EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cuánto se disparó el dólar y cuánto bajaron las reservas en los primeros dos años de Alberto Fernández

 Los dos primeros años del Gobierno del Frente de Todos dejan números difíciles de asimilar y un panorama cambiario desafiante. Un acuerdo con el FMI, la "condición necesaria pero no suficiente". 

La primera mitad del gobierno de Alberto Fernández deja algunos números que parecen difíciles de asimilar. El dólar "libre" se disparó un 182%, la brecha cambiaria se amplió de 15% a 93%, las reservas netas del Banco Central (BCRA) cayeron de la zona de u$s 13.000 millones a niveles de u$s 5000 millones, y los depósitos en dólares del sector privado continuaron en retirada de la mano de una turbulencia cambiaria que lejos está de superarse. 

Todo eso ocurrió pese a la existencia de un cepo cada vez más rígido, una soja en máximos que propició una liquidación récord por parte del agro y "un maná del cielo" que llegó en forma de DEGs por unos u$s 4334 millones. Pero también ante una pandemia que golpeó, aunque de forma desigual, a todas las economías del mundo.

Se cumplen este viernes dos años de la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada. En ese lapso, el dólar mayorista subió de $ 59,85 a $ 101,52 (69,6%), el blue se disparó de $ 69,25 a $ 197 (184%) y el contado con liquidación trepó de $ 76,60 a $ 216,10 (182%).

En el medio, se multiplicaron las restricciones cambiarias, el BCRA apeló al ancla cambiaria para contener a la inflación y hasta utilizó, según estimaciones privadas, unos u$s 2500 millones de sus reservas para frenar el avance de las cotizaciones paralelas. Pero nada de eso logró disipar la incertidumbre.

La turbulencia se explicó, en buena medida, por desequilibrios monetarios que se fueron acumulando y un cada vez menor nivel de reservas.

Entre los primeros, se destacó una base monetaria que casi se duplicó. Pasó de $ 1,722 billones el 10 de diciembre de 2019 a $ 3,299 billones en los primeros días de este mes (un 91,5% más). En términos de PBI, la emisión monetaria de 2020 fue récord y la de 2021 se ubica en tercer lugar desde 2003. Por eso es que el BCRA debió multiplicar por tres el stock de sus pasivos remunerados, que pasaron de $ 1,092 billones a $ 4,415 billones (+304%), lo que provocó que los intereses acumulados por las Leliq y pases asciendan, desde entonces, a $ 1,973 billones.

Pese a que el Central acumula, desde la llegada de Miguel Pesce a la presidencia, un saldo de compras superior a los u$s 2100 millones en el MULC, y que en los últimos dos años las reservas internacionales cedieron apenas unos u$s 2600 millones -pasaron de u$s 43.785 millones a u$s 41.160 millones-, la lupa se posa precisamente en el nivel de reservas.

Es que dentro del mercado estiman que las reservas netas, que rondaban los u$s 13.000 millones hace dos años, se sitúan en torno a los u$s 5000 millones. "Estaban en la zona de u$s 12.500 millones y hoy ya están por debajo de los u$s 5000, incluyendo el remanente de DEGs que todavía queda del giro de agosto", estima Martín Vauthier, economista y director de Anker Latinoamérica.

Francisco Ballester, director en MindY-Economics, la consultora fundada por el ex presidente del BCRA Guido Sandleris y antecesor de Miguel Pesce en el cargo, dice que las reservas netas eran de u$s 13.000 millones hace dos años y hoy proyecta que se ubican en torno a los u$s 5400 millones.

Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra, en cambio, estima que "hace dos años, cuando asumió Alberto Fernández, las reservas netas rondaban los u$s 6600 millones" y hoy "se ubican en torno a los u$s 4200 millones, por debajo del número con el que asumió Fernández".

Independientemente de estas diferencias que surgen entre las diversas estimaciones, en lo que sí coinciden los economistas es en que las mismas son insuficientes para hacer frente a los compromisos de deuda que se aproximan en los próximos meses.

"A pesar de que los súper precios de la soja implicaron el ingreso de u$s 10.000 millones adicionales este año en comparación a 2020, el Central no logró que esos dólares permanezcan en las reservas", advirtió Giorgio.

Pero precisamente en esa urgencia que impone que el nivel de reservas netas, según las estimaciones, sea insuficiente para pagar los próximos vencimientos que se avecinan podría estar la llave que permita revertir la incertidumbre cambiaria actual. Es que antes de marzo, coinciden en la City, el Gobierno debería alcanzar un acuerdo con el FMI.

"Un acuerdo con el FMI es condición necesaria pero no suficiente para revertir esa incertidumbre", marcó Martín Vauthier, director de Anker Latinoamérica. Para hacerlo, agrega, Argentina deberá presentar "un programa económico sólido y creíble", cuyo principal objetivo sea "mejorar el balance del BCRA, que hoy está muy deteriorado y es lo que está detrás de los niveles de brecha cambiaria, ya que el tipo de cambio oficial todavía no luce atrasado en relación a otros períodos recientes".

Tomas Carrió
Subeditor de Finanzas y Mercados