EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Visita a Ensenada Alberto Fernández se vio envuelto en un sangriento incidente protagonizado por la barrabrava de Secco

 El día de ayer, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, visitó la localidad que comanda el intendente ultrakirchnerista, Mario Secco, horas antes de compartir un acto con la vicepresidenta Cristina Kirchner. En ese marco, el sector de la UOCRA afín al gobierno protagonizó un violento hecho y el mandamás eligió mirar para otro lado.


Luego del duro golpe de las PASO, que terminó con el golpe institucional de Cristina Kirchner y un abrupto cambio de gabinete, el presidente Alberto Fernández visitó los pagos de Mario Secco para charlar sobre “los problemas que tienen los vecinos”, según indicó oportunamente. Pero, a pesar del intento, las cosas no salieron como se esperaban.

"Acabo de terminar una reunión con vecinos acá en Ensenada, Punta Lara. Lindísima reunión, donde pudimos hablar de todos los problemas que tienen los vecinos. A mí me importa mucho escuchar, es momento de escucharnos un poco más", comentó Alberto Fernández sobre su visita a Ensenada, intentando disimular lo ocurrido momentos previos.

Mientras almorzaba en el camping de la Mutual de Servidores Públicos de la provincia de Buenos Aires (SEPUBA), un militante de la UOCRA se le acercó y, luego de algunas palabras de elogio, le contó la realidad que se vive en la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) local: “Hoy en la puerta 2 de YPF nos cagaron a todos a palos los trabajadores. No nos dejaron entrar a trabajar. Toda la guerra de los barras”, aseguró el trabajador.

Incómodo, el presidente solo atinó a responder: “Gracias compañero”.

Pero las expresiones no cesaron: “Denos una mano Alberto, nosotros somos gente buena”, agregó el trabajador.

A modo de respuesta, Alberto Fernández ensayó los dedos en V mientras esbozaba una gran sonrisa y volvía a tomar posesión del tenedor. El mandamás no ignoraba que ese sangriento conflicto fue, al menos en parte, responsabilidad de su gobierno.

INTERNA Y PELEA

Instantes previos y muy lejos del romanticismo, los vecinos de Ensenada vivieron momentos de tensión en uno de los accesos a la Destilería de Ensenada. Fue en el marco de la renuncia del interventor César Trujillo y la toma del cargo de Oscar Rizzo.

Mientras los empleados se agolpaban para ingresar, se desató una violenta pelea sobre el camino Vergara entre las dos facciones de la UOCRA que lideran Juan Pablo Pata” Medina, por un lado, e Iván Tobar, por otro.

Desde el espacio del “Pata” aseguraron que sus afiliados fueron atacados y que los efectivos policiales emplazados a algunos metros del lugar no hicieron nada para evitarlo. Las filmaciones que acompañan este artículo dan cuenta de ello.

LOS BARRAS DE SECCO

El hecho no es para nada casual. Vale recordar que, hace solo algunas semanas, presuntos militantes de Medina fueron acusados de grabar un video intimidatorio amenazando a la Justicia.

"Queremos arrancar diciendo que, si mañana toman medidas con nuestro líder, vamos a matar al juez, al fiscal, al hijo del juez y al que venga, con la banda del ‘Puly’ y el ‘Pata’", habían asegurado diez supuestos seguidores de Medina en referencia a él y a su hijo Cristian, disfrazados con máscaras y con armas en sus manos, en un hecho que tomó relevancia nacional.


¿El video fue realizado por militantes del "Pata" Medina o se trató de una tramapa del sector de Iván Tobar?

Pocos días antes, Medina fue eje de polémicas por protagonizar un acto de la agrupación política 22 de Enero, en la sede central ubicada en avenida 44 y calle 4, en la que su sector manifestó su apoyo a la candidatura a diputada nacional del Frente de Todos de Victoria Tolosa Paz. Según trascendió, la polvareda fue tal que, desde el gobierno, optaron por tomar distancia del sector alinéandose al espacio opositor que encabeza el polémico Iván Tobar.

En diálogo con REALPOLITIK, desde el entorno del “Pata” y el “Puly” Medina desmintieron tajantemente la vinculación con la amenaza: “Para ensuciarnos la cancha hicieron un video haciéndose pasar por nuestra gente, portando armas de guerra y ametralladoras. Ese montaje lo hizo la facción de Iván Tobar”, aseguraron entonces.

Según dejaron trascender desde el círculo íntimo de los Medina, el montaje fue una maniobra política del intendente de Ensenada, Mario Secco; la primera candidata a diputada nacional del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz; y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Con absoluta impunidad, ese mismo día, tal y como lo retratan las fotos, todos ellos, en compañía de Daniel Gollán, el otro postulante del kirchnerismo, visitaron la Termoeléctrica acompañados por la agrupación de Iván Tobar para hacer público su respaldo político.


De fondo, Martín Slobodián. Al frente, Victoria Tolosa Paz junto a David Alzogaray, condenado por asesinato e investigado por la muerte del trabajador César "Tito" Navarro. El delegado normalizador, César Trujillo, apaña al sector de Iván Tobar.

De izquierda a derecha: Iván Tobar, Axel Kicillof, Daniel Gollán, Victoria Tolosa Paz y Mario Secco.

Victoria Tolosa Paz junto a Axel Kicillof, Mario Secco y Daniel Gollán, acompañados de la facción que conduce Iván Tobar.

Según denunciaron entonces los Medina, “las armas utilizadas en el montaje fueron facilitadas por traficantes vinculados a Los Monos y por el mismísimo Martín Slobodian, secretario de Seguridad de la municipalidad de Ensenada”. “Esta gente es muy jodida, estamos hablando de barrabravas, de asesinos y de sicarios”, concluyeron, en referencia a la facción que, ahora, cuenta con el apoyo explícito del gobierno nacional, provincial y local. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)