EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Coffee Break: tras los comicios, ¿se radicalizará la política económica o habrá un giro pragmático?

 Desde la radicalización de la política económica hasta el giro pragmático, se abre un abanico de escenarios posibles a partir del día lunes

En la recta final del proceso electoral las preocupaciones no se centran tanto en los porcentajes finales que obtenga cada una de las fuerzas en pugna como en lo que suceda a partir del lunes siguiente. La población en general, analistas locales y extranjeros e inversores dirigen su atención menos a las diferencias finales en las urnas y más a cómo se resuelvan las internas dentro de la coalición de gobierno ya con el resultado puesto. Y también, obviamente a las reacciones de la oposición.

¿Qué pasa el 15? ¿Cómo sigue esta historia? Los interrogantes se tiñen de estrés cuando son acompañados por la inquietud en el mercado cambiario en un contexto donde la relación peso-dólar es inestable y despierta los fantasmas conocidos. ¿Cuánto cambia realmente que el Frente de Todos mejore marginalmente su situación en las urnas o pierda algunos puntos respecto del 12 de setiembre? Probablemente poco. Desde luego que una recuperación, aunque sea parcial ayuda a enfrentar mejor la noche del domingo, pero no necesariamente resuelve los problemas que quedaron explícitamente expuestos la semana posterior a las PASO.

Podría, inclusive, darse la paradoja que con números iguales o peores se pudiese generar una reacción gubernamental más firme para alejarse de escenarios turbulentos. Claro que nadie está en condiciones de poder afirmar una cosa o la otra porque los propios interesados probablemente no lo sepan.

Desde la radicalización de la política económica hasta el giro pragmático se abre un abanico de escenarios posibles

De allí que la incertidumbre reina y abre espacio para todo tipo de especulaciones, entre ellas las cambiarias. Desde la radicalización de la política económica hasta el giro pragmático se abre un abanico de escenarios pensables. "¿Y a vos quién te dice que Feletti no es la punta del iceberg y que al terminar la campaña no profundizan el modelo?", pregunta un referente del sector agropecuario durante el coffee break de un evento sobre escenarios post electorales.

Una dirigente de una importante cámara industrial propone una mirada mas optimista: "La recuperación económica de este año alcanzará casi para compensar todo lo perdido el año pasado por efecto de la pandemia. Ellos saben que sin el combustible de los dólares se para la reactivación. Pueden masticar vidrio, pero tragarlo, no lo creo. No habría que descartar el acuerdo con el Fondo y algún tipo de entendimiento con la oposición".

El intercambio de impresiones crece mientras se espera el comienzo del próximo panel y un experimentado y veterano abogado de uno de los estudios más influyentes de la City le agrega presión al mini debate: "¿Y quién toma al toro por los cuernos: el presidente, CFK, Manzur?". Silencio stampa, esa es la pregunta sin respuesta. Todos coinciden en la necesidad de fortalecer la figura presidencial, pero pocos se animan a encontrar la fórmula para lograrlo. "Tuvo muchas oportunidades y las dejó pasar. Cuando comenzó la cuarentena, por ejemplo. Después entró en una pendiente que no encuentra piso", señalan.

¿Como se explican las ultimas declaraciones respecto a Córdoba? En esa provincia el Frente de Todos está casi en un dígito y después de las definiciones de Alberto para que los cordobeses sean parte de la Argentina es muy probable que sus candidatos conozcan el subsuelo electoral. No se entiende, planteaba un reconocido encuestador. Mas allá del desacierto declarativo para conquistar votos esa definición respecto de la provincia mediterránea muestra un déficit mas preocupante: la imposibilidad de apreciar la contribución cordobesa con sus cadenas de valor y su entramado social a la producción nacional y la generación de divisas.

El camino que tome el Gobierno post elecciones es una incógnita

Es mucho más que la incomprensión de un electorado que representa el 8% del padrón nacional. Es la imposibilidad de desarrollar una estrategia que, a imagen y semejanza del peronismo local, comprenda e interprete uno de los núcleos más dinámicos del país, lo que el politólogo Federico Zapata llama con acierto una "visión del campo ampliado" por la innovación y la biotecnología. La misma actitud de reproche suele destinarse genéricamente a los porteños y otros distritos esquivos, manifestando una reclusión en una zona de confort discursiva que supo crear el kirchnerismo y que se constituye en un dique para las pretensiones de superar antiguas antinomias.

La grieta política descansa en esta dificultad para razonar lo distinto, característica que también se aplica a una parte de la dirigencia de Juntos por el Cambio cuando simplifica hasta el absurdo su posición frente a los apoyos sociales y económicos que obtiene el oficialismo desde hace ya muchos años. Unos y otros deberán revisar sus paradigmas para hacer frente a lo que viene. Claro que la responsabilidad del Gobierno y del Presidente se presenta como mas urgentes.

En un régimen como el nuestro todas las miradas se dirigen a quién ocupa el sillón de Rivadavia. De allí que cualquier reacción de la coalición gobernante deberá asumir la necesidad de su empoderamiento no con declaraciones o acciones cosméticas sino con una reconstrucción del poder político sobre supuestos diferentes a los del 2019 que evidencian señalan claras de agotamiento.


iprofesional