EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dinero y los perdedores

 

Especial de Nicolás Litvinoff para el Diario La Nación

Por más que el título de esta columna podría llevar a creer que aplicaremos un approach anglosajón al tema, separando entre winners y losers (ganadores y perdedores), les adelanto que no será ese el enfoque elegido para el presente análisis.
En esta ocasión analizaremos 5 actitudes perdedoras en temas monetarios o de finanzas personales, referidas a ejemplos ilustrativos en los cuales una persona se mete en una situación económica en la cuál las chances de salir airosa son ínfimas, mientras que por el contrario las posibilidades de retirarse con pérdidas son más bien abultadas.
Comencemos.

Actitud perdedora 1: Abonar solo el pago mínimo de la tarjeta de crédito

En lo que respecta al gasto o más bien a la financiación del mismo, una actitud perdedora clásica es abonar solo el pago mínimo (que es del 4% del total gastado en ese período)  y “patear” con ello la cancelación total de las compras para más adelante.
Realizar esto equivale a solicitar un préstamo con el emisor de la tarjeta de crédito a tasas de interés que superan el 100% anual, y que se calculan además con un sistema de amortización nada conveniente (para el deudor) conocido como Sistema de Amortización Directo, en donde el monto de interés se calcula sobre el total de lo adeudado en un primer momento sin importar que se vaya amortizando parte del capital con pagos posteriores.
La esperanza de quien realiza esta acción es poder abonar todo o gran parte en el próximo resumen, pero la realidad indica que llegado el momento se vuelve a postergar el pago total recurriendo nuevamente al mismo artilugio, con lo cuál comienza a formarse una “bola de nieve” de intereses que dejan al poseedor de la tarjeta de crédito al borde del VERAZ.
Abandonar esta actitud perdedora para tu bolsillo y dejar de creer erróneamente que financiando tus compras en cuotas le ganás a la inflación, es un primer paso necesario para volver a sostener las riendas de tus finanzas personales.

Actitud perdedora 2: Gastar dinero en el casino o juegos de azar.

Estadísticamente es más probable que nos caiga un rayo en una noche de tormenta que acertar los números ganadores de la lotería. De acuerdo con un estudio encabezado por el profesor Víctor Muñoz, de la Facultad de Ciencias Universitarias de Chile, la probabilidad de ganar el loto es de 1 en 4,5 millones.
Lo mismo corre cuando una se va al casino a jugar a la ruleta o a los tragamonedas: las chances de retirarse “ganador” de allí son muy muy bajas, porque sabemos que “la casa nunca pierde”, y si la casa no va a perder ya podemos ir imaginando quien lo hará. 

Actitud perdedora 3: Realizar trading de acciones o criptoactivos

En esta columna hemos analizado juntos las razones por las cuáles afirmo que realizar trading (compra-venta de acciones o criptoactivos en un lapso breve de tiempo) es una pérdida de tiempo (y de dinero).
Las estadísticas no dejan lugar a la discusión: más del 90% de los inversores-traders pierden dinero en este tipo de operaciones, y las ganancias son solo para un selecto y experimentado grupo que puede utilizar incluso computadoras y algoritmos para hacerse de suculentas ganancias.
Destinar nuestro dinero al trading es entonces una actitud netamente perdedora, y sobre todo teniendo en cuenta que embolsar ganancias con inversiones de largo plazo en los mercados es mucho más sencillo y menos trabajoso que lo que la gente piensa, tal cual lo analizamos aquí hace un par de años.
Actitud perdedora 4: Tomar deuda para realizar inversiones de riesgo.

En la jerga financiera se conoce como apalancamiento el pedir dinero prestado con el fin de destinarlo a una inversión de riesgo como por ejemplo la bursátil.
Como se puede intuir, una operatoria de este tipo (muy habitual en la bolsa y sobre todo en el mercado de Bitcoin y Criptoactivos) puede llevarte a perderlo todo en muy poco tiempo, dado que producto del apalancamiento los movimientos del activo elegido se ven amplificados en las tenencias.
¿No existen casos de inversores que hayan ganado dinero estando apalancados? Claro que sí, pero también cada tanto un jugador acierta un pleno en la ruleta. Pero no nos dejemos engañar: las probabilidades están lejos de estar a nuestro favor si queremos convertirnos en traders.

Actitud perdedora 5: No generar ahorro

No ahorrar es una actitud típicamente perdedora, pero no solamente porque sabemos que el día de mañana vivir de la jubilación va a ser algo muy difícil, sino además porque el no poseer un excedente disponible nos pone en un lugar muy incómodo en la vida en lo que respecta a la toma de decisiones: estaremos siempre persiguiendo “el mango”, sin poder lanzarnos a la aventura de trabajar en proyectos propios por no tener el capital como para poder sustentarnos hasta que el nuevo negocio comience a funcionar.
Para subsanar esto, aconsejo aplicar el enfoque conocido como “páguese a usted primero”. Por culpa de las convenciones más difundidas y aceptadas en la sociedad sobre el dinero, la mayoría de las personas piensan que se debe realizar la cuenta “Ingreso – Gasto = Ahorro” para saber cuánto pueden ahorrar, cuando en realidad lo más conveniente es modificar parcialmente el orden y poner en práctica la siguiente fórmula: “Ingreso – Ahorro = Gasto”.
De esta manera, una vez que entra dinero (salario, ingreso cuentapropista, resultado de inversiones, etc.), lo primero que debemos hacer es separar un mínimo de 10% para ahorro personal y luego encarar los gastos fijos y variables con lo que nos sobre (el excedente).