EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Audio “Judío inmundo”, los dichos antisemitas del intendente de Salto

 Se trata de una conversación a la que tuvo acceso REALPOLITIK, donde el jefe comunal, Ricardo Alessandro, lanzó palabras discriminatorias contra el actual consejero y ex presidente de la cooperativa eléctrica de Inés Indart, una localidad perteneciente al partido de Salto. El conflicto se inició en mayo pasado, por el entierro de una vecina.


El actual consejero y ex presidente del consejo de administración de la cooperativa eléctrica de Inés Indart, Diego Giudice, acusa al intendente de Salto, Ricardo Alessandro, de gestar una “campaña antisemita” en su contra, fogoneada en “las redes sociales”.

En diálogo con REALPOLITIK, el denunciante aclaró que “desde hace rato” viene denunciando este hostigamiento centrado en su “figura” y opinó sobre los exabruptos filtrados del jefe comunal: “Estos levantan sospechas de cómo se ha orquestado una campaña nazi que incluyó escraches en mi domicilio particular”.

Con respecto al episodio controversial entre las partes, que se originó tras el deceso de una vecina de la zona por coronavirus, en mayo último, Giudice dio su versión de lo sucedido: “El cuerpo de la mujer fue trasladado a la cooperativa eléctrica para que sea velada, cuando aquí solo tenemos una sala velatoria y se sabe que, durante plena pandemia, las normativas eran estrictas ya que no podía haber velorios”. Y continuó: “El intendente cambió al delegado municipal por una señora que no es muy conocedora de las leyes y permitió que la ambulancia ingrese al pueblo (Inés Indart). Acá no hay una morgue para enterrarlos, tendrían que haberla llevado a Salto”. Vale remarcar que, por estos agravios acontecidos desde este hecho particular, Giudice realizó una denuncia penal contra la municipalidad.

En torno al polémico audio del alcalde saltense, a continuación, se reproducen sus textuales: 

RA: - ¡Qué HDP que son!

RA: - Pobre mina, no tenía ni idea.

RA: -No la quería enterrar este judío inmundo.

RA: - La puso arriba de la chata y la llevó a enterrar… Ahí le hizo una denuncia penal.

A lo que una asesora municipal le preguntó: “¿No sabías nada de lo que pasaba ahí?”, y Alessandro continuó con su monólogo:

RA: - Ese es el liberalismo de mierda.

RA: - A mí me lo comunicaron a las 11.30 de la noche.

RA: - Una mujer que tenían que enterrarla con los protocolos suficientes, con los protocolos que la trajeron de afuera.

RA: - No la quiso enterrar la cooperativa (cooperativa eléctrica de Inés Indart) porque no tenía los medios.

RA: - Entonces que hizo la HDP esta… ¿Dejar ahí arriba un cuerpo sin vida? Agarró y la enterró.

RA: - Estos son los liberales HDP que hay en Argentina.

RA: - ¡Qué la concha puta madre que los parió y todavía la gente los apoya!

RA: - ¡Qué porquería que son!

RA: - Así está el país y después dicen que somos nosotros.

RA: - La mina de buena fe, una mina de campo (en referencia a la difunta vecina). 

RA: Son todos (DanielArimay… (DiegoFeo. ¡Todas estas bostas!

No obstante, el inicio de este conflicto fue denunciado hace unos meses atrás, concretamente en agosto, con un video difundido en YouTube por los propios integrantes de la cooperativa eléctrica que advirtieron sobre una “agresiva campaña contra su presidente”. El expositor fue Fabio Perdigues, del consejo de administración de Coopindart, quien indicó: “Este lamentable hecho en el que fue involucrada nuestra cooperativa y los miembros de su consejo de administración, merecen ser objetos de investigación para poder esclarecer y arribar a una reflexión”.

“El escrache del que fue víctima el señor Diego Giudice y su familia, en la puerta de su hogar, no fue un acontecimiento espontáneo. Es el resultado de una larga cadena de persecución, agravios, amenazas e incluso agresiones físicas que él ha venido sufriendo desde hace tres años, momento en el que la asamblea de socios le confió la representación como consejero”, agregó. En relación a los perpetuadores de estas acciones, particularizó: “Estas hostilidades, que han crecido en virulencia, provienen de un reducido grupo de vecinos de nuestra localidad, quienes han agitado con estas acciones al resto de la comunidad, promoviendo un sentimiento de rechazo hacia el señor Giudice”. Cabe remarcar que, más allá de Alessandro, los señalados como responsables de estas maniobras son “los que manejaban la cooperativa antes y fueron aliándose con la municipalidad”, según relató Giudice a este medio.

En el registro fílmico también se hallan pruebas contundentes de audios y capturas de chats de WhatsApp contra el ex presidente de la cooperativa, donde se observa como lo trataban de “pelotudo”, “hijo de puta”, “corrupto”, de “manipular por plata” a sus allegados y hasta le pidieron su renuncia. “Lo grave y repudiable son las expresiones xenófobas cargadas de odio, que permanentemente hacen foco en él. Resultan inaceptables donde se llama a echarlo como si existiera un jurado de admisión que califique quién puede o quién no formar parte de nuestra comunidad”, amplió Perdigues.

Finalmente, el vocero de Coopindart, apeló a la solidaridad de la comunidad saltense: “Ser nativo no confiere a nadie que habilite a segregar a una familia a punto de producir un escrache en su domicilio que resulte, en la decisión de esta, alejarse de nuestro pueblo”. Y concluyó: “Resulta imprescindible llamar a la reflexión colectiva, que cada uno se tome un instante para recapacitar qué está haciendo o permitiendo para que unos pocos impongan actos basados en el odio”.  


(www.REALPOLITIK.com.ar)