EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Herencia Citroën: el superlativo GS

 

El vehículo emblema elegido para la cápsula Herencia Citroën del mes de noviembre, es el GS. Un automóvil fabricado entre 1970 y 1986, situado entre los actuales segmentos C y D. Su gran novedad era la combinación de un motor boxer de 4 cilindros, asociado a una suspensión hidroneumática simplificada.

CITROËN Argentina, a través del programa “HERENCIA CITROËN”, recorre los principales modelos clásicos de la marca y los atributos más destacados de cada uno de ellos que pudieron disfrutar los clientes en nuestro país y el mundo. La marca francesa cuenta con una rica historia de más de 100 años en el mundo con destacados modelos e innovaciones tecnológicas muy dignos de contar. En este capítulo de HERENCIA CITROËN, es el turno del CITROËN GS.

A finales de los años 60, en los que todavía se llevaban las líneas curvas y parecía que todo estaba resuelto en materia de suspensiones, Citroën decidía dar otra vuelta de tuerca a la suspensión hidroneumática que tan buenos resultados le había dado en el Citroën ID/DS 'Tiburón'. El GS llegó para ocupar el lugar en la gama de Citroën, entre los autos económicos 2CV y/o Ami y el lujoso sedán ejecutivo DS.

El GS es un automóvil familiar de motor delantero, tracción delantera, versiones de cuatro o cinco puertas, ambas para cinco pasajeros, fabricado y comercializado por Citroën en dos series: entre los años 1970 y 1979 en estilos de carrocería fastback sedán y familiar; y posteriormente como GSA entre los años 1980 y 1989 en estilos de carrocería hatchback y familiar.

Con una carrocería más aerodinámica incluso que la de su hermano mayor el Citroën CX, su seguridad activa y confort de marcha eran realmente superlativos.

Cuando el GS fue nombrado Auto del Año en Europa en 1971, el diseño se destacó como tecnológicamente avanzado, y su confort, seguridad y aerodinámica líderes en su clase.

Además de presumir de que el GS podía circular y hacer giros endiablados con sólo tres ruedas instaladas, en la publicidad de la época se destacaban sus cuatro frenos de disco, su chasis de aleación ligera y una práctica refrigeración por aire de su mecánica bóxer de cuatro cilindros y sólo un litro y 45CV, aunque el motor llegó a evolucionar hacia los 1.100-1300 cc y 65 CV, y hubo una versión Wankel Bi-Rotor (entre 1974 y 1975) de 107 CV que alcanzaba una velocidad máxima de 175 km/h.

El GS obtuvo una aceptación inmediata en el mercado y fue el modelo Citroën más vendido durante muchos años. Se produjeron 1.896.742 modelos GS y 576.757 modelos GSA en total.