EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Caos absoluto, escasez de alimentos, cortes de energía, quiebras, disturbios civiles, eventualmente una guerra internacional

 Los precios de la energía están disparados en todo el mundo. La transición a energías limpias de manera precipitada ha traído consigo estas alzas en los precios a niveles no vistos antes. Hemos dejado de generar energía con carbón en muchos países, y poniendo dificultades para la energía nuclear en muchos otros, sin tener una infraestructura suficiente en energías alternativas.

Aunque el efecto más obvio de este encarecimiento energético son las dificultades que están teniendo muchas familias para afrontarlo, existen muchas otras derivadas. Las industrias intensivas en energía han visto aumentados sus costes de manera vertical, y caída de sus márgenes en proporción.

Hasta las propias industrias generadoras de energía están teniendo dificultades. Unos problemas que amenazan con extenderse a sectores relacionados como una mancha de aceite. Los analistas de Capitalist Exploits hacen el siguiente comentario al respecto:

Dos empresas acaban de quebrar. Ambas son proveedores de energía en la turbia tierra del Reino Unido, y no son las primeros.

Entice y Orbit se convierten en las últimas empresas de energía en quebrar

“Desde principios de septiembre, un total de 24 proveedores de energía han fracasado luego de un aumento en los precios del gas”.

“A medida que los proveedores continúan cayendo como fichas de dominó, está claro que el mercado no está funcionando como debería y hay serias preguntas para que Ofgem responda sobre cómo se ha permitido que esto suceda”, dijo Gillian Cooper, directora de política energética de Citizens Advice. "

Dirige un negocio en el que atrae clientes ofreciéndoles incentivos. Uno de ellos son los precios baratos mientras se mantienen fijos durante el tiempo. Ahora, a menos que haya firmado un contrato de tasa de interés a plazo que asegure el gas, está abierto a lo que le ofrezca el mercado. En tiempos normales, esto es manejable. Pero estos no son tiempos normales, ¿verdad?

De modo que vemos una mayor destrucción de la oferta y con eso vendrán precios cada vez más altos. Eso se encontrará con más gasto monetario y fiscal, y no importa cuánto intenten reducir la demanda encerrando a las personas en sus hogares, el solo hecho de hacerlo reduce la oferta aún más, lo que hace que impriman aún más dinero. ¿El resultado? Caos absoluto, escasez de alimentos, cortes de energía, quiebras, disturbios civiles, eventualmente una guerra internacional y una pesadilla inflacionaria.

No se distraiga con el ruido intermedio. Los mercados nunca se mueven de forma lineal. Deja de esperar que lo hagan. Comprenda hacia dónde nos dirigimos, prepárese, protéjase y concéntrese en hacer lo mejor que pueda.




capitalbolsa