https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

BOMBA DE TIEMPO BCRA: Más activos que pasivos, y reservas que no alcanzan

 

El BCRA tiene títulos y pases por aproximadamente 4 billones de pesos, sin contar la base monetaria, y las reservas no llegan a cubrir tales obligaciones.

La carencia de independencia y autonomía del BCRA no hizo más que generar una crisis monetaria que puede estallar en cualquier momento. Los pasivos del Banco Central son verdaderamente preocupantes, ya que no son debidamente cubiertos por los activos que tiene la institución, y el funcionamiento de esta pende de un hilo y la confianza de los argentinos en la autoridad monetaria como institución. Con pasivos en letras y pases por un total de 4 billones de dólares, las actuales reservas no solamente no son suficientes, sino que si se desglosa la composición del activo del BCRA, puede que ni siquiera lleguen a cubrir una porción de la montaña de deuda que emitió la institución en los últimos años.

Los pasivos del BCRA sólo en pases y letras, sobrepasan más que holgadamente las reservas con las que cuenta la institución para darle respaldo a nuestra moneda.

Los pasivos del BCRA sólo en pases y letras, sobrepasan más que holgadamente las reservas con las que cuenta la institución para darle respaldo a nuestra moneda.

Desde hace años se viene armando pieza a pieza una bomba de tiempo en el BCRA, cada administración de encomendó la misión de instalar uno a uno los componentes de tal artefacto. La autoridad monetaria de nuestro país ha actuado como salvavidas del Poder Ejecutivo proveyendo de la emisión monetaria que necesita la clase política para poder cubrir los agujeros fiscales de los presupuestos que legislan año a año con gran irresponsabilidad.

El resultado de tales prácticas han llevado a la institución, la cual no es víctima sino cómplice a través de los distintos integrantes que la han presidido, a acumular deudas que no pueden ser debidamente cubiertas por el propio activo. Ese es el caso de las letras y pases emitidos por el Banco Central, que suman al día de hoy un total de 4.3 billones de pesos. Esta cifra es más que contundente, ya que actualmente, la base monetaria del BCRA suman tan sólo 3,1 billones de pesos.

¿Pero por qué el Banco Central tiene 4,3 billones de pesos en deuda? Justamente por monetizar el déficit fiscal del tesoro. El Poder Ejecutivo tiene la potestas de pedirle dinero prestado al BCRA, y a cambio de ello, el Tesoro le da un título que indica que el gobierno le debe a la entidad monetaria una determinada cantidad de dinero por tales giros. Pero estos títulos no pueden ser transferidos o vendidos por la institución en el mercado, por lo cual, funciona más como un "paga Dios" que una obligación de pago seria. Además, durante el gobierno de Mauricio Macri, el BCRA obraba de manera similar, con la excepción de que en ese entonces no se recurría a la emisión de manera directa, sino indirecta. El gobierno de Macri tomaba deuda en el mercado en dólares, pero para solventar los gastos en pesos debía de cambiar esos dólares, entonces, lo hacia a través del Banco Central. Le vendía los dólares a la entidad, y ésta le brindaba pesos.

Las reservas internacionales no son suficientes para cubrir la Base Monetaria, y mucho menos, los títulos emitidos

El Banco Central comunicó el día de hoy, lunes 10 de enero, que sus reservas internacionales rondan los 39,171 dólares. Este es el activo que conforma al Banco Central, además de otros componentes, y no sólo no son suficientes para cubrir la base monetaria, sino que incluso el escenario es peor con lo que respecta al pasivo que tiene la institución en letras y pases. Tomando el tipo de cambio oficial de venta del día de hoy del Banco de la Nación Argentina, el cual es $108,5 por cada dólar, se necesitarían de 39,800 millones de dólares de las reservas para poder cubrir tales obligaciones, y si se le suman toda la base monetaria, se necesitarían de más de 68,000 millones de dólares para hacer frente a semejante corrida bancaria. Pero, como el BCRA y el gobierno no permiten la libre compra y venta de dólares, esos pesos se irían al mercado paralelo, haciendo volar el dólar blue, mientras que otros optarían por desprenderse de sus pesos a una velocidad muy alta, y tal incremento de la velocidad de rotación de los pesos en la economía debido al consumo acabaría generando una hiperinflación. El reloj suena a lejos, pero la política argentina parece no entender las consecuencias de sus actos, y el tiempo se acaba.



urgente24