EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

ARGENTINA, UN LOOP Furor por dólar, vinito para Feletti y el clásico Golpe

 

La Argentina va a los tumbos de cepo en cepo mientras diarios especializados no pueden creer la euforia por el dólar.

Elecciones 2021, cepos hasta en las góndolas, Plan Platitadólar, FMI, salida de grandes fondos de inversión y caos en las calles. Parece mucho para una sociedad que lleva más de 10 años de retroceso económico y social, pero todo forma parte de un cóctel que algunos insisten es explosivo.

La agenda de los medios se convirtió en un verdadero caos para el gobierno nacional luego de la dura derrota en las PASO en 17 territorios provinciales, principalmente en la provincia de Buenos Aires. El peronismo unido ya no es la jugada que no falla.

A su vez, no ayudan las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Kirchner durante el fin de semana pasado (16/10) con su campaña del NO; el presidente Alberto Fernández diciendo que no es responsabilidad del gobierno nacional desactivar los ataques de grupos mapuches; y el escrache de los trolls a empresas alimenticias buscando un chivo expiatorio para la inflación en medio de una emisión que preocupa hasta al FMI.

“¿Los trabajadores no tienen derecho a tomarse un vinito en las fiestas? La política alimentaria no es sólo arroz y fideos, en la Argentina el consumo es diversificado y hay que asegurar el acceso”, defendió el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti su resolución 1050 que retrotrae los precios al 1º de octubre 2021 y los congela hasta el 7 de enero 2022. Pregunta: ¿Seguirá funcionando después del 14 de noviembre si el oficialismo pierde las Generales?

“No creo que nadie quiebre o se funda o ocurra una catástrofe en planes de negocios por anclar una canasta básica ampliada para fin de año y principios de año. Es la primera fiesta después de la pandemia donde la gente se va a mover y va a querer celebrar”, insistió al aire de radio Rock and Pop.

Mientras tanto, volvió un clásico: el Golpe de Estado

Fue de la mano de Pedro Peretti, ex director titular de la Federación Agraria Argentina, quien fue entrevistado por Gustavo Sylvestre en radio 10 por “sus análisis siempre tan atinados”, según destacó el propio periodista:

 

El desabastecimiento es un instrumento político de los monopolios para derrocar a los gobiernos populares. Es decir, no es que hay desabastecimiento porque hay, qué sé yo, una crisis de producción o un tsunami. ¡No! Hay desabastecimiento porque hay una decisión política y es un instrumento de los monopolios para derrocar a los gobiernos populares. Pasó con Salvador Allende en Chile y pasó en la Argentina con el Plan de José Ber Gelbard, de inflación 0, que había dado muy buenos resultados

Furor por el dólar

Otra vez, medios internacionales se hacen eco de la obsesión de los argentinos por los billetes verdes, que no son de $500 precisamente:

 

Los inversionistas argentinos se están volviendo cada vez más pesimistas sobre el peso, apostando a que es inevitable que el gobierno se vea obligado a acelerar la devaluación después de las elecciones de noviembre. La creciente demanda de divisas hizo que el dólar ahora cueste 196 pesos en el mercado paralelo, utilizado para eludir los controles cambiarios, casi el doble de la cotización oficial. Es la brecha más grande en 12 meses. Otros indicadores del mercado también reflejan la desesperación que sienten los argentinos por salir de sus ahorros de pesos. Los fondos de inversión en dólares registrados en octubre ya son más altos que en cualquier mes del año pasado. Los contratos de futuros muestran a los operadores apostando a un tipo de cambio de $152,50 por dólar en septiembre de 2022, un 35% más débil que el actual

 

“Hay un creciente consenso de que esto no es sostenible”, dijo Alejandro Cuadrado, jefe de estrategia cambiaria para América Latina del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en Nueva York. “Hay indicios de una fuerte tensión cambiaria en los mercados y, normalmente, cuando se alcanza este tipo de spreads, el gobierno tiene que hacer algo”, agregó a dicho medio.

 

De acuerdo a Infobae a partir de datos del BCRA, “en medio de la crisis económica agravada por la pandemia de coronavirus el Gobierno continúa acelerando la emisión monetaria y desde la derrota electoral en las PASO de septiembre ya imprimió más de $100.000 millones. En ese marco y por primera vez ya circulan más billetes de $1.000 que de $500, algo que da cuenta de la fuerte inflación que registra el país y por la cual cada vez se necesitan más pesos para adquirir bienes y servicios".

 

"De esta manera, el 38% de los billetes de $1.000 fueron puestos en circulación en el último año y representan cerca del 18% del total.

 

Según datos del Banco Central, la Casa de Moneda imprimió al 30 de septiembre de este año 1.195 millones billetes con la figura del hornero y de color naranja, un 3% más respecto al mes anterior y un 60% por encima de un año atrás”, agrega el medio.

 

El Gobierno intenta generar un veranito con más y más emisión pero no logra salir de una agenda en la reina el escepticismo y el pesimismo por el costo inflacionario que tendrá una política que no es respaldada por las reservas del BCRA.


urgente24