EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Previa de la reunión del BCE: Algo podría estar moviéndose

 La reunión del jueves del Banco Central Europeo, cuya decisión está prevista para las 13:45 CEST, ha sido calificada de aburrida y con pocas sorpresas en comparación con la esperada reunión de diciembre, en la que la institución europea discutirá el programa Pepp. Pero con unas expectativas de inflación superiores al 2%, y cuellos de botella en muchas de las cadenas de suministro, es legítimo esperar algunas posturas.

En su reunión de septiembre, el consejo de gobierno de Fráncfort decidió reducir el ritmo de Pepp a "moderadamente menos que en los dos trimestres anteriores", lo que supone un cambio de actitud por parte del banco, y actualizó las proyecciones macro para los dos próximos años: el PIB en el +4,6% en 2021, el +4,7% en 2022 y el +2,1% en 2023, mientras que la inflación se estimó en el 1,9% a finales de año, el +1,5% en 2022 y el +1,4% en 2023.

Expectativas de inflación

Según los analistas de Nordea (ST:NDASE) Bank Abp (LON:0N4T) "es posible que algún indicio de endurecimiento de la política monetaria aparezca ya el jueves, dominando los ojos de los mercados financieros". Las expectativas de inflación a cinco años están ahora "cerca del objetivo del BCE", y algunos de los miembros más agresivos del Consejo de Gobierno "ya están preocupados por las perspectivas de inflación".

Para los expertos del banco danés, la decisión de acabar con el Pepp tendrá lugar "en el primer trimestre del año que viene" junto con un aumento del Programa de Compra de Activos (APP)", que ahora es de 20.000 millones de euros al mes. "La evolución internacional mantendrá la atención del mercado en la inflación, lo que debería mantener la presión al alza sobre los rendimientos del euro", afirman.

Orientación hacia el futuro

Con la inminente despedida del presidente del Bundesbank y miembro más antiguo del consejo de gobierno, Jens Weidmann, la próxima reunión del banco central podría ver una aceleración de los planes de tapering, dada la presión sobre los rendimientos de los bonos que refleja las expectativas del mercado de unos bancos centrales más agresivos a ambos lados del Atlántico.

"En Europa", explica Gergely Majoros, miembro del Comité de Inversiones de Carmignac, "los mercados de renta fija apuntan al inicio del ciclo de subidas de tipos de interés ya a finales de 2022, lo que contrasta con el nuevo forward guidance del BCE, cuyas condiciones no se cumplirán por el momento.

En otras palabras, el jueves el BCE tendrá que defender la credibilidad de los compromisos que adquirió a principios de verano, "tratando de evitar un fuerte deterioro de las condiciones financieras en la región en los próximos meses".

En este sentido, dice el experto, "un escenario realista para que el BCE logre este objetivo sería sustituir el PEPP por un programa "post-pandémico" más limitado y temporal". En este escenario, la transición para los mercados de tipos del PEPP al antiguo programa de compra de activos (APP) sería mucho más suave, y daría al BCE más flexibilidad que el APP para lograr sus objetivos".

Por estas razones, la próxima reunión podría ser importante. El BCE no sólo podría reiterar su orientación futura, sino también "ofrecer más información sobre las perspectivas de las compras de bonos en Europa antes de la reunión clave de diciembre".



investing