que declaró la inconstitucionalidad de la ley que rige al Consejo de la Magistratura y ordenó su reforma.

«Un alumno de primer año sabe que una ley que ha sido derogada no puede nunca recuperar su utilidad por una sentencia», dijo el Presidente. Pese a las críticas, Fernández evitó confirmar si tiene previsto impulsar un proyecto de ley para reformar el máximo tribunal -para lo que no cuenta apoyo suficiente en el Congreso- y tomó distancia de la posibilidad de que el oficialismo promueva algún juicio político.

Sin embargo, las palabras del Presidente llegan luego de que el viceministro de Justicia, Martín Mena, apoyara la movilización que un sector del kirchnerismo convoca para el 1° de febrero a las puertas de la Corte Suprema para «echar» a todos los miembros del máximo tribunal.

«Esto genera en mucha gente hartazgo cuando se llega a un límite que no puede sobrepasarse. Me parece muy positiva la movilización y la expresión de la gente», dijo Mena, hombre de suma confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El funcionario recordó los proyectos contra el Poder Judicial que el Gobierno intenta tratar en el Congreso hace un año y medio. «Es necesario conjugar todos los proyectos sobre la reforma judicial, no pueden ser propuestas aisladas y como dijo el Presidente, el Gobierno está trabajando y los va a impulsar«, anticipó.