EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Manes, el Massa de Juntos” El radicalismo se autopercibe empoderado

 El radicalismo se autopercibe empoderado. Ya no se cuida de manifestar su pretensión de disputar el liderazgo de Juntos, y la candidatura presidencial en 2023. Los planetas parecen alinearse para darle gas a esta pretensión, ya que el Pro experimenta una profunda crisis interna, que podría colocarlo al borde de la fractura.

Facundo Manes, quien no oculta su intención de acceder a la presidencia en el próximo turno, salió a reivindicar las expectativas de la UCR, afirmando que “el frente electoral que ganó en 2015 no existe más”. El neurocirujano hacía referencia a la necesidad de discutir liderazgos y fuerzas políticas que integrarán Juntos de cara a 2023. Sobre todo, las controversiales figuras de Javier Milei y José Luis Espert.

Los halcones del Pro se sienten amenazados por el crecimiento del referente radical, por lo que no han tenido tolerancia alguna hacia él desde el mismo momento de su postulación. Ahora le tocó a Fernando Iglesias, el “cromagnon amarillo”, quien con su habitual tono satírico respondió: "Es nuestro Massa".

Rápidamente quedó atrás el acuerdo de no agresión en la coalición opositora. Manes se limitó a reclamar una lógica diferente del frente electoral que garantice mayor protagonismo al radicalismo. Para los “halcones” resultó intolerable: sólo imaginan a la UCR como furgón de cola del Pro.

El dirigente radical había declarado: "En esta elección la UCR se puso de pie. La novedad de la coalición es que ya no existe la lógica que prevaleció entre 2015 y 2019. Tenemos que convocar a sectores del centro porque los extremos no nos hacen bien". Los extremos, para él, son los autodenominados libertarios y el sector de los halcones.

El neurocirujano postuló la necesidad de "convocar a sectores del centro porque los extremos no nos hacen bien " y, refiriéndose a Javier Milei, enfatizó: "No hay que dejar pasar la virulencia de algunos que se autodenominan liberales. Promueven la intolerancia y lesionan la convivencia democrática".

Iglesias, quien compartirá el interbloque de Juntos por el Cambio con Manes, reaccionó inmediatamente a través de su cuenta de Twitter: "Me informan que gracias a las astutas maniobras de nuestros habilidosos estrategas hemos logrado generar a nuestros propio Sergio Massa. ¡Felicitaciones! ¡Que no decaiga!".

Con “los estrategas”, hizo referencia tácita a Horacio Rodríguez Larreta y aría Eugenia Vidal, quien se negó a competir en la provincia y posibilitó el crecimiento de Manes. Hoy es uno de los presidenciables del espacio. 

Iglesias se arrepintió de su reacción, pero fue increpado por sus seguidores más duros, por lo que volvió a publicarlo. "Borro el tuit porque no hablaba de Tucumán y se malinterpretó. Ya habrá oportunidad de repetir la idea, lamentablemente", trató de explicar, sin conseguir convencer a nadie.

"Ahora no es momento porque hay que ganar las elecciones, pero que se quede tranquilo. No lo vamos a olvidar", amenazó, en pie de guerra.

La fabulosa levantada del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires echó por tierra los planes de los sectores más duros del Pro, quienes pretendían dar un golpe “blando” esta semana en caso de que se repitieran los resultados de las PASO, tal como lo denunció el propio presidente Alberto Fernández en el acto del Día de la Militancia.

Con esa recuperación, el oficialismo se mantiene como primera minoría en la Cámara de Diputados de la Nación, quedó a apenas dos votos del quorum en la Cámara de Senadores, que ya se habrían conseguido con el aporte de Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana, mantuvo la mayoría en Diputados de la provincia de Buenos Aires y empató la cantidad de senadores provinciales, con el voto de oro de la vice gobernadora, Verónica Magario, para los eventuales desempates.

En esta situación de profunda tensión interna, Juntos por el Cambio tendrá que definir sus nuevas autoridades del interbloque. El Pro continuará siendo el partido con más bancas, seguido por la UCR y, muy por detrás, la Coalición Cívica.  No está claro aún si todos los legisladores electos en las boletas de Juntos por el Cambio se mantendrán dentro de un mismo bloque. Los cortocircuitos internos comenzaron a estallar sin anestesia. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)