EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Hidrovía: tres compañías internacionales y una local pujan por las obras de dragado

 En el sector creen que el que gane esta "licitación corta" tendrá contratos de dragado por un buen tiempo, hasta que se definan los contratos finales


La disputa por la licitación del dragado y mantenimiento de la hidrovía Paraguay-Paraná que lleva adelante la concesionaria estatal AGP (Administración General de Puertos) quedó planteada entre cuatro grupos oferentes de empresas locales y extranjeras que buscan quedarse con un contrato temporal que, según la evaluación oficial, asciende a 97 millones de dólares.

Se realizó la apertura de ofertas de "doble sobre": la oferta técnica por un lado, y la económica por el otro.

Convocada por el organismo portuario que conduce el santacruceño José Beni, la denominada "licitación corta" apunta a elegir a las empresas que se harán cargo de dragar y conservar las condiciones de navegabilidad entre los meses de enero y setiembre de 2022 a la espera de que el Gobierno concrete la anunciada y varias veces prometida "licitación internacional larga" de donde saldrá el futuro concesionario que operará la hidrovía por un período de 15 años.

Hay cuatro propuestas para ganar este contrato: la primera es Jan de Nul, a través de Compañía Sudamericana de Dragado, el operador actual y quien estuvo a cargo de las obras durante 26 años; la segunda está conformada por la Unión Transitoria de Empresas (UTE), con la belga Dredging International, la compañía china CCCC Shanghai Dredging CO y la argentina Servimagnus SA; la tercera es la holandesa Boskalis; y, por último, la unión entre la dinamarquesa Rhode Nielsen y Emepa SA, una compañía relacionada con la Causa de los Cuadernos.

De acuerdo con los cálculos de los protagonisas,  la revisión técnica llevará un mes o más y es posible que haya otra prórroga, por lo que la licitación corta será más corta aún. 

De los oferentes, encabeza la lista la Compañía Sudamericana de Dragados (CSD), la empresa local del grupo belga Jan de Nul que se ocupa del dragado de la VTN desde 1995, primero como integrante del consorcio Hidrovía SA y, desde setiembre último, como contratista directa de la AGP.

Según reconocen todas las operadoras del sector, es la empresa que más experiencia y conocimiento tiene en la hidrovía y la que, en principio, correría con ventaja para quedarse con la adjudicación de las obras en juego.

Por su parte, la empresa CCCC Shanghai Dredging (SDC) es un nombre conocido en el país. Sin embargo, el dato impactó fuerte en el sector local fue que está sancionado por Estados Unidos e incluido en una "lista negra" por parte del Departamento de Comercio de ese país por su papel en ayudar al régimen chino a militarizar puestos de avanzada en el Mar de China Meridional, según detalló el portal South China Morning Post.

La sanción a CCCC –y otras 23 empresas de aquel país– fue anunciada el 26 de agosto pasado.

"A pesar de las protestas de EE.UU. y otros países, el gobierno de la República Popular de China (PRC) ha estado construyendo rápidamente las islas artificiales desde 2013, permitiendo que la militarización del Partido Comunista Chino (CCP) de los puestos en disputa en el Mar de China Meridional socave los derechos de los socios estadounidenses en la región", detalló el Departamento de Comercio.

Hidrovía: tres viejos conocidos y una sorpresa pujan por las obras de dragado
Hidrovía: tres viejos conocidos y una sorpresa pujan por las obras de dragado

La unión transitoria de la participa CCCC además está integrada por Dredging International, de Bélgica; y Servimagnus, una empresa Grupo Loginter, que pertenece al empresario local Ricardo Román. Esta UTE acumula dos traspiés recientes con cotizaciones elevadas para dragar el ingreso al puerto de Mar del Plata e incumplimientos contractuales en las obras que tenía adjudicadas en el Canal Martín García.

Otra de las empresas que están en carrera es la holandesa Boskalis, que tiene varios pergaminos a nivel internacional y que en el ámbito regional ha ganado distintos contratos para dragar canales y accesos a puertos de Argentina y Brasil. No obstante, las dudas aqui surgen por recientes declaraciones del embajador de Países Bajos, Roel Nieuwenkamp en Buenos Aires, quien aseguró que Argentina "no es un país para invertir".

"El cepo no funciona bien para inversores de afuera. Porque es casi imposible poner un dólar in y no un dólar out. No funciona. Los inversores de Países Bajos me dijeron ‘con cepo, no vamos a invertir’. Hay diferentes reglas que no son tan claras como el control de precios", destacó el embajador en una entrevista al canal de noticias TN.

Además,  Nieuwenkamp sentenció: "Es muy complicado explicar a las empresas en Holanda que hay 15 tipos de cambio del dólar. Es casi imposible. Tenemos que esperar un acuerdo con el FMI y tiene que haber un acuerdo también con el Club de París para estimular un clima de inversión".

La grilla de participantes la completa la firma local Emepa, empresa de Gabriel Romero asociada con Rodhe Nielsen, la empresa danesa que hace tres meses se hizo cargo del dragado del puerto marplatense. 

Parecía imposible que el Gobierno diera una oportunidad a la compañía Romero, ya que el empresario se confesó en la causa "Cuadernos" haber pagado u$s600.000 en 2010 para prorrogar la concesión hasta 2021.

Sin embargo, Emepa se presentó a la "licitación corta" para el dragado (vale recordar que estaba a cargo del balizamiento) por lo menos hasta el 12 de septiembre de 2022 o hasta que el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, el organismo encargado de la licitación larga, presente los pliegos y condiciones a nuevos oferentes y el los ganadores comiencen a trabajar.

Según admiten desde el sector, Jan de Nul empresa que más experiencia y conocimiento tiene en la hidrovía y la que, en principio, correría con ventaja
Según admiten desde el sector, Jan de Nul empresa que más experiencia y  tiene en la hidrovía y la que correría con ventaja

Cómo sigue el proceso de licitación

Las "reglas de juego" de la licitación del dragado señal que las empresas podrán realizar los trabajos con dragas propias o alquiladas que estén bajo bandera nacional o extranjera. Los oferentes que propongan la utilización de equipos inscriptos bajo bandera argentina correrán con ventaja con respecto a los que tengan o alquilen dragas extranjeras y podrán quedarse con las obras, aunque sus precios sean un 5% superiores a las ofertas más bajas.

 Ahora los técnicos de la AGP se tomarán 30 días para decidir quiénes pasan a la segunda instancia de las ofertas económicas.

 Los oferentes tienen que demostrar su competencia técnica con la acreditación de obras de dragado similares a las licitadas que hayan realizado en los últimos cinco años y un volumen de sedimentos extraídos equivalente a 26 millones de metros cúbicos anuales, el doble de lo que está previsto ejecutar durante los seis meses del contrato en juego. Además, deberán acompañar el programa de trabajos, el plan de inversiones y un documento que certifique la disponibilidad de los equipamientos necesarios para las obras.

Si bien la duración inicial del contrato fue fijada en 180 días corridos, la AGP dejó la puerta abierta para  prorrogar ese plazo todos los meses que sean necesarios en caso de que se atrase la licitación internacional que tiene que llevar adelante el nuevo Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable (ENCGVN) que pasó a presidir el ex intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk.




iprofesional