https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Inflación: La más alta desde 1982; pero no adelanta subida de tasas ¿Alivio?

 La inflación en Estados Unidos sigue al rojo vivo, con el índice de precios anual en 6.8%, el más alto desde 1982. Sin embargo, era la previsión del mercado, y la cifra, lejos de aumentar temores, trajo cierto alivio. Si bien fortalece la posibilidad de que se acelere el ritmo del tapering por parte de la Reserva Federal, disminuye probabilidades de que se adelante la subida de las tasas de interés.

"Estaba en línea con lo esperado y por debajo de algunas previsiones de más del 7%. Por lo que no cambia las expectativas sobre la política de la Fed. Incluso es probable que la inflación en el futuro baje”, indicaba en un reporte de Bloomberg Kathy Jones, una de las directivas y expertas en renta fija de Charles Schwab (NYSE:SCHW) & Co, multinacional de servicios financieros.

Las dificultades para reactivar la oferta y normalizar las cadenas de suministro durante la recuperación económica han sido mayores a las esperadas, y el desequilibrio generado con la demanda, sobrecalentó los precios. La inflación en noviembre en Estados Unidos fue de 0.8%, 0.1% por encima de lo esperado, pero 0.1% por debajo de la de octubre. Mientras que la subyacente bajó a 0.5%.

La siguiente decisión de política monetaria de la Fed se dará la próxima semana, y después de que su presidente, Jerome Powell, manifestara que probablemente era necesario acelerar el ritmo del tapering, el mercado esperaba el dato para prever qué tan duro podía ser el nuevo tono del organismo y si éste también implicaría adelantar la subida de tasas de interés.

Tapering a $30,000 millones al mes

Aunque para predecir un adelanto en las tasas, probablemente era necesario una inflación que superara las expectativas, los datos de hoy sí parecen ser suficiente para llevar a cabo lo que ya adelantaba Powell.

En noviembre la Fed disminuyó en $15,000 millones sus compras de bonos del Tesoro y sus títulos respaldados de hipotecas. Y lo previsto es que las operaciones bajaran en la misma cantidad en diciembre.

Pero para enero, la cantidad posiblemente sea el doble. Y la reducción de liquidez en el mercado será aún mayor.

“La Fed va a tener que aumentar el ritmo de sus planes de reducción, reduciendo potencialmente sus compras dos veces más rápido, en $ 30 mil millones al mes, en lugar de $ 15 mil millones al mes”, indicaba en un análisis Chris Zaccarelli, director de inversiones de la firma de asesoría financiera, Independent Advisor Alliance, según un reporte de Yahoo (NASDAQ:AABA) Finance.

A ese ritmo, el tapering terminaría en marzo y, según el experto, en ese momento, la Fed incluso tendrá comenzar a reducir el balance, lo que implicaría iniciar venta de los bonos que compró y reducir aún con más fuerza la liquidez.

"Las presiones inflacionarias se están acumulando en la economía y eso va a forzar la mano de la Fed", agregaba el experto.



investing