EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Preocupado por una subida de tasas? No lo esté, la historia dice que las bolsas pueden seguir subiendo

 Se ha condicionado a los inversores a creer que el mercado de valores se comporta mal cuando la Reserva Federal sube las tasas de interés, ya que un salto en el costo del capital puede dañar el perfil financiero de los activos de larga duración como las acciones de crecimiento.

Pero los datos cuentan una historia diferente. Según DataTrek Research, el S&P 500 solo ha tenido dos años de pérdidas desde 1990 cuando la Fed subía las tasas de interés: una caída del 9% en 2000 y una caída del 4% en 2018. Eso lleva a la empresa a creer que los inversores no deben preocuparse sobre el probable inicio de subidas de tipos de interés por parte de la Fed en algún momento del próximo año.

"Hay muchas razones para preocuparse por las acciones de gran capitalización estadounidenses (entre ellas, la valoración), pero los aumentos de tipos de la Fed no están en la parte alta de nuestra lista", dijo el cofundador de DataTrek, Nicholas Colas, en una nota.

Los futuros de los fondos federales muestran actualmente una probabilidad de más del 75% de un aumento de las tasas de interés a fines del próximo año, según la herramienta FedWatch de CME. Esas probabilidades se dispararon a principios de este mes después de que los datos de precios al consumidor mostraran que la inflación alcanzó su tasa más alta desde 1990.

Pero como muestran los ciclos anteriores de ajuste, "es muy inusual ver una caída de las grandes capitalizaciones estadounidenses cuando la Fed está subiendo las tasas", dijo Colas.

Los períodos de subidas de tipos se produjeron dos veces en la década de 1990, una en la década de 2000 y otra en la de 2010. El S&P 500 arrojó una tasa de crecimiento anual compuesta positiva de 17,9%, 10,3% y 9,2% en esas décadas, respectivamente, según la nota.

La lección de los últimos 30 años, dijo Colas, es que las acciones tienden a caer cuando la Reserva Federal aprieta demasiado las condiciones financieras, como lo hizo a fines de 2018.

"Eso puede suceder en algún momento del próximo ciclo de tasas de la Fed, que los mercados creen que comenzará el próximo verano, pero ciertamente no desde el principio", agregó. Esto se debe a que la tasa de los fondos federales se encuentra en un rango mínimo de 0% a 0.25%, y se necesitarán múltiples aumentos de 0.25 puntos porcentuales antes de que las tasas de interés ya no se consideren "históricamente bajas".

En otras palabras, las acciones pueden soportar varias subidas de tipos de la Fed, especialmente cuando la economía subyacente todavía está creciendo, y las tasas más altas no son motivo suficiente para que los inversores vendan sus acciones, según DataTrek.



capitalbolsa