EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

$4,4 BILLONES FMI apretó un grano con pus del Banco Central

 

El FMI pegó un golpe en el escritorio del despacho presidencial de la Casa Rosada al confirmar que quiere hablar del balance del Banco Central.

Ahora sí el Gobierno argentino está en serios problemas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es que en medio de tensas conversaciones por la falta de plan económico que permita anclar la inflación y despejar el frente cambiario, el organismo multilateral de crédito ha dado un verdadero puñetazo en el escritorio del despacho presidencial en el que hoy está sentado Alberto Fernández.

El FMI iba a incorporar el déficit cuasi fiscal del BCRA en el nuevo acuerdo. Es uno de los temas en los que se ha trabajado durante la discusión con los argentinos, no quiero anticipar a lo conversado, pero es algo que estamos viendo

Esa fue la respuesta del director interino del Departamento del Hemisferio Occidental, Nigel Chalk, en la conferencia de prensa que brindó en ocasión de la presentación del informe “Perspectivas económicas para América Latina y el Caribe” tras una pregunta del medio especializado Ámbito Financiero.

Las declaraciones generaron un impacto inmediato en Wall Street y la City Porteña dado que el Banco Central de la República Argentina está echando nafta al fuego inflacionario con una emisión descontrolada que luego es absorbida mediante Leliq y Pases; una bomba de tiempo que se compone principalmente de plazos fijos en pesos y otros instrumentos de ahorro que asciende a una cifra astronómica: $4,4 billones.

De acuerdo a los últimos datos de la autoridad monetaria, el dinero que giró a bancos en concepto de intereses por Leliq y Pases superó el billón de pesos en lo que va del año.

Jorge Carrera, vicepresidente segundo del BCRA, explicó que, “en contraposición a lo ocurrido en 2020, la principal causa de aumento de la Base Monetaria en 2021 es la compra de reservas por 679 millones, que en 2020 fue negativa por 473 millones. La financiación al Tesoro se redujo de 2.004 millones a 512 millones hasta septiembre 2021”.

 

En este sentido, gráfico que “esto implicó menor emisión de pasivos remunerados (Leliq y Pases) de 889 vs 401 millones. En términos reales, la reducción es más grande aún como se ve en el gráfico de la base monetaria en pesos constantes.

 

En un contexto de flotación administrada y suponiendo las actuales regulaciones cambiarias, la intervención en el MULC sirve para evitar una apreciación del tipo de cambio nominal, así como evitó la depreciación en 2020, lo cual influye (de distintas formas) en acumulación de reservas, el resultado comercial y de la cuenta corriente, así como en la inflación y la brecha”.

 

Lo que Carrera intenta destacar en medio de un profundo debate sobre la situación de la institución que debería ser independiente del Poder Ejecutivo Nacional y defender el valor de la moneda y el poder adquisitivo de sus ciudadanos, es que “los agregados monetarios están retornando a niveles cercanos a su media histórica, tanto en términos del PIB como en términos reales, luego de la demanda extraordinaria de liquidez de 2020. La reversión a los niveles promedio se explica fundamentalmente por una menor emisión, el rol de la esterilización y por un fuerte aumento del producto”.

 

“Hacia adelante comienza a consolidarse un aumento muy gradual de agregados sostenido por el crecimiento económico que a su vez impulsa la demanda de saldos monetarios reales”, agregó.

 

Sin embargo, Chalk, en la conferencia de prensa mencionada anteriormente, disparó:

 

Vemos en Argentina impulsores multicausales de esa inflación y creemos que las expectativas se han desanclado. Vemos que responder a esa inflación demandará acciones en varios frentes, dados los diferentes impulsores de la inflación en el lado macroeconómico, y también vemos que potencialmente hay un papel para otras políticas, incluidas las políticas de ingresos, para abordar esa inflación

 

Lo que plantea el FMI es que sería momento de subir la tasa de interés:

 

Muchos bancos centrales de la región han reaccionado correctamente a estas presiones elevando las tasas de interés oficiales y subrayando su compromiso con sus metas de inflación. Es probable que estos aumentos de las tasas de interés continúen en muchos países en los próximos meses y, si hay indicios de que las expectativas de inflación están menos ancladas, los bancos centrales tendrán que reaccionar con prontitud

 

Según el oficialismo, subir la tasa encarecería el costo del crédito al sector privado, pero ya vimos que el 80% hoy es prestado al sector público para sus gastos. Es decir, se estadizo también el crédito en los hechos. Subir la tasa no afectaría al sector privado sino a la dirigencia política en medio de la elección. En definitiva, el costo político está llegando a límites extremos.



urgente24