EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

ENTREVISTA AL EMBAJADOR FMI: qué le pide Japón a la Argentina para lograr un acuerdo por la deuda

 

Takahiro Nakamae, el embajador de Japón en Buenos Aires destacó lo necesario en una negociación con el FMI; resaltó las buenas relaciones bilaterales pero pidió que el Congreso apruebe el convenio de promoción de inversiones y el de doble imposición.

"Hace tiempo lo que enfatizamos es que lo importante en Argentina es que haya un mejor ambiente de negocios, incluyendo la previsibilidad de la política económica y la seguridad jurídica. Todo esto incluye la negociación con el FMI". La frase, contundente, sin eufemismos diplomáticos y directa proviene del embajador de Japón en Buenos Aires, Takahiro Nakamae y refleja las expectativas que hay en Tokio respecto del futuro político y económico en el país para que vengan inversionistas a la Argentina.

No sólo esto. El embajador Nakamae completa su diagnóstico de la Argentina con un renovado reclamo al gobierno para que haya "posibilidad de negocios en un ambiente de menor riesgo". Esto abarca todos dos temas: la aprobación del acuerdo de promoción de inversiones y el convenio para evitar la doble imposición de impuestos. El Parlamento de Japón ya aprobó estos convenios y espera que el Congreso argentino haga lo mismo para poder mejorar la mirada del país.

Al mencionar las negociaciones entre el gobierno de Alberto Fernández y el FMI por la deuda el embajador de Japón es muy cuidadoso en sus palabras aunque establece una firme definición de parte de un país que tiene fuerte peso en el directorio del Fondo. "Para que se logre un desarrollo económico sostenible de la economía argentina se necesita de un programa firme y sólido para que el FMI apoye la reforma estructural del país", dijo Nakamae en un extenso diálogo con El Cronista en las oficinas de la embajada japonesa en Buenos Aires. 

-¿Cómo ve Japón el desarrollo de la economía argentina y qué expectativas tienen los inversores para este país?

-Básicamente Argentina es un país con mucha potencialidad en recursos naturales y promueve la economía del conocimiento y la ciencia y la tecnología. Vemos a Argentina con muchas posibilidades de avanzar al futuro. Y el gobierno apoyó iniciativas de empresas, tomando riesgos y apoyando a las pymes. A la vez, a causa de la pandemia la economía experimenta desafíos en todo el mundo. Eso no es exclusivo de la Argentina. Todos estamos tratando de salir de esta crisis. Lo importante para Japón y Argentina es llevar a cabo los proyectos y mecanismos de cooperación que nos beneficie a ambos. Concretamente le puedo mencionar que en septiembre organizamos una reunión entre el gobierno argentino y los empresarios japoneses. Se llama el Diálogo entre ambos países. No se había podido realizar en los dos últimos años por la pandemia y el cambio de gobierno. Allí hubo representantes del gobierno argentino, la embajada de Japón y la Cámara empresarial. Allí vimos que no todos los problemas que hay se pueden solucionar en dos días pero lo importante es que se haya podido reanudar este diálogo. Es una oportunidad de escuchar los desafíos y observaciones de las 75 empresas que invierten en Argentina. Ellos también escucharon en directo del gobierno de cómo están trabajando en encarar los desafíos que se vienen aquí. Fue una ocasión muy importante para que el gobierno argentino haya expuesto sobre sus proyectos. Los empresarios tomaron nota de eso para informar a sus casas matrices. Acordamos seguir con ese proceso y buscamos darle continuidad a ello.

-¿El resultado electoral adverso al gobierno y la falta de acuerdos con el FMI genera incertidumbre o dudas respecto de las inversiones de Japón en Argentina?

-Sobre la situación política de Argentina y el resultado de las elecciones no debo hacer comentarios. Lo que estamos observando es que el proceso electoral se realizó de una manera correcta. Y ahora se trabaja sobre la base de ese resultado por lo que esperamos es que continuemos con el gobierno argentino para que podamos seguir trabajando. 

Hace tiempo lo que enfatizamos es que lo importante es que haya un mejor ambiente de negocios, incluyendo la previsibilidad de la política económica y la seguridad jurídica. Todo esto incluye la negociación con el FMI. También la política comercial, macroeconómica. 

Estamos con certeza de que el gobierno argentino está trabajando y sobre esta base transmitimos nuestros intereses. Estoy seguro que el gobierno argentino nos comprende bien.

-¿Mayor previsibilidad implica que no se cambien las reglas de juego permanentemente o la modificación de leyes?

-Para los inversores japoneses esperan de una economía el mayor posibilidad de negocios en un ambiente de menor riesgo. Esto abarca todos los aspectos: financieros, cambiarios, comerciales y en ese sentido también estamos a la espera de la aprobación de los dos convenios que hemos firmado con Argentina. El acuerdo de promoción de inversiones y el convenio de evitar doble impuestos. El Parlamento de Japón ya los aprobó y espera que el Congreso argentino haga lo mismo.

-¿Qué pasa si no se aprueban esos convenios de parte de la Argentina?

-Entendemos que hay varias discusiones y las personas involucradas en el tema están muy atentos. Hay discusiones al respecto. Es la discusión política dentro de Argentina...

-¿Cree que esa aprobación ayudaría a aumentar las inversiones de Japón en la Argentina?

-Eso es algo que esperamos. Para eso trabajamos ya que son estructuras jurídicas para arreglar estructuras de negocios. Lo otro es lo que acabo de mencionar que es el espacio de diálogo entre gobiernos y empresarios. Todo esto da mayor previsibilidad y un mejor ambiente en las inversiones. No puedo definir cuantitativamente cuánto incide esta ratificación de los acuerdos pero sabemos que serán positivos.

-¿El acuerdo con el FMI ayudará también a mejorar el clima de negocios?

-Las relaciones con el FMI están en diálogo con Argentina y como es un intercambio de trabajo entre ellos no debemos hacer comentarios. Pero dicho esto, lo que esperamos es que para que se logre un desarrollo económico sostenible de la economía argentina se necesita de un programa firme y sólido para que el FMI se apoye en la reforma estructural del país. Así que esperamos que el diálogo de Argentina y el FMI siga en el camino sincero.

-¿Esto implica un programa económico que se conozca y sea previsible?

-¿Qué niveles de relaciones comerciales hay entre ambos países hoy y que expectativas a aumentarlas existen?

-El monto de comercio bilateral es bajo. Modesto. No llegamos a 1000 millones de dólares. Tengo entendido que Argentina con países como Vietnam o Indonesia tiene mayores montos de relaciones comerciales. Es bueno que Argentina tenga relaciones comerciales con países asiáticas. Pero seguramente en términos bilaterales con Japón seguro que hay mucho espacio para explorar a futuro. Creemos que no está aprovechado a pleno la potencialidad. Hay que trabajar en ese sentido. Dicho esto, el panorama de comercio experimenta una transformación en América latina. Antes se hablaba de la complementariedad mutua. Ahora las relaciones comerciales de Japón con América latina se integra en la cadena de valor global y producen juntos para lograr terceros mercados. En Argentina hay 75 empresas japonesas, en México hay 1300 empresas japonesas que invierten. Pero una comparación sencilla que no vale porque son dos países diferentes. La integración económica es relevante. Japón es un país donde la población se achica y envejece. Es natural que se espere menos comercio bilateral. Pero junto con las inversiones y la infraestructura jurídica como los acuerdos mencionados tal vez se potencie la relación económica como sucede con Chile, Colombia o México. Si me permite desarrollar las actividades de empresas japonesas en Argentina hay aspectos muy positivos. Por ejemplo, en Argentina en algunos sectores industriales las empresas son muy activas como en la industria automotriz. Esas empresas de Japón vienen anunciando inversiones millonarias. Hay planes de aumentar sus productos aquí. También hay áreas con mayor expectativas para el futuro como la energía eólica, hidrógeno, litio. Ya hay una planta de generación eólica en Santa Cruz en un proyecto de una empresa japonesa y de Francia. También en el litio hay una planta de litio en Jujuy de Japón. Hay un memorándum de cooperación para el desarrollo de hidrógeno en Argentina.

-¿Cómo es la cooperación científico tecnológico?

-Es importante decir en ello que Japón tiene un esquema de cooperación internacional y este año se definió un proyecto conjunto con Argentina. El instituto de Ciencia y Tecnología de Japón con la Universidad de Osaka y el Servicio Meteorlógico Nacional y la Universidad de Córdoba están trabajando por la mejor en la infraestructura en servicio meteorológico en procesamiento de datos para desarrollar nuevos sistemas de prevención de desastres. Se espera desarrollar un nuevo sistema y sobre esta base se busca expandir esta experiencia a nivel internacional. Es un proyecto financiado por Japón que se hará de manera conjunta con Argentina.

-¿Qué opina del avance de China en la región de América latina y en particular en la Argentina?

-Esperamos que en la comunidad global prevalezcan los valores que todos compartimos como la democracia, gobernanza global, libertad de expresión y derechos humanos. Estamos en contra de alterar el status quo de manera unilateral y sobre estas ideas en el área Indopacífico Japón promueve estas ideas en esa región. La idea es expandir esa idea de un espacio libre y abierto en América latina también. Hace tres años el primer ministro Shinzo Abe en la cumbre del G20 hizo un breve discurso donde lanzó una iniciativa de cooperación entre Japón y América latina por la conectividad de valores, economía y de infraestructura. Es esto es conectividad de valores para preservar los valores de la comunidad internacional y que no haya irrupciones de ello.



cronista