EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La pandemia ha llevado a un fuerte aumento de divorcios y esto influye en el mercado inmobiliario

 Una de las consecuencias de la pandemia ha sido el aumento de los divorcios y separaciones. Según una encuesta IFOP para YesWebloom.com, más de una de cada cuatro parejas en Francia admite haber sentido ganas de romper con su pareja durante los sucesivos cierres y/o toques de queda impuestos desde marzo de 2020. En abril de 2020, el interés en el divorcio ya había aumentado en un 34%. Y, a fines de 2020, había aumentado entre un 10 y un 25% más, según el país.

Es una triste realidad que, en opinión de John Plassard, especialista de inversión de Mirabaud, tendrá un claro impacto en los patrones de vivienda, que ya estaban en proceso de transformación. Al fin y al cabo, al menos uno de los dos deberá buscar un nuevo alojamiento.

Impacto de los divorcios en la economía

Empecemos por el principio: ¿quién se está divorciando? Si bien es difícil generalizar, se puede decir que el número de divorcios ha aumentado drásticamente. Se han identificado dos grupos demográficos principales como los más vulnerables:

Recién casados. En EE.UU. se ha descubierto que las parejas más nuevas son las más propensas a solicitar el divorcio durante la pandemia. El número de parejas casadas durante solo cinco meses o menos aumentó del 11% en 2019 al 20% en 2020.

Baby boomers. A menudo llamado el divorcio gris, corresponde a separaciones tardías.

En ambos casos, el divorcio suele ir acompañado de una división de la propiedad, y es probable que los bienes inmuebles se vean afectados.

“Una alta tasa de divorcios puede arrastrar a la economía de toda una nación”, afirma Plassard. Pero cuando se trata del inmobiliario, puede provocar un aumento en la demanda de vivienda. El aumento del número total de hogares tiene un impacto tanto en el empleo como en el mercado de la vivienda.

Qué inmobiliario gana con las crisis de parejas

Pero se busca un perfil de inmobiliario específico. La combinación de divorcio gris y ventas de viviendas inducidas por coronavirus ha llevado a padres divorciados y personas mayores a buscar casas más pequeñas y más baratas.

Influencia en las ventas. Las ventas de condominios han aumentado considerablemente y la demanda sigue creciendo. Las unidades multifamiliares más pequeñas, como los dúplex y las casas adosadas, tienen aún más demanda ya que el inventario es bajo. La demanda de casas más pequeñas también está aumentando gracias a los divorciados grises que buscan mudarse a casas más pequeñas y accesibles. Agregue a esto todos los padres solteros que buscan segundas viviendas, y las casas pequeñas se pueden vender rápidamente, mientras que las casas más grandes permanecen en el mercado por más tiempo.

Efecto en el alquiler. Mientras que los alquileres a corto plazo (como AirBnB) fueron una tendencia inmobiliaria explosiva que se sumó a la ya crítica escasez de alquileres residenciales en las principales ciudades, muchas de estas propiedades de inversión han regresado al mercado de alquiler a largo plazo en la zona de los llamados cinturones alrededor de las principales ciudades.

Desarrollo de viviendas. Plassard ve es probable que las viviendas de desarrollo de unidades planificadas (PUD) experimenten un crecimiento en el mercado de la vivienda a medida que los divorcios grises llevan a los baby boomers a buscar la comodidad y una vida libre de estrés que ofrecen estos proyectos. “Menos complicadas que la propiedad de una vivienda, pero aún lejos de una situación de vida asistida, estas unidades pueden proporcionar un puente cómodo para las personas mayores que aún son independientes pero quieren vivir más cómodamente y no tener que preocuparse por el mantenimiento”, explica el experto.

Fuente: Fundspeople