EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Abandono y desidia El ministerio de Economía bonaerense, un caldo de cultivo para el COVID-19

 Los protocolos sanitarios dentro del ministerio de Economía bonaerense dejan mucho que desear. A la falta de testeos internos se le suman empleados obligados a trabajar con síntomas y accesos cerrados. Un verdadero caldo de cultivo para el COVID-19.


Si algún trabajador se siente mal, incluso con síntomas compatibles con COVID-19, en el ministerio de Economía y puntualmente en la Contaduría General no existen lugares de control. De hecho, para hisoparse en horarios de oficina un empleado debe abandonar la sede y buscar algún centro de testero cercano.

Según reclaman los trabajadores de la cartera económica, ante un eventual caso positivo el trabajador se puede aislar, pero si el resultado es un falso negativo, éste debe continuar concurriendo a la oficina sin la menor contemplación.

“Lo único que falta es que se le exija a los compañeros seguir trabajando aunque se tenga COVID, porque aquí nunca hay personal suficiente”, explicó un trabajador de años dentro de la Contaduría.

A pesar de esta realidad recurrente, la nueva ley de Ministerios 15.309 decidió mirar para otro lado y avanzar en la conformación de tres nuevos ministerios. “Como siempre, aquí seguimos sin personal, sin concursos y sin un régimen de 40 horas optativo”, añadieron.

La semana que pasó, una compañera de la Contaduría sufrió esta falencia en carne propia: con un grado de congestión y resfrío grave, sus compañeros le aconsejaron que abandone las oficinas para hisoparse, aunque fuera en horario laboral. Aunque ella insistía con que los síntomas eran consecuencia del uso del aire acondicionado, finalmente terminó dando positivo de COVID-19.

“Así estamos, rezando para que no ocurra ninguna desgracia y esquivándonos para no contagiarnos”, explicó uno de sus compañeros de oficina.

Como corolario y sin motivaciones lógicas, varios de los accesos al ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires se encuentran cerrados por decisión del ministro Pablo López. Como resulta obvio, esto genera falta de ventilación, aglomeraciones innecesarias y contacto físico entre eventuales positivos.

“Sería bueno que una persona que no se siente bien, no asista al lugar de trabajo, aunque más no sea por precaución. Y que solo se reincorpore pasados dos hisopados o PCR negativos. No entendemos por qué tenemos que andar explicando cómo deben aplicarse los protocolos sanitarios, no es responsabilidad nuestra”, concluyeron los trabajadores. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)